Publicado: 04.07.2016 20:22 |Actualizado: 04.07.2016 23:15

Sánchez propondrá a sus barones un "no" rotundo a Rajoy

Este martes abre la ronda de consultas ante el Comité Federal, aunque está dispuesto a escuchar otras propuestas. El líder socialista no romperá su silencio hasta el sábado, en el discurso que abre el máximo órgano del partido entre congresos

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
Pedro Sánchez, durante la reunión que la Comisión Ejecutiva Federal, que tuvo lugar el pasado lunes. / EFE

Pedro Sánchez, durante la reunión que la Comisión Ejecutiva Federal, que tuvo lugar el pasado lunes. / EFE

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, primero optó por amarrar Mojácar, donde ha pasado estos días de vacaciones, porque La Moncloa parece que se hace esperar. No obstante, a partir de este martes, el líder socialista vuelve a la arena política para hablar con los barones, hacerles sus propuestas y escuchar si tienen otras ante las difíciles decisiones que debe tomar el partido.

Según fuentes de la dirección del PSOE, Sánchez se seguirá manteniendo en un “no” rotundo a Rajoy. Ni por activa, ni por pasiva, ni por próstatas inventadas, ni por triquiñuelas de última hora. El PSOE no apoyará una investidura ni de Rajoy, ni de nadie del PP. Ésa sigue siendo la postura de la dirección.

Sánchez argumentará que el líder del PP no se lo merece, el alto coste que supondría para el PSOE esta decisión entre su militancia y el pasillo gigantesco que se le abre a Podemos si los socialistas facilitan un Gobierno del Partido Popular.

El líder socialista, además, cree escandaloso cómo se ha comportado Rajoy desde que ganó las elecciones, con una sola llamada a Coalición Canaria, por lo que hasta ahora se sabe. En las filas socialistas, no hay noticia del presidente en funciones, y se entiende como un ninguneo haber empezado de menor a mayor. Además, Sánchez no ve lógico que Rajoy, supuestamente, quiera esperar a la celebración del Comité Federal antes de reunirse con él y sin hacerle una propuesta previa.

Todo ello se lo contará uno a uno a sus barones, diciendo que ésa es la propuesta que quiere que salga del Comité Federal. Ahora, también Sánchez admite que está dispuesto a escuchar otras alternativas y llegar a un consenso entre todos.

En principio, parece que cuenta con el apoyo de la mayoría del partido, aunque puede dejarse una puerta abierta a sentarse con Mariano Rajoy, pero no para negociar, simplemente para decirle que no cuente con los diputados socialistas para su investidura. Sánchez le instará a que busque otra mayoría en grupos ideológicos más afines en la Cámara Baja, y le dirá que en ella no están los socialistas.



Salvo Guillermo Fernández Vara, hasta ahora, la mayoría de los dirigentes del PSOE parece que comparten esta opinión, aunque hay matices. Sánchez se ha propuesto hablar cara a cara con cada uno de ellos y que se debata, pero para llegar con la posición más unánime posible al Comité Federal del próximo sábado.

Este martes empieza Sánchez la ronda de reuniones con la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, secretaria general del PSE; y Sara Hernández, secretaria general del PSOE-M. Todo apunta a que ambas compartirán criterios con Sánchez.

Sin embargo, los líderes más decisivos, Susana Díaz y Javier Fernández, no se reunirán hasta el viernes con Sánchez. La postura de la andaluza y del asturiano pueden condicionarlo todo, aunque hasta ahora sus posturas son muy parecidas a la del secretario general.