Público
Público

Elecciones en 2020 Sánchez aspira a agotar la legislatura "porque tarea, hay"

Defiende el acercamiento de los políticos catalanes a prisiones de Catalunya cuando termine la instrucción judicial. Promete también la reestructuración del Valle de los Caídos, “para buscar la reconciliación y cerrar heridas”

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), acompañado por los presentadores Ana Blanco (d) y Sergio Martín. (JUANJO MARTÍN | EFE)

"Aspiro a convocar elecciones en el año 2020, es decir, a agotar la legislatura. España hizo una moción de censura, luego hay que buscar un proceso de normalización e ir después a las elecciones. Y hay que normalizar las relaciones del Gobierno con el Congreso, gobernar con el Congreso y de la mano de las Comunidades y los ayuntamientos. Hay que sacar adelante muchas leyes que fueron vetadas por el anterior Gobierno y hay que regenerar la vida política. Tarea hay".

Con estas palabras, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, expuso muy claramente que su intención política es llegar al final de la legislatura (verano de 2020) y sacar adelante todo un proyecto de Gobierno que esbozó este lunes, durante su primera entrevista tras su llegada a La Moncloa que concedió a TVE.

Y uno de los objetivos más claros que expuso para conseguir durante ese periodo es buscar fórmulas para "garantizar el sistema público de pensiones, con pensiones dignas".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla con los periodistas Ana Blanco y Sergio Martín, tras la entrevista que concede a TVE, la primera que ofrece desde que accedió al cargo, en el Palacio de La Moncloa. EFE/JuanJo Martín

En este sentido, Sánchez no concretó dichas fórmulas, pero sí apuntó tres vías para garantizar los recursos: racionalizar los gastos de la Seguridad Social, destopar la base de cotización máxima y buscar nuevas figuras impositivas, ya que dio a entender que el nuevo impuesto anunciado por el anterior ministro de Hacienda no garantiza la suficiente recaudación. También apuntó que subirá el Salario Mínimo Interprofesional, lo que también ayudará a aliviar las cuentas de la Seguridad Social.

Dice que garantizará las pensiones con nuevas figuras impositivas, destopando las cotizaciones y racionalizando los gastos de la Seguridad Social

Asimismo, anunció su compromiso de estudiar a fondo los recursos de los que dispone el Gobierno para eliminar el copago farmacéutico de los pensionistas, aunque no fijó un compromiso concreto de cuándo podrá cumplirlo.

Otro objetivo político que se propuso el presidente fue normalizar las relaciones con Catalunya, anunciando dos pasos significativos: la reactivación de la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat, y un encuentro que va a ir más allá de la cortesía con el president catalán Quim Torra, que fijó para principios de julio.

A estas dos iniciativas, Sánchez apuntó otra reivindicada por la Generalitat y los partidos secesionistas: el acercamiento de los presos independentistas. Sánchez expuso con toda claridad que una vez acabado el periodo de instrucción de la causa, Instituciones Penitenciarias se plantearía el traslado de los dirigentes políticos aún encarcelados a prisiones en Catalunya. "Vamos a abrir una nueva etapa en Catalunya", aseguró.

Presos de ETA

Se compromete a eliminar el copago farmacéutico de los jubilados, aunque no precisa la fecha

Por otra parte, aunque se esforzó en aclarar que eran situaciones bien distintas, también abrió la puerta al acercamiento de los presos de ETA a cárceles del País Vasco. Sánchez indicó que se mantendrá la política de tratamientos individualizados a cada preso, "pero es evidente que tras el fin de la banda armada hay que abordar el fenómeno de otra manera, con una política penitenciaria distinta", indicó.

El presidente del Gobierno apeló en este aspecto a la responsabilidad del resto de fuerzas políticas, "porque esto no puede ser un elemento de discordia", dijo. "La democracia derrotó a ETA y el pacto entre todos debería preservarse en la política penitenciaria", afirmó, en clara referencia al Partido Popular.

De la mano de Podemos

Sánchez también analizó la situación parlamentaria en la que encuentra y puso en valor la "coincidencia en algunos objetivos fundamentales con Podemos", sobre todo, en lo que se denomina "agenda social" y regeneración democrática.

Promete la reestructuración del Valle de los Caídos, “para buscar la reconciliación y cerrar heridas”

No obstante, el líder socialista recordó que necesitan más apoyos para otras reformas, por lo que buscará la complicidad de aquellas fuerzas políticas que le apoyaron en la moción de censura. Es el caso de la derogación de la ley Mordaza o la reforma laboral, para cuya modificación necesitan una mayoría parlamentaria más amplia. Indicó que espera conseguirla en la ley de Interior, y parcialmente en algunos puntos que modifiquen las relaciones laborales, como en la ultraactividad, la precarización de las relaciones de las empresas subcontratadas o en la brecha salarial entre hombres y mujeres.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la entrevista con TVE, la primera que ofrece desde que accedió al cargo, en el Palacio de La Moncloa. EFE/JuanJo Martín

Incluso, indicó que está abierto al diálogo con el PP en otra cuestiones de Estado con las que necesita entenderse con los populares. De hecho, uno de los objetivos del presidente sigue siendo que se abra la comisión en el Congreso para la reforma constitucional, donde quiere sentar al Partido Popular.

El presidente del Gobierno se refirió a la primera crisis de su Ejecutivo con la dimisión del ministro de Cultura, Màxim Huerta, y reveló que si hubiera sabido su fraude con Hacienda no le hubiese nombrado. Sin embargo, puso en valor su cese como un hecho de normalidad al que no se estaba acostumbrado en este país: "Hay un cambio de la política en España", sentenció.

Finalmente, confirmó que su Gobierno va a afrontar la reestructuración del Valle de los Caídos en busca de la reconciliación, "porque no se pueden permitir símbolos que separen a los españoles, inimaginables en italia o Alemania, donde también hubo dictaduras fascistas. Es una cuestión de cerrar heridas".

Así, en 33 minutos y tras diecisiete días de silencio, el presidente del Gobierno dejó en la entrevista un mensaje muy claro: piensa seguir en el Gobierno todo el tiempo que pueda.