Publicado: 31.10.2015 14:04 |Actualizado: 31.10.2015 16:44

Sánchez pide a los soberanistas que no usen a Catalunya para "justificar su arbitrariedad"

El líder del PSOE ha asegurado en el acto de presentación de las candidaturas del PSC para la próximas elecciones generales del 20 de diciembre que los ciudadanos no están condenados a elegir entre seguir como están o abrazar la radicalidad de un proceso independentista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Pedro Sánchez en el acto de presentación de las candidaturas del PSC para la próximas elecciones generales del 20 de diciembre que se ha celebrado en El Prat del Llobregat./ EUROPA PRESS

Pedro Sánchez en el acto de presentación de las candidaturas del PSC para la próximas elecciones generales del 20 de diciembre que se ha celebrado en El Prat del Llobregat./ EUROPA PRESS

EL PRAT DEL LLOBREGAT (BARCELONA).- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este sábado a los partidos soberanistas que no usen a Catalunya para "justificar su arbitrariedad", y ha asegurado que los ciudadanos no están condenados a elegir entre seguir como están o abrazar la radicalidad de un proceso independentista que, según él, está al margen de la legalidad democrática y que tendrá consecuencias negativas para toda España.
   
Lo ha dicho en el acto de presentación de las candidaturas del PSC para la próximas elecciones generales del 20 de diciembre que se ha celebrado en El Prat del Llobregat (Barcelona), donde ha advertido de que el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha activado "la cuenta atrás", en la que ha envuelto su amenaza independentista con grandes palabras como democracia, voluntad popular y libertad.
   
Sánchez ha aseverado que se debe evitar que Mas lleve a los catalanes a un "negativo y absurdo" choque de identidades, al conflicto y a la fractura, y ha subrayado que el proceso soberanista agita mucho los ánimos pero que sólo producirá la frustración de no ser capaz de resolver los problemas reales de los ciudadanos.



"Todo lo que está pasando tiene un único culpable, Artur Mas, pero el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy es responsable de no haber actuado ante el desafío secesionista", ha reflexionado Sánchez, y ha asegurado que el PSOE ofrecerá soluciones a los catalanes y a toda España a través de una propuesta de reforma de la Constitución en un sentido federal que, según él, preparará a la sociedad para los desafíos del futuro.

Sánchez también ha señalado que el 70% de los catalanes no quiere que Mas sea presidente y que el 60% no quiere la independencia, y ha afirmado que el único porcentaje que a Mas le importa es "el 3% de las comisiones".

Reforma constitucional

Ha aseverado que los socialistas no proponen reformar la Constitución por el proceso soberanista, pero ha subrayado que tampoco renunciarán a reformarla por el mismo: "La reforma constitucional que proponemos no va ni de Mas, ni de Rajoy, ni de mi".

"La España de 1978 no es la de 2015, y hoy necesita mejoras para abrir un nuevo período de progreso, paz social y estabilidad política y territorial"


"La España de 1978 no es la de 2015, y hoy necesita mejoras para abrir un nuevo período de progreso, paz social y estabilidad política y territorial", ha insistido Sánchez, y ha asegurado que el error histórico de los inmovilistas y los rupturistas es no haber entendido la exigencia del momento político.

Ha explicado que son muchos los que defienden la unidad de España y la aplicación de la ley, pero ha aseverado que "sólo los socialistas tienen una propuestas políticas que garantizan una solución para Cataluña y para toda España".

Ganar a la derecha

Sánchez ha destacado que "la derecha siempre encuentra excusas para sus recortes y la corrupción: Rajoy encontró la crisis y Mas a España. Pero los recortes no son catalanes ni españoles, sino de derechas".

También ha insistido en que en las elecciones generales del 20 de diciembre los ciudadanos tendrán la oportunidad de decir no a esos recortes, y ha concluido que en ganas de ganar al paro, a la desigualdad, a la corrupción y a la derecha "no les gana nadie".