Publicado: 13.01.2016 20:37 |Actualizado: 13.01.2016 23:46

Sánchez, convencido de ser presidente tras conseguir el nombramiento de Patxi López

Cambia el ánimo en las filas del PSOE y se ven más posibilidades de poder llegar a La Moncloa.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, abraza a Patxi López tras haber sido proclamado este último nuevo presidente del Congreso de los Diputados. REUTERS/Juan Medina

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, abraza a Patxi López tras haber sido proclamado este último nuevo presidente del Congreso de los Diputados. REUTERS/Juan Medina

MADRID.- “Partido a partido”, dijo Pedro Sánchez el lunes en Ferraz, citando la ya manida frase de el 'Cholo' Simeone, el entrenador del equipo del líder del PSOE.

Y Sánchez está jugando con la misma estrategia. Nadie apostaba porque hubiera en la XI Legislatura un presidente socialista con 90 diputados del PSOE, y Patxi López se ha colocado al frente de la Cámara Baja. Su nombramiento, ha dado muchos ánimos en las filas socialistas, aunque el acuerdo de la Mesa del Congreso es discutible en cuanto a quién tiene la mayoría en el máximo órgano de decisión de la Cámara Baja.



Sin embargo, la visualización de que un dirigente del PSOE como Patxi López esté al frente del Congreso va mucho más allá de las cuestiones que la Mesa trate los martes, y de posibles alianzas de PP y Ciudadanos en asuntos puntuales.

Los diputados socialistas tenían este miércoles tras la sesión plenaria un “chute” de autoestima, que falta les hacía. Pero quien está más eufórico es el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, convencido de que será “el primer acuerdo… de muchos”.

El líder del PSOE seguirá esperando a que Mariano Rajoy juegue las pocas bazas que tiene para volver a ser presidente, aunque ya se da por seguro de que se retrasará la investidura lo más posible, porque entre los 'populares' se cree que habrá otro lío interno en el PSOE en el Comité Federal del 30 de enero, que les puede favorecer.

Pero a Sánchez se le ve más seguro que nunca, dentro de su partido y cara a su futuro político. Tiene claro que va a jugar sus bazas, que es una partida compleja, pero que tiene mucho que ganar y poco que perder. “Mi futuro político es lo que menos me preocupa”, suele decir.

En gran parte, si Pedro Sánchez pudiera llegar a La Moncloa, todo pasa por el apoyo de Podemos y, aunque el partido de Pablo Iglesias se mostró muy indignado con los socialistas por la composición de la Mesa del Congreso, el PSOE espera reconducir la situación de cara a la negociación más importante: formar Gobierno.

Fuentes cercanas a la dirección del PSOE indicaron que con Podemos será fácil entenderse en un programa de Gobierno si su objetivo oculto no es buscar otras elecciones, “porque en muchos asuntos pensamos y queremos hacer lo mismo”, afirmó un dirigente de la Ejecutiva Federal.

De momento, toca esperar. Sigue siendo el turno de Mariano Rajoy, pero el PSOE ya pisa alfombras… en la Cámara Baja.

Etiquetas