Público
Público

Sánchez: “En lo único que vamos a ser intolerantes es contra la corrupción”

Pide a Iglesias y Monedero que expliquen a los parados que “su cambio empezaba por el control de jueces, espías y RTVE”.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez en un acto en Alicante. EFE/Morell

MURCIA.- Parece que en “la frutería” crecen fresas. Lo cierto es que Pedro Sánchez está con las pilas puestas e hizo en Murcia el mitin más apasionado en lo que va de campaña, asegurando que no va a haber “sorpasso” sino “sorpresa”, y que aún confía en ganar las elecciones al PP.

El líder del PSOE, en el penúltimo mitin de campaña, utilizó en sus mensajes toda la artillería electoral que más moviliza a su electorado. Habló más que nunca de feminismo y los derechos de las mujeres, un tema por el que sólo había planeado toda la campaña. Habló de lo hecho por “los viejos socialistas” pero también apeló al voto joven; y no dejó de arremeter contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Además, en Murcia, donde se suceden los escándalos de corrupción del PP, hizo un compromiso solemne: “En lo único que vamos a ser intolerantes es contra la corrupción”. 

Sánchez mantuvo su discurso clásico de reprochar a Iglesias por qué no votó a un presidente socialista y dejó que siguiera Mariano Rajoy en funciones, pero este jueves fue un poco más allá y afirmó: “Que Iglesias y Monedero expliquen a los parados por qué su cambio empezaba por el control de jueces, espías y RTVE”, exclamó.

Tampoco faltaron críticas a Mariano Rajoy, a quien acusó de ser un “político en b” y que “tiene de todo menos honestidad, compromiso y diligencia”, afirmó.

Con el fondo de una bandera gigantesca de España, que se intercalaba con otra del mismo tamaño la Unión Europea, Sánchez abogó por un “sí” en el Reino Unido a Europa, y aseguró que “sólo si estamos unidos todos los países de la UE podremos hacer frente a los problemas”.

También citó a los refugiados, y aseguró que su compromiso si llega al Gobierno es que “España será un país solidario y de acogida”. 

Finalmente, pidió a sus incondicionales que convenzan a los indecisos para que no se queden en casa, que hagan su puerta a puerta particular, “y que no se queden como observadores, porque el cambio está cerca”, añadió. 

Sea por la frutería , porque se acerca el final o porque Sánchez es incombustible, al PSOE se le ve con las pilas más cargadas que nunca en lo que va de campaña.