Publicado: 01.03.2016 18:42 |Actualizado: 01.03.2016 18:46

Sánchez pide en su investidura un Gobierno de “mestizaje ideológico”

Dice que el acuerdo con Ciudadanos no es el resultado, “es parte de la operación de multiplicar el peso de todas las fuerzas que representan el cambio”

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Pedro Sánchez duratne la sesión de investidura. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en la primera jornada de la sesión de su investidura, esta tarde en el Congreso de los Diputados. EFE/J. J. Guillén

MADRID.- Más de una hora y cuarenta y cinco minutos invirtió el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, en su discurso de investidura. para lanzar dos mensajes muy claros: ofrecer un Ejecutivo de “mestizaje ideológico”, insistiendo en su idea de que el único acuerdo posible es sumando a Ciudadanos y Podemos; y advertir de que la decisión está en tener un presidente socialista o que siga Mariano Rajoy.

Denso, reiterativo y sin grandes anuncios programáticos, Sánchez no se cansó de repetir que “no hay una mayoría suficiente en este Parlamento para sumar un Gobierno de izquierdas”, pero aseguró que “quienes sí han conseguido una amplísima mayoría parlamentaria son las fuerzas del cambio”.

Por ello, repitió en no menos de media docena de ocasiones, que España necesita “un Gobierno del bien común” e instó en clara referencia a Podemos al diálogo y al acuerdo. En este sentido, en una frase con diversas lecturas, indicó que el acuerdo con Ciudadanos, “no es el resultado, es parte de la operación, y la operación no es una simple suma. Es una multiplicación.

El resultado de multiplicar el peso de todas las fuerzas que representan el cambio hoy en España puede ser exponencial, y es lo que España necesita”.Sánchez en varias ocasiones admitió la dificultad del proceso de investidura que tiene que afrontar pero afirmó ha cumplido con los tres objetivos que se propuso para subir a la tribuna del Congreso aspirando a ser presidente del Gobierno: dejar clara la voluntad del PSOE en trabajar por un cambio en la política española; buscar un cambio de Gobierno y un cambio en la forma de gobernar este país; y activar los mecanismos de la democracia. “Los plazos empiezan a correr y el Estado sale del bloqueo. Mi fracaso hubiera sido rechazar el ofrecimiento del jefe del Estado. Hemos cumplido”.

(Seguirá ampliación)