Publicado: 15.12.2015 22:32 |Actualizado: 15.12.2015 22:32

Sánchez sigue crecido tras el debate: “Rajoy no tenía defensa posible”

Proclama que ganó su “cara a cara” con el candidato del PP, y que ganará el domingo las elecciones

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez saluda al expresidente del Gobierno Felipe González.- EFE

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez saluda al expresidente del Gobierno Felipe González.- EFE

Lugar: Institución Ferial (Badajoz)
Oradores: Felipe González, Guillermo Fernández Vara y Pedro Sánchez
Asistentes: 4.500 personas
Incidencias: El mitin fue el más largo de la campaña, porque Pedro Sanchez asistió a los funerales de Estado por los dos policías asesinados en Kabul y llegó tarde. A Felipe González no le importó nada hacer tiempo.

Ni un paso atrás, ni para coger impulso. Pedro Sánchez, digan lo que digan las encuestas o los analistas, está crecido tras su debate frente al candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, y siguió denunciando abiertamente la corrupción del Partido Popular y que no hay un presidente “decente”.

En un feudo socialista como Badajoz, Sánchez proclamó que Rajoy no estuvo en el debate a la altura “porque no tenía defensa posible”.



Volvió a acusar al líder del PP de que “está preso por los papeles de Bárcenas” y, ante las críticas por sus acusaciones sin pruebas contra el candidato popular, no tuvo reparos en afirmar que “la política tiene que estar dos pasos por delante de los tribunales”.

Sánchez, aunque tuvo una jornada agotadora, estuvo fresco en su intervención y no olvidó a Podemos, a quien últimamente le dedica más críticas que a Ciudadanos.

Así, volvió a acusar a Pablo Iglesias de no jugar limpio, “porque no entiendo que se escandalice tanto porque yo acuse a Rajoy de ser indecente, y no de que Ana Colau llame criminales a los socialistas”. Tronó la Institución Ferial.

Sánchez, ya en la recta final de la campaña, hizo una arenga a los suyos pidiéndoles que se movilicen, “porque no vale con ganar un debate, el domingo tenemos que ganar las elecciones”, dijo.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, le dio la razón. Puso en valor la actuación de Sánchez en el debate y no dudó en que había ganado a Rajoy, “porque tuvo el valor de decirle a la cara muchas cosas, y porque salió en defensa de las personas”. Para Vara, la noche del lunes sirvió para acabar “con el tripartito contra el PSOE”.

También intervino Felipe González que, como un becario de 75 años, clamó como si le fuera la vida en ello para que el PSOE gane el 20-D. Con un discurso muy españolista, dijo que ni él ni este país puede aguantar cuatro años más de Rajoy.

Extremadura siempre marca en las campañas del PSOE un termómetro electoral. Allí nunca han pinchado los socialistas en unas generales –otra cosa fue lo que ocurrió en autonómicas en la plaza de toros de Cáceres-, y siempre mide muchas cosas en cuanto al estado de ánimo de las filas del PSOE. Las vibraciones tras el polémico debate fueron buenas según algunos dirigentes extremeños. Alguno añadió: “Incluso, muy buenas”.