Público
Público

Moción de censura Sánchez, dispuesto a ser investido con el apoyo de nacionalistas e independentistas

Pide a los 350 diputados que actúen con “responsabilidad y generosidad” en la moción de censura para "sacar a España del lodazal de corrupción del PP". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión de la Ejecutiva Federal del partido, en la sede de Ferraz, en la que se ha decidido la presentación de una moción de censura contra Mariano Rajoy. JEFE/ Zipi

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dio a entender que está dispuesto a ser investido presidente del Gobierno con el apoyo de los partidos independentistas y nacionalistas. “Yo me dirijo a los 350 diputados de la Cámara, a los que les pido que actúen con responsabilidad y generosidad para sacar a España del lodazal de corrupción del PP”, afirmó.

En este sentido, Sánchez recordó que Ana Pastor es presidenta del Congreso por los votos de los independentistas, y que los Presupuestos Generales del Estado se han aprobado gracias al apoyo de partidos nacionalistas, que también tienen como aspiración la independencia.

El líder hizo estas manifestaciones este viernes donde compareció en la sede de Ferraz, acompañado por gran parte de su Ejecutiva, para explicar las razones que le han llevado a presentar una moción de censura y, sobre todo, para anunciar su hoja de ruta si consigue llegar al Gobierno: recuperar la normalidad institucional, regeneración democrática, agenda social y, después de esto, convocar elecciones.

No aclaró, no obstante, qué calendario maneja para llamar a los españoles a las urnas, se limitó a decir “cuanto antes”, pero dejando muy claro que antes debía realizar las tres tareas antes mencionadas.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la reunión de la Ejecutiva Federal del partido. Junto a Sánchez, Patxi López, Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Adriana Lastra, Óscar Puente y Pilar Cancela. EFE/ Zipi

El secretario general del PSOE, que dijo que había comunicado al jefe del Estado la presentación de la moción de censura, quiso dejar muy claro que hará un Gobierno del PSOE y que tendrá como pilares “la defensa de la Constitución, de la integridad territorial de España y de la convivencia”.

Además, recordó que la Constitución habla que la moción de censura debe ser constructiva, no para convocar inmediatamente elecciones, por lo que garantizó que procurará la “estabilidad y la gobernabilidad del país”, dijo.

Sánchez explicó también que esta moción de censura no era el camino que se había marcado el PSOE, que pretendía ejercer su función política haciendo una oposición de Estado, “y la decisión de presentar la moción es un ejercicio de coherencia para salir en defensa del Estado”, añadió.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva del partido, en la sede de Ferraz, qu ha aprobado la aprobación de moción de censura contra el presidente del Gobierno. EFE/ Zipi

Para el líder socialista, la sentencia del caso Gürtel ha provocado “indignación, alarma social y un deterioro de la imagen de España en el exterior”, por lo que el consideró que el PSOE debía reaccionar y estar a la altura de las circunstancias, “porque esta sentencia abre el necesario debate sobre la calidad de nuestra democracia y hay que decir dónde ponemos el listón”, indicó.

El socialista fija la ruta de su Gobierno: normalidad, regeneración, agenda social y elecciones.

Para Sánchez, la situación de “desafección política” y de “crisis de confianza de los ciudadanos” tiene un único responsable, “que se llama Mariano Rajoy y es el presidente del Gobierno y del Partido Popular”, dijo.

Por ello, indicó que el PSOE entendió que debe asumir su responsabilidad ante esta situación, y pidió al resto de partido que hicieran lo mismo, “para defender nuestra Constitución y la ética pública”.

Finalmente, el secretario general del PSOE explicó el silencio de su partido durante las primeras horas del jueves, tras conocerse la sentencia, porque esperaban una reacción del PP y saber si iban a asumir alguna responsabilidad. Pero, al ver que una vez más echaban balones fuera y decían que el asunto no iba con ellos, entendió que su partido tenía que actuar con contundencia.