Publicado: 10.05.2015 12:17 |Actualizado: 10.05.2015 14:12

Sánchez descarta pactos globales con Podemos o Ciudadanos tras el 24-M

El secretario general del PSOE confía en que llegar a acuerdos razonables de gobernabilidad en muchos territorios y hace un llamamiento al voto útil.

Publicidad
Media: 1.89
Votos: 9
Comentarios:
Sánchez dará vía libre a los 'barones' del PSOE para entablar alianzas. /M.S.

Sánchez dará vía libre a los 'barones' del PSOE para entablar alianzas. /M.S.

FUENLABRADA.- Al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se le nota algo cansado. Lleva ya dos semanas de precampaña, con actos de mañana y tarde, y le empieza a pasar factura. Sin embargo, su estado de ánimo no decae. Ve al partido muy movilizado en todas las federaciones y espera el 24-M mejores resultados de los que apuntan las encuestas.

Estas reflexiones las hizo Sánchez este domingo en un encuentro informal con periodistas en el “pedro-bus”, camino de un mitin matinal en Fuenlabrada (Madrid).

Sánchez apuntó, además, que cree que la campaña va a ser importante porque sigue habiendo un alto número de indecisos que aún pueden dar un vuelco a los escenarios que se prevén.



La estrategia flexible de alianzas se formalizará en el Comité Federal, el máximo órgano del PSOE entre congresos, que se convocará después del 24 de mayo

El líder del PSOE, no obstante, admitió que lo que parece que no tiene vuelta atrás es que se ve un mapa político sin mayorías absolutas, donde el diálogo, los acuerdos y los pactos de gobernabilidad se van a tener que imponer.

Sin embargo, Sánchez descartó que el PSOE vaya a buscar pactos globales con Podemos o Ciudadanos, que se extrapolen a todas las comunidades autónomas o a los ayuntamientos. El líder socialista explicó que los socialistas buscarán “acuerdos razonables” para poder formar gobiernos, y que cada federación tendrá gran autonomía para ello.

Así, el Comité Federal que debe aprobar dichos acuerdos, se limitará a dictar unas líneas generales para que las federaciones alcancen dichos pactos, en los que estará excluido el Partido Popular. El líder del PSOE no teme que se hagan “cosas raras” para llegar a gobernar a toda costa.

Sánchez no quiso hablar de sus preferencias sobre con cuál de las fuerzas emergentes prefiere llegar a dichos acuerdos y admitió que todavía no se ha reunido ni con Pablo Iglesias, ni con Albert Rivera.

Ya en el acto de Fuenlabrada, donde reunió a un millar de personas y compartió escenario con el alcalde de la localidad, Manuel Robles; y el candidato a la Comunidad, Ángel Gabilondo, Sánchez hizo un llamamiento al voto útil al PSOE. “Tenemos que aunar el voto de todos aquellos que de verdad quieren un cambio”, dijo.

El líder socialista admitió que el PSOE ha cometido errores, pero dijo que ha aprendido de ellos, “y seguimos siendo el partido de los trabajadores de este país”. Para Sánchez, urge un cambio en Madrid, y acusó a los sucesivos ejecutivos populares, que llevan gobernando veinte años con mayoría absoluta, de haber fracturado socialmente la comunidad.

A líder del PSOE le precedió en el uso de la palabra Ángel Gabilondo, que con su peculiar estilo hizo un llamamiento al voto de los indecisos, los desengañados o los que no quieren votar, “porque si no queréis decidir, otros lo harán por vosotros”, dijo.

Gabilondo explicó que quiere gobernar para cambiar las cosas –“no por hacerme famoso, que me aburre mucho”, dijo- y, sobre todo, “por conquistar la libertad, porque la libertad no es neoliberalismo, la libertad es justicia”, afirmó al más puro estilo del viejo profesor.

Sánchez continuará su ruta la tarde del domingo con un nuevo acto en Toledo. El líder del PSOE, aunque cansado, no piensa parar hasta el 24 de mayo.