Publicado: 22.05.2014 19:51 |Actualizado: 22.05.2014 19:51

La secretaria de Comunicación valenciana dimite "para no perjudicar la imagen del Consejo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actual secretaria autonómica de Comunicación, Lola Johnson, ha presentado su dimisión "para no perjudicar la imagen del Consell" tras ser imputada en una causa abierta por los presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal y malversación de caudales públicos, en relación con un presunto agujero económico en Radio Televisión Valenciana (RTVV).

Johnson ha manifestado en un comunicado que ante el conocimiento "a través de los medios de comunicación" de una denuncia presentada por Compromís (en la que se cifra el agujero económico en 1.300 millones), y su citación a declarar como imputada el próximo 8 de julio, ha decidido presentar su dimisión como secretaria autonómica de Comunicación con efectos de 23 de mayo.

Lola Johnson ha agradecido la "confianza" que le ha depositado el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y ha explicado que ha tomado esta decisión por dos motivos: "para no perjudicar la imagen del Consell y para que nadie pueda utilizar en su propio beneficio esta denuncia".

Así mismo, ha manifestado su "total" disposición para colaborar con la justicia, y ha dejado "bien claro" que "todas" las actuaciones a lo largo de su vida profesional "se han ajustado a la legalidad y a la defensa del interés general".

Fabra recuperó a Lola Johson en el Gobierno valenciano el pasado 13 de diciembre de 2013. Previamente ya ejerció de portavoz del Gobierno valenciano y de consejera de Turismo y Cultura en la época de Francisco Camps.

El desembarco de Johnson como responsable de la estrategia comunicativa de Presidencia llegó justo en un momento de intensa polémica desatada por la decisión del Consejo de cerrar la radio y la televisión públicas valencianas tras la anulación, por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a un millar de trabajadores.

La responsabilidad que Johnson tuvo al frente de Canal 9 siguió dejando huella a lo largo de su posterior carrera política. El primer ejemplo se produjo el día de su estreno como portavoz del Consejo, cuando los periodistas ya le plantearon si podía producirse "manipulación" en Canal 9 por razón de su nuevo cargo. En ese momento, ella respondió que Televisión Valenciana era "un patrimonio de todos los valencianos" y se declaró "firme defensora" de las televisiones públicas.

Más tarde, cuando se anunció el inicio del despido colectivo en RTVV afirmó, en una entrevista con Europa Press, que "todo aquello que motivó la creación de Radio Televisión Valenciana seguía vigente, pero no el modelo, que es de hace 25 años".

Además, y también debido a su etapa al frente de Canal 9, en marzo de este año, la exdirectora de la televisión autonómica tuvo que declarar en el juzgado por la causa abierta contra el exsecretario general de RTVV Vicente Sanz por supuestos abusos sexuales a tres trabajadoras de la entidad, y mantuvo entonces que se enteró del presunto delito realizado por el exdirectivo "días antes" de hacerse pública la denuncia.

Lola Johnson ejerció como directora de Canal 9 desde 2009 y hasta junio del año 2011, cuando Francisco Camps la incluyó en el Consejo tras una remodelación de gobierno. El entonces presidente le otorgó un papel protagonista al encargarle la portavocía y las Consejería de Turismo, Cultura y Deporte.

Sin embargo, su función como portavoz fue breve, ya que en unos meses después, en diciembre, -ya tras la dimisión de Francisco Camps a raíz del llamado caso de los trajes de la trama Gürtel y la llegada a la presidencia de Alberto Fabra- dicha labor se encomendaría a José Ciscar, el actual portavoz.

Johnson conservaría aún la Consejería de Turismo y Cultura hasta que Fabra, en diciembre de 2012, prescindió de la 'herencia' de Camps sacando del Consejo a los cuatro consellers que aún quedaban de los gobiernos de su predecesor (Maritina Hernández, Jorge Cabré y Luis Rosado, además de la propia Johnson).

Tras abandonar el Ejecutivo, Lola Johnson volvió a escena a través del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), cuya junta directiva regional ratificaba, solo unos días después, su nombramiento como secretaria ejecutiva para la coordinación de 15 comisiones de estudio de la formación.