Público
Público

Rubalcaba insiste en que su oferta de pacto pretende "garantizar" las prestaciones sociales

El líder del PSOE juzga "prematuro" hablar del fin del bipartidismo al considerar que las encuestas no pueden considerarse como representatitvas. Insiste en que Rajoy tiene razones para marcharse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE quiere que 'los esfuerzos' que están realizando los trabajadores por culpa de los recortes puestos en marcha por el Gobierno y por la situación de la economía, en general, tengan una 'compensación social' por parte del Estado. Y eso es lo que persigue la oferta de pacto formulada al Ejecutivo en su plan de reactivación económica (ver PDF) que ha presentado hoy oficialmente en rueda de prensa el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba.

'La moderación no puede ser sólo a costa de los trabajadores', ha recalcado el líder de los socialistas, que ha abogado por negociar con Gobierno, administraciones autonómicas, partidos, sindicatos y organizaciones sociales para lograr un 'acuerdo de convivencia' que permita 'garantizar' los servicios sociales. Su oferta ya se la ha enviado hoy mismo al propio presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y hará lo mismo en los próximos días con las diferentes partes.

Porque los socialistas, ha insistido, siguen considerando que 'España necesita un gran acuerdo' a pesar de que Rubalcaba haya reconocido que el Gobierno 'no está ni siquiera dispuesto a intentarlo'. También asume el líder del PSOE que ese gran pacto no va a suponer la salida inmediata de la crisis, pero sí que cree que 'daría confianza a los españoles' en su propió ánimo y reforzaría la imgane que del país que tengan otras instituciones.

El texto que ha elaborado el principal partido de la oposición y que ha sido avalado hoy mismo por la Ejecutiva socialista que se ha reunido en la sede federal de la calle de Ferraz de Madrid incorpora nueve puntos que, a juicio de los socialistas deberían ser objeto de acuerdo. Al blindaje de la sanidad o la educación públicas se suman, así, el refuerzo del pacto de Toledo, la política de vivienda, el control de precios, el modelo fiscal, el modelo de crecimiento, la política industrial, la regulación de la competitividad, la reforma de las administraciones o la elaboración de una Ley de Transparencia.

A juicio de Rubalcaba 'no hay incompatibilidad' en que pida el acuerdo con el Gobierno tras exigir la dimisión de Rajoy cuando estalló el caso Bárcenas, porque si el presidente del Ejecutivo no se quiere ir 'es su responsabilidad'. Ahora, ha añadido, su labor es buscar ese acuerdo por 'el empleo y el crecimiento'.

El líder del PSOE no ha querido pronunciarse acerca de las últimas encuestas hechas públicas por diferentes medios de comunicación, que vuelven a ratificar el hundimiento de su partido y certifican la poca credibilidad que inspira él mismo ante los ciudadanos. No obstante, sí ha considerado 'prematuro' hablar del fin del bipartidismo porque, ha dicho, esos estudios demoscópicos no se pueden tomar como referencia por los pocos encuestados que sí se decantan por manifestar sus preferencias políticas.