Publicado: 28.10.2015 14:10 |Actualizado: 29.10.2015 08:40

Sánchez: "Ni Catalunya, ni España están en un callejón sin salida"

El líder PSOE presentó su propuesta para reformar la carta Magna con un discurso presidencialista, y acompañado de las banderas de España y la UE y ha insistido en que la "única solución" que hay encima de la mesa es su reforma constitucional.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la presentación de su propuesta de reforma constitucional. REUTERS/ Paul Hanna

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la presentación de su propuesta de reforma constitucional. REUTERS/ Paul Hanna

MADRID.- Pedro Sánchez quiso darle este miércoles una escenografía presidencialista a la presentación oficial de la reforma Constitucional que plantea el PSOE. Así, junto a las banderas de España y la UE, impecablemente vestido de traje de chaqueta y con un discurso que sonaba como “dirigido a la nación”, el líder socialista insistió en que se tiene que abrir paso su propuesta como la mejor fórmula de afrontar los desafíos que tiene España.



Sánchez empezó su intervención por Catalunya, censurando la resolución presentada por las fuerzas independentistas. El líder del PSOE indicó que es un paso “gravísimo, irresponsable y antidemocrático”. El secretario general del PSOE indicó que dicha resolución sitúa a Catalunya fuera de la legalidad, y que los socialistas siempre estarán en la defensa de la ley y de la unidad de España. Pero, añadió, que además hay que combatir este desafío desde la política, y es la respuesta que este miércoles quiso dar su partido.

Explicó que la reforma constitucional federal que propone el PSOE es, a día de hoy, la única salida política que hay puesta encima de la mesa e insistió en que la solución del problema con Catalunya pasa por buscar el consenso en la renovación de los Pactos Constitucionales. “Con la ley, con los votos, con el diálogo y la política ganaremos el desafío a los secesionistas, porque ni Catalunya, ni España están en un callejón sin salida”, añadió.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la presidenta del partido, Micaela Navarro, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el secretario de Organización del P

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la presidenta del partido, Micaela Navarro, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el secretario de Organización del PSOE, César Luena y el resto de los miembros del Consejo de Política Federal, posa en las escalinatas del Congreso de los Diputados, momentos antes del acto en el que ha dado a conocer su propuesta de reforma de la Constitución. EFE/Luca Piergiovanni

No obstante, Sánchez explicó que la reforma constitucional de su partido es más ambiciosa y aborda muchos “desafíos desatendidos” que tiene actualmente la sociedad española. Así, habló de garantizar derechos sociales, de mejorar la calidad democrática, la conexión con la Unión Europa y de crear un nuevo modelo territorial. “El objetivo”, insistió, “es sentar unas bases nuevas para la convivencia”.
 
Concretando más, explicó que la nueva Constitución tiene que recoger derechos como a la sanidad pública y a la seguridad social, garantizar un ingreso mínimo vital, reformar el artículo 135 para asegurar la estabilidad social, cambiar la configuración de las instituciones democráticas, recoger de forma expresa la igualdad entre hombres y mujeres, etcétera.

Sánchez pidió que nadie diera un portazo inicial por respuesta a esta propuesta, y aseguró que está abierta a la negociación y el diálogo, “porque somos conscientes de que esto lo tenemos que hacer entre todos”.

Finalmente, aseguró que sabía que iba a ser un camino largo y difícil, con muchas dificultades, pero mostró su pleno convencimiento de que es lo que necesita ahora España y será la gran apuesta de los socialistas para la próxima legislatura.