Publicado: 17.12.2015 23:39 |Actualizado: 17.12.2015 23:39

Sánchez pide abrir el año con “algo rojo” en La Moncloa

Hubo más frialdad que en Sevilla entre el líder del PSOE y Díaz, quien avisó que el domingo importa España “y no las personas”

Publicidad
Media: 2.25
Votos: 4
Comentarios:
El candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Pedro Sánchez, saluda tras su intervención en el mitin qelebrado este jueves en el Auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos, en Málaga. EFE/Jorge Zapata

El candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Pedro Sánchez, saluda tras su intervención en el mitin qelebrado este jueves en el Auditorio Príncipe de Asturias de Torremolinos, en Málaga. EFE/Jorge Zapata

Lugar: Auditorio Príncipe Felipe de Torremolinos (Málaga)
Asistencia: 2.500 personas
Oradores: Miguel Ángel Heredia, Susana Díaz y Pedro Sánchez
Incidencias: El recinto quedó pequeño y un centenar de personas no pudo entrar. Además, se aumentaron las medidas de seguridad a la entrada del acto con registros de bolsos y cacheos de abrigos

Pedro Sánchez volvió a multiplicarse en el penúltimo día de campaña, haciendo actos en Madrid, Granada y Málaga, en busca del ganar el último “resto”, donde el PSOE cree que se puede jugar mucho en estas elecciones.

Sigue incansable haciendo una campaña agotadora para que, como dijo este jueves en el mitin central del día en Torremolinos “si hay que ponerse algo rojo para empezar el año porque da suerte, pongamos algo rojo en La Moncloa, y eso es un Gobierno Socialista”.
En el segundo mitin de campaña que coincidió con Susana Díaz hubo más frialdad que en Sevilla entre ambos dirigentes. Y como a la presidenta andaluza se le interpreta cualquier frase, hubo cierto revuelo cuando dijo que el 20-D “no importan las personas, importa España”.



Pero se mantuvieron las formas, y hubo otra media docena de frases de la dirigente andaluza animando al voto al candidato socialista: “España necesita ya un presidente socialista que luche por la igualdad y ese es Pedro”, dijo.

La presidenta de Andalucía, sobre todo, estuvo muy contundente contra el líder de Podemos a quien volvió a acusar de querer reescribir la historia de Andalucía. Le exigió en más de una ocasión que pidiera perdón por su acusación de que hubo un referéndum de autodeterminación en esta comunidad.

Sánchez ya fue a un discurso de final de campaña apelando al voto, “porque hay que ganar en cada provincia, en cada ciudad, en cada calle”, dijo.

Dejó a un lado la corrupción que ha denunciado esta semana y centró más sus críticas en Podemos y Ciudadanos, a quienes acusó de hacer “la pinza” contra el PSOE.

“El azul, el naranja y el morado son colores que se complementan. El único que puede sacar al amigo de Bárcenas de La Moncloa es el PSOE”, dijo.

Se comprometió con Susana Díaz a que si llega al Gobierno hacer un plan especial de empleo para Andalucía, así como a financiar conjuntamente los servicios de la Ley de Dependencia.

A un día del cierre de la campaña electoral el equipo de Pedro Sánchez sigue mostrándose esperanzado en lo que pueda ocurrir el próximo domingo pese a las encuestas. Dicen que está todo muy abierto y que el resultado es incierto y puede llegar a ser sorprendente.
Sánchez, a quien nadie le podrá reprochar que no se haya dejado la piel en esta campaña, cierra hoy con dos actos en Barcelona, uno en Zaragoza y el mitin final en Madrid. La suerte está ya echada.