Publicado: 21.11.2016 18:27 |Actualizado: 21.11.2016 18:39

Sáenz de Santamaría ofrece "diálogo y consenso" a la Generalitat a cambio de "lealtad institucional"

Enric Millo toma posesión como delegado del Gobierno de Catalunya, a quien la vicepresidenta del Gobierno ha definido como "pieza clave y crucial en el tiempo que se abre".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El nuevo delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, escucha la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras jurar su cargo en un acto celebrado en Barcelona. EFE/Toni Albir

El nuevo delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, escucha la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, tras jurar su cargo en un acto celebrado en Barcelona. EFE/Toni Albir

BARCELONA.- La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha vuelto a reclamar este lunes "lealtad institucional" a las autoridades catalanes porque, desde su punto de vista, esa actitud es imprescindible para lograr una "buena armonía" con Catalunya. La vicepresidenta ha avalado al nuevo delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, como "pieza clave y crucial en el tiempo que se abre".

Así lo ha asegurado la 'número dos' de Gobierno de Mariano Rajoy en el Nueva Economía Fórum, donde ha acudido para escuchar la intervención de Luis Conde, presidente la empresa de 'cazatalentos' Seeliger y Conde, quien ha sido presentado por la presidenta del Congreso, Ana Pastor.



Ministros y exministros

Según Sáenz de Santamaría, el logro de una "buena armonía" dependerá de si existe o no "lealtad institucional". "Si tenemos una buen armonía, tendremos una buena orquesta", ha agregado la responsable de Administraciones Territoriales.

También han acudido a escuchar al presidente de Seeliger y Conde el ministro de Justicia, Rafael Catalá; el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; el exministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo y la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, quién trabajó para la empresa del conferenciante tras dimitir como presidenta de la Comunidad de Madrid en 2013.

El nuevo delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo (2d), posa con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c); la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat (2i); la presidenta del PPC, Alicia Sánchez Camacho (d), y el líder parlamenta

El nuevo delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo (2d), posa con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (c); la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat (2i); la presidenta del PPC, Alicia Sánchez Camacho (d), y el líder parlamentario de los populares catalanes, Xavier García Albiol (i); tras el acto de toma de posesión celebrado en Barcelona. EFE/Toni Albir

En el acto de toma de posesión como delegado, Sáenz de Santamaría ha elogiado la figura de Millo por su "preparación" para la política, por su "experiencia y trayectoria parlamentaria", siempre tratando de "aunar voluntades" con diálogo y consenso, "lejos de escenarios de radicalidad", y "porque es buena persona".

"Quiero que Enric Millo sea todavía más ese cauce de comunicación constante entre la sociedad catalana, entre los poderes catalanes, entre todos los catalanes y el Gobierno de España", ha afirmado la vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Tiene que ser, ha dicho, "los ojos, los oídos, la mano derecha" e incluso la "izquierda" del Gobierno del Estado en Cataluña, para "saber construir el diálogo y el entendimiento".

La "herramienta" del Ejecutivo de Mariano Rajoy será precisamente "el diálogo y el consenso" dentro del "marco constitucional de convivencia", mientras que su "filosofía" será la "lealtad institucional".

"El futuro se afronta no buscando en los demás el origen de los problemas sino tratando de hacerles partícipes de las soluciones", ha apuntado Sáenz de Santamaría ante las autoridades presentes, entre ellos el conseller del Govern responsable de Relaciones Institucionales, Raül Romeva, que no ha aplaudido en ningún momento del acto, a diferencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Sáenz de Santamaría ha agradecido la "total dedicación" de la antecesora de Millo, Llanos de Luna, al cargo durante unos años "difíciles", y ha señalado que ahora habrá que "continuar una etapa" en la que la delegación del Gobierno en Catalunya será una "casa abierta a todos". "Esta casa es del Gobierno de España en Cataluña y de los catalanes. Vendremos mucho para temas muy fructíferos", ha garantizado.