Publicado: 11.12.2015 22:18 |Actualizado: 11.12.2015 22:18

Sánchez confiesa cuál será su temor en el debate con Rajoy: “Que no aparezca”

En un acto en Barakaldo, el candidato socialista muestra su cara más jocosa y lanza bromas sobre todos sus oponentes. “Tendrás 20 años menos, pero eres del PP”, dijo sobre Albert Rivera.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2
Comentarios:
El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez (c), junto a la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia (i), saluda a los asistentes al mitin que ha ofrecido hoy en la localidad vizcaína de Barakaldo. EFE/Miguel Toña

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia (i), saluda a los asistentes al mitin que ha ofrecido hoy en la localidad vizcaína de Barakaldo. Miguel Toña (EFE)

BARAKALDO.- La Margen Izquierda del Nervión fue, durante décadas, el gran bastión de los socialistas vascos. Quizás por eso, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, eligió Barakaldo para su acto estrella en Euskadi. El mitin tuvo lugar este viernes en la cuarta planta del Bilbao Exhibition Center (BEC), un gigantesco –y habitualmente vacío- edificio ubicado, a pesar de su nombre, en el municipio baracaldés, ese mismo municipio que el PSE gobernó durante años y que hoy está en manos del PNV.

El auditorio cuatro del BEC, con aforo para 900 personas, se quedó pequeño para los militantes y dirigentes socialistas locales, deseosos de transmitir una imagen de fuerza en medio de las desalentadoras encuestas que ubican a este partido a la baja. De acuerdo a esos datos, la irrupción de Podemos dañaría seriamente a la formación de Sánchez, que –según coinciden en señalar distintos estudios- quedaría en un cuarto puesto, por detrás del partido de Pablo Iglesias.

En ese contexto, el candidato socialista aprovechó el acto en Barakaldo para animar a los suyos, pero sobre todo a los indecisos o a quienes, peor aún, prefieren otras marcas. Este viernes, Sánchez se dirigió a todos ellos vía mitin, pero también a través de las redes sociales. Media hora antes de empezar el acto, el aspirante del PSOE publicó en Twitter “las cinco primeras grandes medidas” que adoptaría en caso de alcanzar el sillón de La Moncloa. La derogación de la reforma laboral y la búsqueda de un gran acuerdo por la ciencia y la educación son las dos primeras. Le seguirían la aprobación del Ingreso Mínimo Vital “para erradicar la pobreza infantil en cuatro años”, la convocatoria de “un gran acuerdo social, institucional y político contra la violencia de género” y la propuesta que llevaría al Congreso para poner en marcha una “ponencia para la reforma de la Constitución”.

Cuando el mensaje llevaba 75 retweets y 30 “me gusta”, Sánchez apareció en el escenario de Barakaldo, que para entonces estaba repleto de militantes, la mayoría jóvenes. Casi todos portaban carteles en los que podía leerse “Pedro presidente”. Abajo, el público agitaba banderas del PSOE e ikurriñas de plástico. “Presidente, presidente”, gritaron unos cuantos.



El acto comenzó con un minuto de silencio por el policía español muerto en el atentado de Kabul

El primero en hablar fue el ex lehendakari Patxi López, quien ahora encabeza la candidatura del partido por Bizkaia. El acto comenzó con un minuto de silencio por el policía español muerto en el atentado de Kabul (Afganistán). Luego, el político vasco ganó su primer aplauso con una afirmación contundente: “nos quedan nueve días para echar a Rajoy y nueve días para hacer a Pedro presidente del gobierno”. Se mostró especialmente duro con el PP, al que acusó de haber encarnado el “gobierno más reaccionario” de la historia de España. Tampoco olvidó sus casos de corrupción: “no es que haya una oveja negra en el PP. Es que el PP es la oveja negra del sistema democrático”.

López también estuvo a cargo de las principales críticas y acusaciones contra Podemos, uno de sus principales contendientes en la cita del próximo 20D. En concreto, el ex lehendakari apuntó a Pablo Iglesias, a quien acusó de acudir a herrikos tabernas y hacer “loas a Batasuna y a ETA” en el pasado. El ambiente se siguió caldeando con Idoia Mendia, secretaria general del PSE, quien reivindicó que la violencia en Euskadi llegó a su final “con un lehendakari socialista y un presidente socialista”, en alusión al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Y pensando en el futuro, dijo que sólo Pedro Sánchez defenderá el autogobierno vasco. Si llega a ser presidente, claro.

“Desprecia a los españoles”

Entonces llegó el turno del aclamado candidato socialista, que ofreció un mitin interactivo, con preguntas y respuestas al público que abarrotaba la sala del BEC –según había asegurado poco antes López, mucha gente se había quedado afuera-. Sánchez abrió su discurso con un “buenas tardes a todos” en euskera, lo que despertó el primer aplauso. Luego –tal como también había hecho el ex lehendakari- mostró sus condolencias a los familiares del policía español muerto en el atentado de Kabul. “Como hicimos con ETA, también lograremos acabar con el terrorismo yihadista”.

Fue el momento más serio de su intervención, y prácticamente el único. “Dales caña”, gritó un asistente. Le haya escuchado o no, Sánchez lanzó un discurso marcado por las bromas sobre la gestión de Rajoy, sin olvidar el debate que ambos contendientes tendrán el próximo lunes. “El otro día me preguntaron qué es lo que más temo de este debate con Rajoy”, contó. Dos segundos después, soltó la respuesta: “Que no aparezca”. Buen momento para recordarle al líder del PP su decisión de no acudir a los encuentros previos con los demás candidatos. “Aquel que no acude a un debate desprecia la democracia y desprecia a los españoles”, subrayó el candidato socialista.

“El otro día me preguntaron qué es lo que más temo de este debate con Rajoy”, contó. Dos segundos después, soltó la respuesta: “Que no aparezca”

Al igual que había hecho Patxi López, Sánchez también dedicó varios párrafos a la corrupción en el PP. Por ejemplo, se refirió al escándalo protagonizado por el diputado conservador Pedro Gómez de la Serna y el embajador en India, Gustavo de Arístegui, quienes habrían cobrado millonarias comisiones por negocios en el extranjero. “Es tal el excedente de corrupción que tienen, que hasta la exportan”, ironizó. A su juicio, este caso vuelve a demostrar que los populares “confunden la patria con el patrimonio”, al tiempo que prometió que si gobierna el PSOE, los dirigentes implicados en corrupción tendrán que devolver los “activos robados”.

También recordó algunas frases míticas de Rajoy, como “un vaso es un vaso”, a lo que el socialista, sin perder la ironía, añadió: “un sobre es un sobre”. “Un plato es un plato, un vaso y es un vaso y usted es un fracaso, por eso va a perder las elecciones del 20D”, exclamó, lo que volvió a despertar el aplauso de sus seguidores. Sin perder el tono, también se dirigió al candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, quien –según recordó Sánchez- coincide con el PP en su rechazo a la Ley de Memoria Histórica. “Tendrás 20 años menos, pero eres del PP”, bromeó.

En cuanto a Pablo Iglesias, Sánchez aseguró que el candidato de Podemos “prefiere que gobierno la derecha con total que no lo haga el PSOE”. También criticó la “relación político-afectiva bastante complicada” que plantea Iglesias, al que definió en una frase: “ámame tú a mí, que yo también me amo a mí mismo”.

Más allá de las bromas y críticas, el acto de Barakaldo también sirvió para que el aspirante socialista expusiera algunas de sus principales promesas: ley de igualdad salarial para hombres y mujeres, aumento de las pensiones mínimas, fin del copago y un hasta siempre a la actual reforma laboral. No en vano, el dirigente apeló a “sacar la raza y el orgullo socialista” para ganar las elecciones del 20D. En la cuarta planta del BEC todos se mostraban convencidos.