Público
Público

Sáenz de Santamaría: "Yo no estaba al tanto de las actividades del tesorero"

La vicepresidenta del Gobierno cumplió a rajatabla la consigna del "no me consta" de Cospedal y se niega a contestar si Rajoy sabía algo sobre el sobresueldo en dinero negro a los dirigentes del PP. Asegura que el Ejecutivo est&

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha seguido al dedillo la línea de todo el Partido Popular sobre el escándalo desatado por el caso las cuentas en Suiza de Luis Bárcenas y el escándalo de los sobresueldos en sobres de dinero negro de altos cargos del partido. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la dirigente del PP ha remitido, como han hecho todos los pesos pesados conservadores a lo largo de la mañana, a las declaraciones de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que ha negado todas las acusaciones.

Lo único que ha podido confirmar es que, durante su paso por el Comité Ejecutivo del PP (2004-2008), ella 'no estaba al tanto de las actividades del tesorero, yo llevaba Política Autonómica y Local. Se lo digo con sinceridad, yo no sé qué hacía, si tenía o no otras actividades. No trabajaba a diario con él, no se lo puedo decir', respondió ante las insistentes preguntas de los periodistas. 'Entre mis compañeros esta mañana reinaba la sorpresa y el estupor y si se confirmaran, la indignación. La secretaria del partido ha dicho que no le consta, pues esa es la información que también me han transmitido mis compañeros', terminó diciendo. El Gobierno hace suyo de este modo, el 'no me consta' de
Cospedal.

En realidad, la rueda de prensa no fue más que una repetición de frases similares. Todas ellas tratando de extender la idea de que en el PP nadie sabía nada de lo que hacía Bárcenas. 'Ni vi, ni se me ofreció, ni se me dio, ni cogí ningún sobre. Tampoco lo habría aceptado', 'si la información se confirma, lo que siento es indignación', o 'ni vi ni escuché nada, si lo hubiera visto y lo hubiera escuchado no me habría callado', es todo lo que contestó Sáenz de Santamaría, que con la excusa de 'yo hablo aquí en nombre del Gobierno, no del partido', fue sorteando una a una las preguntas.

'Ni vi ni escuché nada, si lo hubiera visto y lo hubiera escuhado no me habría callado'Sáenz de Santamaría pidió que no se metiera en el mismo saco a todos los políticos porque 'no todos somos iguales. La mayoría están a lo que tienen que estar, que es a su trabajo. En los casos de corrupción lo que pedimos es que se investigue hasta el final', dijo. La número dos del Gobierno añadió que 'los primeros interesados en que se depuren estas situaciones' son los propios políticos.

El diario El Mundo publicó esta mañana una información en la que asegura que los dirigentes del PP estuvieron cobrando entre 1989 y 2009 sobresueldos en dinero negro cada mes que iban de los 5.000 euros a los 15.000 euros. En su información exonera al presidente Rajoy y a Cospedal, de quienes dice, fueron los que pusieron fin a las prácticas dentro del partido.

Ese dinero negro tenía su origen, según el mismo periódico, en comisiones ilegales provenientes de obras, empresas de seguridad y donaciones.

'La secretaria del partido ha dicho que no le consta, pues esa es la información que también me han transmitido mis compañeros' Al mismo tiempo, El País aseguraba que Bárcenas sigue manteniendo un despacho en la sede del PP en la calle Génova, donde, en teoría, tendría documentación que podría ser crucial para el caso. Asimismo, el extesorero del PP estaría presionando al partido para que se le ofreciera protección por la investigación del caso Gürtel.

El pasado miécoles, la Fiscalía desveló que Bárcenas poseía varias cuentas en Suiza, que procedió a vaciar cuando descubrió que estaba siendo investigado por la Gürtel. El extesorero y exsenador del PP llegó a tener acumulado a finales de 2007 en el Dresdner Bank de Ginebra 22,1 millones de euros. Además, ayer se conoció que el antiguo dirigente conservador se había aprovechado de la amnistía fiscal del Gobierno para blanquear diez de esos millones.

En un primer momento su abogado, Alfonso Trallero, sugirió que dicha cantidad la regularizó Bárcenas como persona física, la Agencia Tributaria lo negó en un comunicado, y posteriormente se conoció que el político utilizó una empresa para hacerlo.

Sobre esto, Sáenz de Santamaría tampoco aclaró mucho: 'Si uno tiene actividades que no declara estaría incurriendo en fraude fiscal, no sé si estamos en el terreno del delito o de la sanción administrativa porque depende de la cuantía'. La vicepresidenta aseguró no tener información sobre si la Agencia Tributaria tenía o no a Luis Bárcenas entre los propietarios de cuentas en Suiza, porque por ley, explicó, 'no se puede disponer' de esa información. Según ella, hasta ahora, Hacienda se ha limitado a 'desmentir' informaciones publicadas sobre esas cuentas o a atender a los requerimientos que exigen los procedimientos judiciales. Sobre la posibilidad de publicar una lista de defraudadores al fisco, tal y como había apuntado el ministro de Hacienda, la número dos del Gobierno recordó que cuando Cristóbal Montoro lo planteó, el debate estalló por el lado contrario, es decir, sobre la vulneración de la privacidad de los datos de las personas físicas y empresas.

Sáenz de Santamaría se ha remitido a la información de Hacienda sobre si Bárcenas recurrió o no a la amnistía fiscal para legalizar parte de su cuenta en Suiza y pidió a la oposición ser 'todos más rigurosos y ejemplares', tras pedir Alfredo Pérez Rubalcaba la dimisión de Montoro. El PSOE 'también aprobó una regularización' de este tipo cuando estaba en el Gobierno y 'sabe por qué se hace'.