Publicado: 11.11.2015 14:30 |Actualizado: 11.11.2015 14:30

Sánchez dice que los recortes y
la desigualdad tienen mucho que
ver con el problema de Catalunya

El secretario general del PSOE recuerda que Rajoy ha contado a lo largo de la legislatura con el respaldo de CiU para aprobar reformas como la laboral.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), durante la reunión de trabajo que mantuvo con el comité de expertos que está colaborando con el PSOE en el programa electoral. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (c), durante la reunión de trabajo que mantuvo con el comité de expertos que está colaborando con el PSOE en el programa electoral. EFE

MADRID.- Sin dejar de dar su respaldo al Gobierno, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, elevó este miércoles su tono de crítica al Ejecutivo y al presidente de Generalitat catalana, Artur Mas, culpándolos a ambos de los recortes y la desigualdad creada en esta legislatura, lo que en su opinión tiene mucho que ver con el problema actual en Catalunya.

Sánchez afirmó que “los recortes no tienen identidad, tienen ideología”, y recordó que el Gobierno de Mariano Rajoy ha contado a lo largo de la legislatura con el respaldo de CiU para aprobar reformas como la laboral.




Para el líder socialista, la crisis ha sido un factor más de la actual situación que se vive con Catalunya, aunque precisó los mismos problemas de precariedad laboral tiene un trabajador de Tarragona que uno de Cuenca; o la misma desigualdad salarial sufre una mujer de Girona que una de Sevilla, “y la corrupción de Pujol o de Bárcenas nos indigna a todos por igual”.

Por ello, Sánchez volvió a apelar a la confianza en la política frente al secesionismo y los recortes de la derecha, y aseguró que tiende la mano a todos los catalanes, “para construir un futuro juntos”.

El secretario general del PSOE hizo estas consideraciones tras mantener una reunión con el grupo de expertos que creó hace medio año para preparar el programa electoral, que se aprobará este fin de semana en la Conferencia Política.

Sánchez insistió en que dicho programa es “progresista, cuantificable y realista” y que él, como candidato, se lo toma personalmente como “un contrato con la ciudadanía”.
El dirigente del PSOE, que otra vez no volvió a aceptar preguntas en su comparecencia, pidió a los ciudadanos que lean el programa “porque cada línea ha sido escrita pensando que nuestro compromiso es cumplirla”.

Sánchez indicó que su partido es el que está mejor situado para liderar un nuevo proyecto progresista para España, y que ha reunido “equipo renovados” con la “experiencia” acumulada por el PSOE tras muchos años en el Gobierno.

Todo ello es lo que se quiere mostrar este fin de semana en la Conferencia Política a la que asistirán varios líderes socialdemócratas europeos.