Publicado: 08.10.2015 17:08 |Actualizado: 08.10.2015 17:08

Santi Potros, condenado a 94 años
por el atentado en el que murió un ciudadano en Barcelona en 1987

La víctima se encontraba en una cabina telefónica cuando explotó un coche bomba al paso de un vehículo de la Guardia Civil. Dos agentes resultaron heridos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El histórico cabecilla de ETA Santiago Arróspide Sarasola, alias 'Santi Potros', durante el juicio. EFE

El histórico cabecilla de ETA Santiago Arróspide Sarasola, alias 'Santi Potros', durante el juicio. EFE

MADRID.- La Audiencia Nacional ha condenado al exdirigente de ETA Santiago Arróspide Sarasola, alias 'Santi Potros', por participar en el atentado contra una patrulla de la Guardia Civil cometido el 2 de abril de 1987 en Barcelona, que causó la muerte de un hombre que se encontraba en ese momento en el interior de una cabina telefónica y provocó heridas de gravedad a los dos agentes del Instituto Armado.

En la sentencia el tribunal impone dicha pena a Santi Potros como autor de los delitos de asesinato consumado, dos asesinatos en grado de tentativa, otro de estragos terroristas y cinco faltas de lesiones que llevan aparejados una pena de 94 años de prisión con arreglo al Código Penal de 1973.




Asimismo, los magistrados Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Clara Bayarri han imputado al exdirigente etarra la obligación de indemnizar, de forma solidaria con los ya condenados Mercedes Ernaga, Domingo Troitiño y Rafael Caride Simón, con un total de 112.720 euros a siete heridos, 5.830 al Ministerio del Interior por los daños al vehículo de la Guardia Civil y 2.150 a Telefónica por los originados en la cabina, así como otras cantidades por daños causados en vehículos de 17 particulares y a 140 propietarios de inmuebles afectados.

El tribunal da por probado que el entonces jefe del aparato militar suministró a los miembros del 'comando Barcelona' Domingo Troitiño, Rafael Caride y Mercedes Ernaga 40 kilogramos de explosivo amonal, pistolas, temporizadores y detonadores para atentar en el marco de una "campaña contra militares de alta graduación, miembros de la Guardia Civil y Policía".

De la misma forma, la Sala declara probado que Santiago Arróspide Sarasola, ya condenado en otros juicios en Francia y en España, ejerció la dirección del aparato militar de ETA junto a Juan Lorenzo Lasa Michelena hasta la detención de éste en 1985 y en solitario hasta su arresto dos años después en la localidad gala de Anglet.

Añade que como jefe responsable directo de los comandos de ETA dispuso en septiembre de 1985 la constitución del denominado comando Barcelona.

Tras observar el paso frecuente por la confluencia de la avenida Meridiana con las calles de Vizcaya y de José Estival de Barcelona de vehículos de la Guardia Civil, los integrantes del comando decidieron perpetrar un atentado con coche bomba para lo que utilizaron entre quince y veinte kilos de amonal y unos treinta de tornillería que tenían escondidos en una vivienda de Castelldefels.

Los etarras estacionaron el coche bomba en la confluencia de la avenida Meridiana con la calle de Vizcaya el día del atentado y fue detonado por Domingo Troitiño desde una estación de Metro cercana cuando pasaba el vehículo de la Guardia Civil, con dos agentes.

La Audiencia fundamenta que la responsabilidad de Santi Potros de decidir el atentado le hace partícipe como autor por el puesto que ocupaba en la organización.

Etiquetas