Publicado: 21.12.2014 23:35 |Actualizado: 21.12.2014 23:42

Sánchez se compromete a debatir con Iglesias antes de las generales

El secretario general de l PSOE acepta el reto de Jordi Ébole de enfrentarse a un cara a cara con el líder de Podemos. Sus condiciones: que sea en directo y no antes de las municipales.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 4
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias. -EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias. -EFE

MADRID-. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido a celebrar un debate en televisión con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, poniendo como condición que sea emitido en directo y que se celebre antes de las elecciones generales.

Sánchez ha aceptado el ofrecimiento realizado por el programa Salvados para organizar un debate, poniendo como única condición que fuera en directo y antes de las elecciones generales, y no de las municipales, como se le había propuesto presentador del programa de La Sexta, Jordi Évole. En este sentido, ha comentado que también querría debatir con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Pedro Sánchez se trasladó a la casa en Barcelona de una familia que ha votado tradicionalmente al PSOE en el pasado y cuyos miembros reconocían estar desencantados con los socialistas. Ante ellos, ha reconocido que "el socialismo está en crisis" y que, tras su elección, comienza a recuperar la confianza de los ciudadanos.



No nombrar a Podemos fue un "un error"

Entre sus errores cometidos desde que ganó las primarias, Sánchez ha reconocido que figura el evitar llamar a Podemos por su nombre, sustituyéndolo por "populismo". En esta ocasión, además de aceptar el debate, ha dicho en varias ocasiones que respeta tanto a Podemos como a sus votantes, entre otras cosas porque cuentan como mucho exvotante del PSOE que quiere recuperar.

"Yo el diagnóstico lo comparto con ellos", ha añadido en alusión a Podemos, "pero su solución es falsa". "Lo importante es para qué gobiernas y no con quién", ha añadido Sánchez, quien por ahora lo único que rechaza con contundencia, según sus palabras, es una gran coalición con el PP.

El PSOE "no es casta"

El líder del PSOE ha rechazado que la nueva dirección del partido sea casta y ha aceptado las críticas por la reforma del artículo 135 de la Constitución y ha reconocido que el entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, "acertó" en ese momento pero tendría que haberlo sometido a consulta.

Precisamente la consulta también ha estado presente al hablar del desafío soberanista en Cataluña. "Yo quiero que votéis dos veces: una nueva Constitución y un nuevo estatuto", les ha dicho a la familia con la que ha compartido comida. Sánchez les ha explicado que esa reforma de la Constitución se sometería a referéndum y que no contempla que en este nuevo pacto los catalanes no se sientan representados.

También ha hecho autocrítica sobre la gestión de los casos de corrupción internos, refiriéndose en concreto al futuro de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el caso de que sean imputados en el caso de los ERE. "Les exigiré que abandonen sus actas de diputado y senador", ha dicho después de insistir en que confía en su inocencia.