Público
Público

Santiago Maldonado Argentina clama por su último desaparecido

Centenares de miles de argentinos se movilizaron este viernes en distintos lugares del país al cumplirse un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, un joven del que no se tienen noticias desde que Gendarmería reprimiera el 1 de agosto a una comunidad mapuche en la provincia sureña de Chubut.

Publicidad
Media: 4.70
Votos: 10
Comentarios:

Cartel con la cara de Santiago Maldonado en una de las manifestaciones que exigen su liberación.

El grito fue unánime a lo largo de todo el territorio argentino: aparición con vida de Santiago Maldonado. Se sintió durante las protestas convocadas en la inmensa mayoría de las provincias del país, y se oyó claramente desde la ciudad de Buenos Aires, donde la histórica Plaza de Mayo, situada frente a la sede del Gobierno, apareció colmada de manifestantes con una sola exigencia: que se averigüe el paradero del joven, cuya desaparición forzada investiga actualmente la justicia.

El principal orador del acto celebrado en la capital argentina fue Sergio Maldonado, hermano de Santiago. “A la señora ministra de Seguridad le pido que dé un paso al costado y deje a alguien realmente capacitado”, exigió.

Santiago Maldonado, un artesano de 28 años nacido en la provincia de Buenos Aires, desapareció el 1 de agosto cuando acompañaba a la comunidad mapuche Lof en Resistencia, que reclama tierras ancestrales entregadas a la multinacional Benetton, en una protesta que fue reprimida por Gendarmería. Testigos aseguran que Santiago estaba con ellos.

Santiago Maldonado desapareció cuando acompañaba a una comunidad mapuche que reclama tierras ancestrales entregadas a Benetton, en una protesta que fue reprimida por Gendarmería

Gendarmería es una fuerza federal que depende del Ministerio de Seguridad, cuya máxima responsable es Patricia Bullrich. La ministra ha puesto en duda que el joven haya sido víctima de una desaparición forzada, ha señalado que no hay pruebas que incriminen a sus agentes, ha criminalizado a los mapuches, y hasta ha acusado a la familia de Maldonado de no cooperar con la investigación judicial.

“Mi familia colaboró desde el primer día con todos los requerimientos, como son las muestras de ADN, tanto mías como de mis padres”, desmintió Sergio, de 44 años. El argentino apuntó contra la ministra por tratar de calumniar a su familia, y criticó al Gobierno de Mauricio Macri por tener “funcionarios que lo único que hacen es aportar dudas”.

Miles de personas se concentraron este viernes para reclamar la aparición con vida del joven Santiago Maldonado, en la Plaza de mayo de Buenos Aires (Argentina). EFE/David Fernández

En su requerimiento de que se realice una investigación seria e imparcial, el hermano del joven desaparecido ha pedido que sean indagados los 140 uniformados que dispararon balas de plomo y de goma contra la comunidad mapuche durante el procedimiento que condujo el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti.

Su reclamo se ha extendido durante las últimas horas en todo el país, con trabajadores de organismos oficiales y de medios de comunicación que han exigido públicamente que Maldonado aparezca con vida. Empleados del aeropuerto internacional de Ezeiza, y hasta del metro de la capital argentina, repitieron desde los altavoces una misma pregunta: ¿Dónde está Santiago?

Tensión política y social

Durante la desconcentración de la marcha, oficiales de la policía local y agentes motorizados ingresaron en la zona y utilizaron balas de goma, gas pimienta y hasta un camión hidrante contra algunos manifestantes que les arrojaron objetos y provocaron varios destrozos. El operativo policial se extendió durante unas horas, y más de veinte personas fueron detenidas.

Otros incidentes tuvieron lugar en la localidad rionegrina de El Bolsón, donde residía Maldonado desde hacía unos meses, cuando unos pocos encapuchados arrojaron bombas molotov contra un escuadrón de Gendarmería.

La familia del joven desaparecido pide a la ministra de Sanidad que dimita y acusa a las autoridades de calumniarles

El ambiente de crispación que se vio en las calles desvela uno de los asuntos más preocupantes que afronta el Gobierno de Mauricio Macri, a menos de dos meses de las elecciones parlamentarias que renovarán parte del Congreso.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedió hace unos días una medida cautelar para que se protejan los derechos de Santiago Maldonado, mientras once entidades de derechos humanos, entre ellas Abuelas de Plaza de Mayo, acusaron al Ejecutivo de mentir  tras una reunión con Bullrich y con el ministro de Justicia, Germán Garavano, que terminó en un fracaso absoluto.

Mientras en los últimos días el Gobierno de Macri evaluaba presentarse como "particular damnificado" en la causa para tener acceso al expediente, la Comisión Provincial por la Memoria ha solicitado al juez a cargo del caso, Guido Otranto, que impida el acceso de Gendarmería a parte de la investigación como “autoridad denunciada”.

Policías argentinos detienen a un manifestante durante los disturbios registrados finalizada la marcha para reclamar la aparición con vida del joven Santiago Maldonadoen la Plaza de Mayo de Buenos Aires (Argentina). EFE/TÉLAM/Raúl Ferrari

Por pedido de la familia de Maldonado, la fiscalía federal de la localidad chubutense de Esquel, que instruye la pesquisa judicial, cambió la semana pasada la carátula del caso de "averiguación de paradero" a "desaparición forzada de personas".

Los allegados del joven desaparecido también han demandado la intervención de Naciones Unidas como veedora en la causa, que se encuentra bajo secreto de sumario hasta el próximo domingo.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) y el Instituto Sampay han denunciado penalmente al presidente Macri, a Bullrich, y a Garavano por la desaparición forzada de Maldonado. La querella también abarca a Noceti, al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y a cinco jefes de Gendarmería.