Publicado: 13.05.2015 20:44 |Actualizado: 13.05.2015 20:44

Sánchez pide a Podemos y Ciudadanos que no bloqueen instituciones
y apoyen a Díaz

Acusa a ambos partidos de hacer “seguidismo” de un PP “que sólo quiere que el PSOE no gobierne a toda costa”.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
Pedro Sánchez durante un acto electoral en Jaén. EFE/José Manuel Pedrosa.

Pedro Sánchez durante un acto electoral en Jaén. EFE/José Manuel Pedrosa.

JAÉN.- Yo en La Isla (Huelva), tú en Jaén. A 401 kilómetros de distancia, según Google, estuvieron este miércoles la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz; y el líder socialista, Pedro Sánchez. Mañana, aún más lejos. Susana Díaz estará con Javier Fernández en Avilés; y el secretario general de los socialistas seguirá por tierras andaluzas, primero en la feria de Jerez y cerrar jornada en Málaga. Repartirse el territorio, lo llaman, pero tiene más lecturas internas.

El líder del PSOE, ajeno a este debate, se volvió a dar una auténtica paliza de kilómetros y de actos. Nada más acabar la sesión de control en el Congreso partió para Granada, se dio un paseo por la ciudad, mantuvo una comida al mediodía; otro acto a media tarde a 40 grados en un pueblo de Jaén, para finalizar la jornada con un mitin en la capital jienense ante cerca de un millar de personas.




Sánchez sigue a lo suyo y con su misma filosofía de carretera y manta. Y ni él ni sus más cercanos dirigentes quieren entrar en polémica con la lideresa andaluza quien, precisamente, no está pasando ahora por sus mejores momentos.

De hecho, el líder del PSOE quiso mantener las formas y acudió a Jaén para intentar echar un capote a la dirigente andaluza, ante el reto de este jueves en su tercer intento de ser investida presidenta de Andalucía, y que todo apunta a que volverá a ser fallido o a que ni siquiera se celebrará la sesión plenaria.

El dirigente socialista recordó que el pasado 22 de marzo los andaluces decidieron que gobernara el PSOE y que su presidenta fuese Susana Díaz, y acusó al PP de no haber entendido el mensaje y de seguir teniendo como único objetivo que los socialistas no gobiernen.

Pero más crítico estuvo con los llamados partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, con representación en el Parlamento andaluz, a quienes acusó de hacer “seguidismo” de los populares `por no facilitar la investidura.

Para Sánchez, el PP pide el voto “para seguir como siempre”, y Podemos y Ciudadanos “para bloquear las instituciones”. Frente a ello, pidió el voto para el PSOE para actuar de otras maneras.
Sánchez fue bien recibido en Andalucía. Por parte de la militancia y de los dirigentes. No faltó en Jaén ni la presidenta del partido, Micaela Navarro; y el líder del PSOE no tuvo reparos en hacer de telonero de los dirigentes locales en el mitin de cierre de la jornada. No fue un acto de generosidad, había Champion.