Público
Público

Salvador Victoria: "No me gustan las banderas nazis pero tampoco las comunistas"

El portavoz de la Comunidad de Madrid se ha manifestado así sobre el mercadillo profranquista en un colegio público madrileño. La alcaldesa de la localidad ha pedido "disculpas" a quien se haya sentido "herido"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha asegurado este martes que no le gusta la exhibición de banderas o símbolos 'nazis, fascistas pero tampoco comunistas o de cualquier otra ideología que haya supuesto tremendas pérdidas y atentados a derechos fundamentales'.

Así se ha manifestado Victoria sobre el mercadillo de objetos militares en el que se expuso el pasado sábado propaganda nazi y fascista en el colegio público Príncipes de Asturias de Quijorna, un municipio madrileño de 3.000 habitantes gobernado por el Partido Popular.

'No me gusta y no es bueno esa exhibición, se haga donde se haga y con el motivo que fuere, sea una feria de efectos militares o de cualquier motivo. Es rechazable y siempre pido el uso de la bandera constitucional, la que une a todos los españoles', ha dicho el portavoz regional tras visitar un parque regional de Bomberos en Villaviciosa de Odón.

La alcaldesa del municipio madrileño, Mercedes García, del Partido Popular, ha pedido 'disculpas' a quienes se hayan podido sentir 'heridos' por el mercadillo del pasado sábado. En declaraciones a La Sexta, ha explicado que acudió el pasado fin de semana a la exposición, donde tuvo una visión general de todos los 'stands' que había' y que 'la cuarta parte del pabellón' del colegio 'estaba ocupada con fotos del municipio'.

Dicho esto, ha comentado que hubo expositores de la Guardia Civil o de la policía local y ha asegurado que no paró a 'ver el detalle de símbolos fascistas' porque 'realmente ese no era el objeto de la exposición'. 'No tuve la conciencia de que aquello fuera una exposición fascista ni con otros fin que no fuera la cultura', ha declarado.


Preguntada sobre si no vio las esvásticas, la primer edil ha respondido que no reparó 'concretamente en aquel símbolo fascista' y ha agregado que 'también había muchas' banderas españolas. 'Tampoco reparé en otros muchos 'stands' que había con muchos símbolos nacionales y democráticos', ha asegurado, para después añadir que se trataba de una exposición 'cultural' y que con ese 'fin' se realizó.

En esta línea, ha insistido en que el Ayuntamiento no actuó 'con ningún fin político' ni 'con ningún fin fascista'. Además, ha señalado que la exposición 'Militaria' 'se lleva haciendo en España desde hace más de 40 años' y que cuando vio la 'oportunidad' de celebrarla en Quijorna, lo vio 'con la mayor naturalidad'.

No obstante, ha reconocido que se preocupó ante el 'boom mediático' que se ha desencadenado, pues no tenía 'ningún sentimiento de haber hecho una cosa mal'. 'Soy una persona muy democrática (..) Entiendo que algunos vecinos se hayan podido sentir heridos y pido disculpas, pero no se ha hecho con ese ánimo ni mucho menos, sino con el objetivo de enseñar la cultura de la defensa', ha subrayado.

Además, ha afirmado que ha recibido llamadas por parte de miembros del Partido Popular, en las que le han trasladado lo 'inoportuno' de la exposición. Sin embargo, ha denunciado que 'se quieran manipular actos' como este, ya que, en su opinión, se ha publicado fotografías que 'se han limitado' a un puesto en concreto.

Por último, ha explicado que el colegio público Príncipes de Asturias es el 'único recinto' donde se pueden realizar actividades por las dimensiones del local. Así, ha indicado que en dicho recinto se han llevado a cabo 'todas las actividades' que van a aglutinar a un 'numero importante de vecinos'.