Público
Público

Primarias PSOE Sánchez urge a la Gestora a aclarar si el PSC podrá votar como el resto del PSOE

Algunas fuentes apuntan a que el precandidato teme que se dificulte el voto de los socialistas catalanes.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez, durante un acto público con militantes y simpatizantes en Calasparra (Murcia).- EFE

Pedro Sánchez, el precandidato del PSOE a la primarias para la Secretaría General, celebró un nuevo acto con la militancia en Calasparra (Murcia), volviendo a llenar el recinto ante cerca de un millar de personas, para explicar su proyecto que, en síntesis, consiste en apostar por un PSOE autónomo, unido y de izquierdas.

Pero más allá de su mensaje, el precandidato fue a Murcia a pedirle a la Gestora de su partido “que acabe con la incertidumbre que vive el socialismo catalán y resuelva en la dirección que queremos la mayoría de los socialistas: la de reforzar los lazos entre ambas formaciones”.

En teoría, esta decisión debería estar ya tomada, pero las delegaciones de ambos partidos aún no han llegado a ningún acuerdo público, lo que parece que preocupa al ex secretario general, ya que según fuentes cercanas al dirigente socialista, puede haber alguna “jugada” que no vaya precisamente en favor de sus intereses.

Sánchez, que no ha dejado de citar al PSC en ninguno de sus actos, insistió este martes con más énfasis como si se temiese dicha “jugarreta” por parte de la gestora y por ello, dijo alto y claro: “Los socialistas catalanes tienen el mismo derecho a votar que el resto de los afiliados, nadie puede excluirles del debate político, ni quitarles el derecho a votar u obligarles a rogar el voto”, afirmó.

Detrás de este llamamiento es fácil deducir que gran parte de las posibilidades de Sánchez para aspirar a la Secretaría General del PSOE pasan por la militancia del PSC, donde el candidato parece que cuenta con más apoyos por su proyecto más federalista. Al menos, siempre los tuvo cuando estuvo al frente del partido.

Una y otra vez Sánchez pidió a la Gestora que no cometiera ningún grave error en este sentido, como en su opinión sería romper la unidad entre el PSOE y el PSC, lo que para el precandidato supondría “abandonar a Catalunya a su suerte”, afirmó.

El resto de acto fue insistir en que el futuro que él quiere para el PSOE es conseguir unir a toda la izquierda, “y nunca pasa por unirse a la derecha”, recordando el acuerdo para que Mariano Rajoy se mantenga en La Moncloa, lo que siempre es reprochado por el público asistente.

Aseguró también que todos los socialistas quieren la unidad pero, en su opinión, para unir de verdad al PSOE la primera premisa es separarse del PP y, la segunda que la militancia vote. “Las unas traerán la unidad”, concluyó.