Público
Público

Rubalcaba propone penalizar las subidas de sueldos de los directivos

En su propuesta de acuerdo al Gobierno el PSOE exige, además, que los dividendos sirvan para garantizar o crear nuevos puestos de trabajo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hace ya dos semanas que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció a bombo y platillo la elaboración de su plan para la reactivación de la economía, pero no ha sido hasta la media tarde de este lunes cuando ese texto ha quedado redactado definitivamente y ha sido enivado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y diferentes partidos, organizaciones y medios de comunicación. La redacción final (ver PDF) incorpora las propuestas ya anunciadas en las últimas semanas y, además, otras con las que el PSOE pretende escenificar un giro a la izquierda de su política económica.

En el último punto del plan recoge la exigencia de pacto de Estado formulada en las últimas semanas por los socialistas, y exige un 'acuerdo de rentas' negociado también con sindicatos y organizaciones empresariales. Además de la propuesta para reducir jornadas laborales a los trabajadores de las empresas que renuncien al despido, el texto contempla que la moderación salarial, en caso de producirse, se realice del mismo modo a los empleados y a los beneficios empresariales distribuídos.

El equipo económico de Rubalcaba pretende así 'penalizar' el reparto de dividendos y las subidas salariales de los directivos, introduciendo gravámenes que, sin embargo, no detalla en su texto. Además, quiere que esos beneficios sirvan para el sostenimiento de la empresa en cuestión, exigiendo que los mismos se reinviertan en la producción y obligando a las compañías a las que les vaya bien a comprometerse con el mantenimiento o la creación de empleo. Los socialistas también plantean la posibilidad de modificar el modelo de negociación colectiva, ya que proponen el diseño de 'nuevos instrumentos de participación de los trabajadores en los órganos de decisión de las empresas'. 

En este plan están incluidas las medidas económicas que ya fue desgranando el secretario general a lo largo de la semana pasada y que incluye la moratoria de despidos por motivos económicos, su propuesta de gran reforma fiscal o la utilización de parte del dinero no utilizado del fondo de rescate a la banca para facilitar el crédito a las pymes y reestructurar la deuda de los hogares. 

El texto que ha elaborado el principal partido de la oposición y que ha sido avalado hoy mismo por la Ejecutiva socialista que se ha reunido en la sede federal de la calle de Ferraz de Madrid incorpora nueve puntos que, a juicio de los socialistas deberían ser objeto de acuerdo. Al blindaje de la sanidad o la educación públicas se suman, así, el refuerzo del pacto de Toledo, la política de vivienda, el control de precios, el modelo fiscal, el modelo de crecimiento, la política industrial, la regulación de la competitividad, la reforma de las administraciones o la elaboración de una Ley de Transparencia.