Público
Público

PSOE Sánchez plantea diez acuerdos de país para llevar adelante en 2018

El líder del PSOE concreta que los nuevos impuestos para financiar las pensiones serán a las transacciones financieras y a la banca

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, en Madrid. EFE/Paco Campos

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quiere salir del “bucle de Catalunya" y se esforzó en ello en su primera comparecencia pública en 2018, proponiendo diez grandes acuerdos de país que quiere llevar adelante en 2018 y pasando de puntilla por el asunto catalán.

Sánchez, que recordó que ahora se cumplen casi dos años de su intento frustrado de investidura, indicó que aquel proyecto de país que propuso desde la tribuna del Congreso sigue vigente y que se basa en cuatro principios: regeneración democrática, cohesión social, recuperación económica justa y cohesión territorial.

Y, bajo estos mismos principios, el líder socialista indicó que el PSOE va a ejercer una acción activa para concretar en medidas y proyecto el cumplimiento de dichos objetivos a través de una iniciativa política y parlamentaria a lo largo de este año.

El secretario general del PSOE indicó que su partido no se resigna a que esta sea una legislatura perdida. “y vamos a ejercer una oposición de Estado para liderar el país desde la oposición”, afirmó.

Lo diez acuerdos de país que enumeró Sánchez son: pensiones (propuso derogar la reforma del PP y pactar un acuerdo de rentas); educación (una apuesta decidida por más inversión a la educación pública); industria (recuperar los talentos perdidos, un plan de transición ecología y el impulso de las energías renovables); agua (nueva política de agua); ingresos mínimo vital (inmediata puesta en marcha); pacto por el empleo (defensa de salario dignos), rescate a los jóvenes (batería de medidas para su emancipación); igualdad de género (ley de igualdad laboral y salarial); financiación autonómica y local (igualitaria y suficiente) y un nuevo pacto constitucional.

Sánchez insiste en la reforma de la Carta Magna para hacer “la Constitución del 15M”

Sánchez se dio hasta mayo para negociar con todo el arco parlamentario estos diez acuerdos y, a partir de junio y hasta finales de año, llevarlos al Parlamento para tratar que salgan adelante. En el caso de no conseguirlo, el líder socialista indicó que serán asumidos como compromisos electorales del PSOE para las próximas elecciones generales.

El líder del PSOE se detuvo especialmente en dos de estos acuerdos. El primero fue la necesidad de salvar el sistema público de pensiones y concretó que la “cesta de impuestos” que quiere aprobar afectará a las transacciones financieras y a la banca. Por esta vía, Sánchez calcula recaudar unos 2.500 millones anuales.

El segundo aspecto en el que incidió fue en la reforma constitucional, sobre la que pidió un esfuerzo para reenganchar a las nuevas generaciones de jóvenes, llegando a decir que se hay que hacer “la Constitución del 15-M” porque, en su opinión, muchas de sus demandas no se han visto satisfechas. “Se lo debemos a esa generación que salió a las calles y que quiere ser protagonista de su tiempo”, dijo. Los guiños a este movimiento fueron constantes durante su intervención.

Catalunya, en tres frases

En cuanto a Catalunya, en su discurso en el Forum Europa, Sánchez abordó el tema en su inicio en tres frases, con mensajes ya conocidos y sin profundizar ni en el resultado del PSC ni en la nueva situación parlamentaria. Tampoco dio la impresión de tener intenciones de convocar un Comité Federal en breve para analizar el tema, como algunos dirigentes planteaban.

Así, el líder del PSOE se limitó a recordar a los independentistas que tienen una mayoría parlamentaria, pero no una mayoría social, por lo que les pidió que gobernaran para todos. Reiteró que ante cualquier intento de quebrantamiento de la legalidad el PSOE va a estar siempre en la defensa del Estado de Derecho, la Constitución y el Estatut. Y volvió a poner sobre la mesa la necesidad de avanzar hacia una España autonómica más descentralizada: “Federalizar es la solución, no centralizar”, dijo.

Finalmente, en el turno de preguntas no descartó que la actual portavoz parlamentaria, Margarita Robles, pudiera ser una buena candidata a la Alcaldía de Madrid, aunque fuentes del PSOE se apresuraron a decir que sólo es una hipótesis. No será ella.

DISPLAY CONNECTORS, SL.