Publicado: 11.11.2014 15:30 |Actualizado: 11.11.2014 15:30

Sánchez Gordillo renuncia como alcalde de Marinaleda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diputado de IULV-CA Juan Manuel Sánchez Gordillo ha presentado este martes en el Parlamento andaluz su renuncia como alcalde de Marinaleda (Sevilla), una decisión que adopta tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que avala la Ley Electoral andaluza que declara incompatible el puesto de parlamentario con el de alcalde, según han informado fuentes del grupo parlamentario de Izquierda Unida.

Sánchez Gordillo ha sido alcalde de Marinaleda durante 35 años. Accedió al cargo en 1979, año en el que se celebraron las primeras elecciones municipales democráticas en España. Desde 2008 es diputado por Izquierda Unida en el Parlamento de Andalucía, cargo que también ostentó entre 1994 y 2000. El también líder nacional de la Candidatura Unitaria de los Trabajadores (CUT), formación integrada en IULV-CA, ha tomado esta decisión después de haberse reunido con miembros de su partido y también con sus personas de confianza en el Ayuntamiento, según han informado fuentes del partido.

Sánchez Gordillo va a seguir vinculado al Ayuntamiento de su localidad como concejal y Esperanza Saavedra, actual teniente de alcalde, se perfila como una "de las favoritas" para sustituirlo al frente de la Alcaldía, según han confirmado de si partido, la CUT. Según explica el propio diputado en el escrito que ha remitido a la Cámara andaluza, al que ha tenido acceso Europa Press, renuncia a la Alcaldía de Marinaleda "por imperativo legal" pero "manteniendo su cargo de concejal". "En el momento actual, puedo servir mejor a los intereses del pueblo de Marinaleda y del Pueblo Andaluz desde el cargo de parlamentario andaluz, manteniendo, como no puede ser de otra forma, mi vinculación y lucha por Marinaleda no sólo desde el puesto de parlamentario sino también como concejal al Ayuntamiento al que he servido toda mi vida", esgrime en esta comunicación.

La Comisión del Estatuto del Diputado del Parlamento, que se reunió el pasado día 5, dio de plazo hasta este miércoles 12 para que los diputados que en ese momento seguían siendo también alcaldes, Sánchez Gordillo y Esperanza Oña (PP-A), formularan oficialmente su renuncia a uno de los dos cargos. La diputada conservadora ha renunciado este mismo miércoles a la Alcaldía de Fuengirola (Málaga).

Por su parte, desde IULV-CA siempre han defendido que se trataba de una "decisión personal" y que, fuera la que fuera, la apoyarían porque eso no supondría ningún "descrédito" para la federación de izquierdas, en palabras de su portavoz parlamentario, José Antonio Castro. El coordinador general, Antonio Maíllo, llegó a decir, sin embargo, que tenía la "sensación" de que optaría por la Alcaldía, algo que finalmente no se ha producido.

El vicepresidente de la Junta y excoordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha dicho que prefiere que Sánchez Gordillo siga en el Parlamento porque le aprecia y conoce sus valores, una opinión que es compartida por la CUT, que cree que debe continuar en la Cámara, donde tiene "más proyección y visibilidad".

La decisión del TC ha afectado a un total de siete alcaldes-diputados, seis del PP-A y uno de IULV-CA. Salvo Esperanza Oña y Sánchez Gordillo, el resto ha renunciado al acta de diputado para continuar al frente de sus respectivos ayuntamientos. Se trata, en concreto, de los alcaldes de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; de Córdoba, José Antonio Nieto; de Huelva, Pedro Rodríguez; de Valverde del Camino (Huelva), Dolores López Gabarro; y de La Mojonera (Almería), José Cara.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó a finales de octubre la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que ratifica la reforma de la Ley Electoral de Andalucía, en la que se establece la incompatibilidad entre el cargo de diputado autonómico y el de alcalde y presidente de diputación provincial y de mancomunidad de municipios.