Publicado: 28.05.2015 21:07 |Actualizado: 28.05.2015 23:30

Un sector de Procés se aleja de la propuesta de Forcades de unir a ICV-EUiA, Podemos y la CUP

El movimiento decidirá su posición en asamblea el 14 de junio. Los resultados de las municipales avalan la apuesta por una confluencia amplia de la izquierda para las catalanas del 27S

Publicidad
Media: 2.91
Votos: 11
Comentarios:
Teresa Forcades se ha ofrecido para encabezar la candidatura a las catalanas. / EFE

Teresa Forcades se ha ofrecido para encabezar la candidatura a las catalanas. / EFE

Los resultados de las elecciones municipales en Catalunya han reforzado la propuesta de Procés Constituent de articular una candidatura unitaria de la izquierda para los comicios autonómicos del 27 de septiembre.

Los grandes resultados de las listas de confluencia, con éxitos como la victoria de Barcelona en Comú o los segundos lugares de Guanyem Badalona, Terrassa en Comú o Cornellà en Comú–Crida per Cornellà, han provocado un cambio en el discurso de Podem y la CUP, las formaciones hasta ahora más reticentes a impulsar una candidatura de este tipo, a la que ya no cierran la puerta.

Antes de las elecciones locales, la secretaria general de Podem Catalunya, Gemma Ubasart, había insistido en que la prioridad de la formación era concurrir en solitario a los comicios catalanes pero ahora ya mantiene que están “abiertos a confluencias de las fuerzas del cambio”. Ayer mismo, en el programa La Klau, Ubasart recalcó que “no se pueden hacer calcos de Barcelona en Comú” -en referencia a la hipotética articulación de una Catalunya en Comú- pero que su éxito “indica nuevas dinámicas”. En la misma línea, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado esta mañana en rueda de prensa que “existe un ecosistema político distinto en Catalunya, al que Podem se tiene que adaptar. Y lo que haga dependerá de Podem y de Gemma Ubasart”.



En este nuevo contexto, sin duda es Procés Constituent quién va más lejos en su apuesta por la confluencia, hasta el punto de que una de las fundadoras del movimiento, la monja Teresa Forcades, se ha postulado para encabezar la hipotética candidatura. En varias entrevistas, Forcades incluso ha propuesto el nombre de Capgirem Catalunya en Comú para una lista que debería unir a los partidos de Barcelona en Comú (Podem, ICV-EUiA y Procés Constituent) y a la CUP. Previamente, Procés Constituent debe avalar en la asamblea general extraordinaria que celebrará el próximo 14 de junio la propuesta de Forcades, que no genera unanimidad dentro del movimiento.

Fuentes de la coordinadora de Procés Constituent, la dirección de la plataforma, consultadas por Público, subrayan que “desde nuestra aparición defendemos el frente unitario de la izquierda en Catalunya y después de los resultados del domingo la propuesta tiene, como mínimo, más sentido”. Las mismas fuentes, añaden que una posible Capgirem Catalunya en Comú no es más que “la propuesta original de Procés Constituent” y se muestran confiadas en que recibirá el apoyo de la mayoría del movimiento en la asamblea del 14 de junio.

Un sector de Procés Constituent, articulado en torno de Constituyentes por la Independencia Rupturista y el Cambio Social, discrepa y apuesta por implicarse en la candidatura Per la ruptura, de la Crida Constituent, un espacio impulsado por la CUP. Núria Jàvega, una de las portavoces del sector crítico -que afirma sumar casi 400 adhesiones a su manifiesto-, expone que la “Crida Constituent es la que está más abierta a alcanzar la ruptura y defender la independencia y la construcción de la República catalana del 99%, el postulado originario de Procés Constituent”.

Jàvega matiza que “no tendremos ningún problema con cualquiera que acepte este postulado, pero estamos seguros de que ICV no irá nunca por aquí”. En este sentido, el sector crítico no descarta abandonar Procés Constituent en función de lo que se decida el 14 de junio y “como vayan los contactos posteriores” para formar la candidatura para el 27-S.

“Todas las posiciones dentro del Procés son legítimas pero priorizar la confluencia con un único partido es una apuesta más estrecha de la que defiende Teresa Forcades”, responden fuentes de la coordinadora de Procés Constituent. Es evidente que hasta la asamblea del 14 de junio no habrá una posición oficial del movimiento, pero las mismas fuentes dejan claro que la voluntad es “interpelar a todos los actores, pero si finalmente no todos quieren participar en la candidatura, esto no significa que no se vaya a hacer”, en una clara referencia a lo que ha pasado en la capital catalana, donde hubo listas de Barcelona en Comú y de la CUP.
En las recientes elecciones municipales, Procés Constituent se ha involucrado en numerosas candidaturas. En algunos casos lo ha hecho de la mano de ICV-EUiA y Podem, con los ejemplos de Barcelona en Comú (BEC) y Terrassa en Comú como más significativos; en otros la confluencia ha pasado por la CUP y Podem, como Guanyem Badalona en Comú; y, por último, también hay alianzas simplemente con la CUP, como Capgirem Vic o Gent de Sant Boi, donde también participaban otras formaciones minoritarias.