Publicado: 30.03.2016 16:14 |Actualizado: 30.03.2016 16:17

Sánchez ve avances con Podemos pero no irá a la investidura sin el apoyo explícito de Ciudadanos

Tras reunirse con Iglesias, afirma que aunque hay aún muchas dificultades, “hoy está más cerca el Gobierno del cambio, que la repetición de elecciones”

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante la ruede de prensa de este miércoles en el Congreso.- REUTERS

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, durante la ruede de prensa de este miércoles en el Congreso.- REUTERS

@ManuSanchezG

MADRID.- Tras dos horas reunido con Pablo Iglesias, y tras escuchar durante una hora más la conferencia de prensa del líder de Podemos, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, compareció ante los medios de comunicación intentando dar un mensaje positivo del encuentro, aunque las posiciones sobre cómo se podría materializar un posible Gobierno de Sánchez siguen sin moverse.

Sánchez consideró el encuentro positivo en cuanto a haber normalizado las relaciones con Pablo Iglesias, muy tensas desde la primera conferencia de prensa que dio el líder de Podemos autoproclamándose vicepresidente, y por la forma y el fondo que tuvo en el debate de investidura. El líder socialista indicó que ha visto un cambio de actitud en Pablo Iglesias que quiso agradecer y que, en su opinión, puede facilitar mucho un posible acuerdo.



También destacó como aspecto positivo que ambos líderes han coincidido en asuntos tan importantes como la necesidad de no repetir elecciones y de desalojar cuanto antes a Mariano Rajoy de La Moncloa.

Nuevas negociaciones a tres bandas

Y, sobre todo, el líder socialista puso en valor que se abre un periodo de negociaciones a tres bandas: PSOE, Podemos, Ciudadanos que, hasta ahora, había sido imposible por vetos de una parte y de otra. Esta ventana que se abre le llevó a decir a Sánchez por tres veces que, “a día de hoy, con todas las complicaciones y dificultades, está más cerca el Gobierno del cambio, que la repetición de las elecciones”.

Pero ahí se acabaron las alegrías, porque el posicionamiento para formar Gobierno sigue siendo el gran escollo que divide a ambos partidos para poder llegar a un pacto y no se vislumbra acercamiento algunos.

Sánchez apuesta por la "vía 199", con C's, frente a la
"vía 161" de Iglesias con IU

Iglesias habló de la “vía del 161” tras la reunión, es decir, un Ejecutivo formado por PSOE, Podemos e Izquierda Unida. Pero Sánchez mantiene que su apuesta es y seguirá siendo lo que él llama el “Gobierno del cambio”, formado por PSOE, Podemos y Ciudadanos, es decir, lo que denominó la “vía del 199”.

Sánchez cree que hay margen para llegar a acuerdos importantes entre las tres formaciones y, en los que no sea posible, que los resuelvan las distintas mayorías el Congreso. Por ello, habló de que quiere formar un “Gobierno parlamentario”.

Ésa es la única vía que contempla el líder del PSOE, en donde siempre contará con el partido de Albert Rivera. Para que quedara claro, Sánchez añadió una contundente frase: “No me presentaré a ninguna investidura que no cuente con el “sí” de Ciudadanos”.

“No me presentaré a ninguna investidura que no cuente con el “sí” de Ciudadanos”

Al jarro de agua fría frente al planteamiento de Podemos de apostar por un Gobierno apoyado y compuestos por fuerzas de izquierdas, Sánchez puso otro condicionante. La negociación a tres bandas se hará sobre la base del documento ya aprobado con Ciudadanos. El líder del PSOE recordó que dicho acuerdo ha sido ratificado por el 80% de la militancia socialista e, incluso, indicó que es más ambicioso que el aprobado en la Comunidad Valenciana.

Eso sí, indicó que dicho acuerdo está abierto a nuevas aportaciones y nuevas propuestas, que siempre deberán ser ratificadas por PSOE y Ciudadanos, lo que va a dificultad aún más la negociación con Podemos.

Dichas negociaciones se podrán en marcha de forma inmediata y, al contrario que va a hacer Pablo Iglesias, el líder socialista no se pondrá al frente de su equipo negociador. “Yo confío en plenamente en las personas que se han designado”, apostilló.

Finalmente, Sánchez se refirió a la propuesta de Pablo Iglesias de renunciar a la vicepresidente del Gobierno y, con cierto tono de burla, se limitó a decir: “Él se propuso solo, él se excluye solo”. Además, negó que hubiera sido una petición suya o que fuese un veto del partido.

Todo apunta que reestablecieron relaciones, que habrá nuevas mesas negociadoras, pero que el acuerdo está tan lejos como antes de empezar la reunión.