Publicado: 15.03.2016 14:44 |Actualizado: 15.03.2016 14:53

Sánchez ofrece trenes y dinero a Catalunya y Puigdemont le recuerda que la independencia tiene fecha 

El líder del PSOE rechaza un referéndum pero se muestra conciliador: "Queremos una nueva hoja de ruta en las relaciones con la Generalitat basada en el diálogo y la convivencia"

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Pedro Sánchez y Carles Puigdemont, en el Palau de la Generalitat. / TONI ALBIR (EFE)

Pedro Sánchez y Carles Puigdemont, en el Palau de la Generalitat. / TONI ALBIR (EFE)

MADRID.— El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, viajó este martes a Barcelona para reunirse con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y, según sus palabras, abrir vías de diálogo con Catalunya.

El socialista mostró su cara más institucional —y más electoral—, adoptando un tono conciliador con Puigdemont: al presidente catalán le dijo que rechaza un referéndum de independencia por ser "ilegal", pero a cambio le ofreció "diálogo" y acuerdos concretos si se convierte en presidente del Gobierno central.




Sánchez rechaza la hoja de ruta soberanista del Govern, pero ofrece una hoja alternativa: "Queremos una nueva hoja de ruta en las relaciones con la Generalitat basada en el diálogo, el entendimiento y la convivencia", y ha propuesto reactivar la comisión bilateral Generalitat-Estado. En concreto, Sánchez ofreció a Puigdemont cumplir con "muchos" de los 23 puntos que el expresidente Artur Mas planteó al presidente Mariano Rajoy en su reunión de verano de 2014; la mayoría, sobre economía: compartir la carga del déficit, impulsar el corredor del Mediterráneo y avanzar en el encaje de Catalunya.

En rueda de prensa en el Palau de la Generalitat tras la reunión entre ambos dirigentes, Sánchez recalcó su negativa a "votar para romper", en alusión a la consulta que plantean los partidos independentistas, y en cambio dedendió "acordar y luego votar" una nueva Constitución y un nuevo Estatut para Catalunya.

"Dentro de la Constitución y dentro de la legalidad estoy dispuesto a hablar de todo, pero debe ser dentro de los márgenes de la Constitución española y la legalidad democrática. Quiero que Cataluña participe de la renovación política en España. Y quiero que los catalanes voten, pero voten un nuevo pacto de convivencia", ha señalado.

Sánchez también hizo un llamamiento a "normalizar" las relaciones entre la Generalitat y el Estado, abriendo una etapa de "diálogo" que deje atrás "cuatro años de enfrentamiento".

Etiquetas