Publicado: 12.05.2015 11:43 |Actualizado: 12.05.2015 23:30

Sánchez se patea Andalucía, y Susana Díaz lo ignora

Será la comunidad donde más actos realice el líder del PSOE, pese a que sólo se celebran municipales, y aún no está claro si harán un acto conjunto los dos dirigentes

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
duo pedro sanchez susana diaz

 

MADRID.- Pedro Sánchez empieza este miércoles su periplo por Andalucía dentro de la campaña electoral. En dos días, celebrará actos en Granada, Jaén y Málaga. Pero volverá en la recta final de la campaña para hacer sendos mítines en Huelva y Sevilla.

En total, cinco actos electorales que convierten a esta comunidad autónoma en la que más visitará el líder socialista durante esta campaña, aunque en Andalucía sólo se celebran elecciones municipales.

Y, todo ello, bajo la total ignorancia de la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que parece que no se va a dar por enterada de que el líder de su partido baja a apoyar a los candidatos de su tierra.



De hecho, a día de hoy, ni Ferraz ni el PSOE-A confirman que ambos dirigentes coincidan en uno de los cinco actos que realizará Sánchez, aunque tampoco lo dan por descartado totalmente. 

De momento, alegan que hay problemas de agenda, que Susana Díaz está volcada en intentar ser investida presidenta de Andalucía o, incluso, se dice que es mejor repartir fuerzas por el territorio.

Sin embargo, a nadie se le escapa que no parece normal que en unas municipales, donde el PSOE aspira a recuperar importantes alcaldías de capitales andaluzas, el líder se pasee por cinco actos sin la compañía de la líder de esa comunidad.

Los recelos siguen entre ambos dirigentes,que prácticamente no
mantienen contactos

Y es que los recelos siguen entre ambos dirigentes que, prácticamente, no mantienen contactos. Sánchez se ha apartado de las negociaciones para la investidura de Díaz, que las lleva exclusivamente ella, aunque hasta ahora con poco éxito. La última vez que hablaron fue por el accidente del Airbus A400-M en Sevilla y la conversación se limitó a lo acontecido en este suceso.

Pero también hay recelos contra Sánchez del PSOE-A, donde algunos dirigentes ven en tanto despliegue de visitas a Andalucía por parte del líder socialista más un deseo de darse a conocer o buscar complicidades en los distintos territorios de esta federación, que un auténtico afán electoral.

En Ferraz se intenta pacificar la situación y aún se confía en un acto conjunto. Los que están menos enconados en este enfrentamiento no dudan en asegurar que sería un auténtico "disparate" que, finalmente, en cinco actos no coincidieran ambos en ninguno, ni siquiera en el de Sevilla, feudo de Susana Díaz, y a tan sólo cinco días de las elecciones. Los titulares, entonces, estarían servidos en bandeja de plata.