Público
Público

Congreso del PSOE Sánchez dice que buscará echar cuanto antes al PP y desmantelar todas sus políticas

Asegura que se dejará la piel para que haya una mayoría parlamentaria alternativa y anuncia la creación de un órgano de coordinación parlamentaria con las fuerzas políticas del cambio que haga frente al PP. Se compromete al reconocimiento de la identidad nacional de Catalunya dentro del orden constitucional. Se dirige al colectivo del 15-M y asegura que el PSOE cumplirá las demandas que todavía no han visto satisfechas.

Publicidad
Media: 1.88
Votos: 8
Comentarios:

Pedro Sánchez durante su intervención en la clausura del 39 Congreso del PSOE. /EFE

Lo llamó “oposición de Estado”; pero Pedro Sánchez puso blanco sobre negro que su objetivo político prioritario es echar cuanto antes al Partido Popular del Gobierno y, en el caso de no conseguirlo, aprovechar la falta de mayoría absoluta de los populares para desmantelar en todo lo posible las políticas que han desarrollado estos años.

En su discurso de clausura del 39 Congreso Federal, Sánchez aseguró ante un público entregado, que se va a dejar la piel para que haya “una mayoría alternativa que acabe cuando antes con esta etapa negra del Partido Popular”, dijo.

Sánchez aludió a Podemos y C's: “El cambio de Gobierno depende de tres fuerzas políticas”

Pero, de no conseguirlo, el nuevo líder socialista anunció que abrirá una frente de oposición con el resto de las fuerzas políticas del cambio, “para desmantelar la acción y las políticas que ha puesto en pie el Partido Popular en estos años”.

Sánchez no precisó mucho más, pero habló de la creación de un órgano de coordinación con el resto de las fuerzas parlamentarias que él denominó del cambio, en clara referencia a Podemos y Ciudadanos, y recordó que “el cambio de Gobierno depende de tres fuerzas políticas”.

De constituirse el órgano parlamentario que plantea, Sánchez podría tener cierto protagonismo en el Congreso, aunque no sea diputado

Dicho órgano, de constituirse, podría permitir a Sánchez tener un protagonismo importante en el Parlamento, aunque no sea diputado, lo que supliría en buena parte la carencia de no estar en la Cámara Baja. No obstante, su creación estará en manos de la voluntad de los otros grupos de sumarse a esta iniciativa y, en especial, de Podemos y Ciudadanos.

En este sentido, advirtió a ambas formaciones de que si continúan con su política de vetos, el PSOE hablará claro a los españoles y les dirá en las próximas elecciones que sólo los socialistas pueden garantizar el relevo del PP.

"España es un solo Estado"

Sánchez también hizo un discurso atrevido con la cuestión catalana, llegando a comprometerse a buscar el reconocimiento de la identidad nacional de Catalunya dentro de nuestro ordenamiento constitucional.

Promete buscar el reconocimiento de la identidad nacional de Catalunya, dentro del ordenamiento constitucional

Eso sí, precisó que “España es un país de un solo Estado, y con una única soberanía, la del conjunto de los españoles”; por lo que insistió en la oposición frontal del PSOE a la celebración del referéndum catalán.

Atacó tanto a los independentistas como a los que denominó neocentralistas, y declaró que el PSOE está “a favor de España y del catalanismo”. Por ello, acusó tanto al Gobierno central como al de la Generalitat de vivir mejor en el conflicto y recordó que los dos gobiernos son dirigidos por partidos “carcomidos por la corrupción”.

Frente a ello, Sánchez incidió en la solución pactada del PSOE donde Catalunya se sienta cómoda en España, reconociendo abiertamente que España es “una nación de naciones, con una única soberanía, la del conjunto del pueblo español, y con un solo Estado”. Y añadió: “España no es inmovilista, es plural, diversa, progresista, solidaria. España quiere a Catalunya”.

Apela al 15-M

Pero, sobre todo, en su discurso incidió en que el PSOE vuelva a la izquierda y a ser la única alternativa al Partido Popular, y dio su palabra de que durante su mandato cumplirá con aquella frase que utilizaba habitualmente la ex ministra Carme Chacón. “Si decimos izquierda, hacemos izquierda, y si decimos cambio, hacemos cambio”. Según Sánchez, a partir de ahora los socialistas dirán lo que hacen, y harán lo que dicen.

Incluso, se dirigió a los llamados “indignados” del 15-M a los que aseguró que el PSOE se compromete a cumplir sus demandas de regeneración que todavía no han sido satisfechas, pero haciendo las cosas desde la izquierda de manera “seria, rigurosa y ambiciosa”.

Con esta premisas, Sánchez proclamó que el PSOE ponía “rumbo a La Moncloa” con el cierre del 39º Congreso Federal “y vamos a ser fiel al mandato que nos den los electorales”, concluyó.

Sonó finalmente La Internacional, ya como himno oficial del PSOE según ha acordado el 39º Congreso Federal, y miles de brazos se levantaron puño en alto. Sánchez, en esta ocasión, no alzó el suyo.