Publicado: 01.10.2016 14:44 |Actualizado: 01.10.2016 18:12

Sánchez ofrece readmitir a los dimitidos de la Ejecutiva para iniciar el Comité Federal

Los críticos rechazan volver y se mantiene el pulso en Ferraz

Publicidad
Media: 3
Votos: 7
Comentarios:
Un militante socialista enrolla un cartel de Sánchez en Ferraz. / REUTERS

Un militante socialista enrolla un cartel de Sánchez en Ferraz. / REUTERS

MADRID—. Nueve horas después de la hora en la que tenía que haber comenzado el Comité Federal sigue el enfrentamiento sobre la legitimidad de quién manda en el PSOE.

Tras varios recesos a lo largo de la mañana, en torno a las dos del mediodía se volvió a reunir el cónclave socialista y la presidenta del Comité Federal, Verónica Pérez, tomó la palabra para pedir una votación sobre el dictamen elaborado por tres miembros de la Comisión de Garantía, sin que este órgano fuese convocado oficialmente por su presidenta.



Rodolfo Ares, según algunas fuentes, retiró el micrófono "a la autoridad" y rechazó esa votación, discrepando de otros planteamientos hechos por Verónica Pérez.

Finalmente, tomó la palabra el todavía secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien ofreció "por generosidad" que los dimisionarios de la Ejecutiva Federal volvieran a la misma y así poder votar en el Comité Federal. El secretario general del PSOE de Aragón, Javier Lambán, contestó a Sánchez diciendo que él ya no es el secretario general.

Sánchez quería además volver a reunir a la Ejecutiva el lunes con los dimisionarios para fijar una posición definitiva sobre la investidura de Mariano Rajoy.

La propuesta fue rechazada por los críticos, por lo que sigue el receso y sin empezar el cónclave socialista.

Las dos facciones enfrentadas por el control del partido siguen sin ponerse de acuerdo ni en qué votar, ni como hacerlo y ni tan siquiera quién tiene derecho a hacerlo. La reunión del Comité federal sigue sin comenzar nueve horas después.

El caos a las puertas de Ferraz es tal que la Policía ha tenido que formar un cordón policial para permitir la entrada de los miembros del Comité Federal sin incidentes, ya que decenas de personas están increpándoles.

Etiquetas