Publicado: 06.06.2014 19:00 |Actualizado: 06.06.2014 19:00

Ruz pide al Santander datos sobre dos préstamos al PP de La Rioja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha pedido al Banco Santander que le entregue la documentación relativa a la concesión de dos préstamos que el Partido Popular (PP) de La Rioja pidió para reformar su sede.

Según especifica un auto, el magistrado solicita a la entidad toda la documentación de sus archivos y expedientes sobre un primer préstamo hipotecario concedido a la fomación en marzo de 2008 por una cantidad de 900.000 euros y un segundo de octubre de 2008 de 120.000 euros para la compra de cuatro inmuebles.

Ruz pretende, a través del requerimiento, "indagar sobre la realidad y eventual destino de determinadas partidas dinerarias que el imputado en la causa, Luis Bárcenas, habría reflejado en la contabilidad paralela investigada, relacionados precisamente con las operaciones investigadas relativas a la compra de la nueva sede del Partido Popular de La Rioja".

El PP riojano pidió en 2008 un total de 1,02 millones de euros al Banco Santander para sufragar la compra y rehabilitación de su sede, que tienen vigencia hasta 2020. Según declararon sus dirigentes ante el magistrado las obras se pagaron también con cuotas de afiliados, donativos de simpatizantes y con la colaboración desinteresada de la sede central del PP.

En relación con el dinero empleado para la reforma, Ruz investiga una entrega de 200.000 euros que el extesorero del PP Luis Bárcenas anotó el 26 de mayo de 2008 en sus manuscritos bajo el concepto 'entrega de La Rioja' y que, según él, sirvió para financiar la compra del nuevo edificio con dinero negro.

El magistrado, con el aval de la Fiscalía Anticorrupción, citó a declarar el pasado mes de febrero al secretario general del PP riojano, Carlos Cuevas, y a la gerente Ana Elvira Martínez que aseguraron que la sede central del partido donó esta cantidad para la ampliación del edificio que ocupa la formación en Logroño "a fondo perdido".

Durante su última declaración ante el juez, Bárcenas aseguró que Cuevas le entregó un sobre con 200.000 euros en efectivo procedentes de donativos no declarados para que los blanqueara y se los devolviera por la vía oficial con objeto de destinarlos a las obras de la nueva sede regional.

El extesorero conservador dijo que Cuevas se puso en contacto con él porque era compañero suyo en el Senado. "Fue él el que me planteó este tema, y además en el Senado precisamente, en una conversación que tuvimos", aseguró.

Agregó que Cuevas le indicó que disponían de "una serie de donativos" para comprar la sede y que tenían "dificultad para emplearlos. "Me dijo que si podían darnos esos fondos a la sede central, y que la sede central se los transfiriese oficialmente", dijo al magistrado.

"La persona que me trae el dinero a Génova es el compañero este del Senado y la transferencia pues se hace oficialmente. No sé si ya la firmo yo, o la firma Álvaro Lapuerta, pero se hace oficialmente", agregó.

Bárcenas especificó que el secretario general de La Rioja le entregó, tras mantener "dos o tres reuniones" previas en las que estuvo presente el también extesorero Álvaro Lapuerta, los 200.000 en su despacho de Génova en un sobre con billetes en efectivo y que no se elaboró recibo alguno.

Ruz preguntó si la operación "se produjo en el entendimiento de los dos de que esos fondos no se contabilizaban, que eran fondos que permanecían ajenos a la contabilización o a la contabilidad oficial". "Efectivamente", respondió el extesorero.