Publicado: 09.12.2015 22:03 |Actualizado: 09.12.2015 22:11

Sánchez vuelve a centrarse en Rajoy 
y deja en segundo plano a Podemos
y Ciudadanos

Promete incluir en el Pacto de Toledo la eliminación de todo el copago farmacéutico para los pensionistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en la región, Emiliano García-Page, junto al candidato socialista a presidir el Gobierno, Pedro Sánchez. EP

El presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en la región, Emiliano García-Page, junto al candidato socialista a presidir el Gobierno, Pedro Sánchez. EP

Ficha técnica

Lugar: Palacio de Congresos El Greco Espacio Zocodover (Toledo).
Intervinientes: Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha; Guadalupe Martín, cabeza de lista al Congreso por Toledo y Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo.
Asistentes: aforo de 1.500 personas completo
Incidencias: Ninguna.

TOLEDO.- Tras la resaca del debate “a cuatro”, parece que Pedro Sánchez y su equipo quieren volver al esquema que tenían preparado para esta campaña, un tanto alterado por los durísimos ataques que está recibiendo el líder del PSOE desde todos los frentes.

Por la mañana presentaron un nuevo lema ("Un presidente para la mayoría") y exhibieron el programa electoral como “un contrato con los ciudadanos”. Ya por la tarde, Pedro Sánchez, en el acto celebrado este miércoles en Toledo, optó por volver a centrar sus críticas en el Gobierno de Rajoy de estos cuatro años, dejando un segundo plano a Podemos y Ciudadanos, aunque tampoco faltaron referencias a los partidos emergentes.




Pedro Sánchez volvió a situar a Mariano Rajoy, al candidato del PP como su principal adversario

Es decir, volvió a situar al candidato del PP como su principal adversario, y al PSOE como el único partido que puede derrotarlo, y siguió llamando al voto útil como lleva haciendo desde que empezó la campaña: “La única opción de cambio se llama Partido Socialista”; dijo.

Además, bajó el tono frente a los gritos exaltados que dio en el mitin de La Coruña del martes, aunque volvió pedir a los suyos que se sientan orgullosos de ser socialistas, de sus siglas y su pasado.

Y el resto del acto entró en los mensajes de campaña ya conocidos, donde sobre todo explica el desarrollo del programa electoral, los recortes hechos por Rajoy y su firme intención de recuperar todos los derechos perdidos por los ciudadanos en esta legislatura. “No es derogar por derogar, voy a derogar para recuperar lo que nos han quitado”, afirmó.
Eso sí, a petición del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el candidato socialista adquirió un nuevo compromiso político: si gana las elecciones en el nuevo Pacto de Toledo que quiere impulsar se recogerá expresamente la eliminación de todo el copago farmacéutico a los pensionistas. Ni que decir tiene que en estas tierras castellano-manchegas el anuncio fue muy bien recibido.

Page tuvo un papel destacado en el mitin. No sólo por la propuesta que le hizo en el mismo acto a Sánchez, sino porque hizo una defensa a ultranza del liderazgo del candidato socialista

Y es que Page tuvo un papel destacado en el mitin. No sólo por la propuesta que le hizo en el mismo acto a Sánchez, sino porque hizo una defensa a ultranza del liderazgo del candidato socialista ante los ataques que lleva sufriendo en los últimos días.
Page, dirigiéndose directamente a Sánchez afirmó: “Se meten contigo porque saben que eres el principal adversario”, y añadió que en estas elecciones sólo están en juego cuatro años más de Rajo, o que vuelva a llegar el PSOE a La Moncloa. Fue a más Page, y afirmó que el PSOE ha cometido errores pero ahora tiene “un líder nuevo, honesto y limpio, y merece la pena votar por él”.

Los elogios de Page sonaron más bien a que los dirigentes socialistas han decidido en esta recta final un cierre total de filas con Pedro Sánchez, viendo que las cosas no parecen que estén marchando bien, y también porque consideran que el candidato necesita ahora todo el apoyo porque no pasa por sus mejores momentos.

Pero si entre los dirigentes del PSOE puede existir esa sensación en sobre cómo marcha la campaña y la situación de su candidato, no ocurre lo mismo entre la militancia. Hubo gran entusiasmo en el Palacio de Congresos de Toledo para recibir a Pedro Sánchez, y el líder del PSOE dedicó más de diez en minutos en repartir besos y saludos desde que entró en el recinto. Como dijo un dirigente castellano-leonés mientras lo observaba, “eso sí lo hace muy bien”.