Público
Público

"Seguiremos en la calle en defensa de nuestros derechos pisoteados"

Centenares de personas secundan en Madrid la llamada de la coordinadora 25-S a manifestarse contra la aprobación de los Presupuestos para 2013. La marcha transcurrió sin incidentes, aunque dos personas fueron detenidas por la Polic&iacute

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Estos Presupuestos son criminales, consolidan la reforma exprés de la Constitución que llevaron a cabo PP y PSOE en el verano de 2011 para defender los intereses de los ricos y los banqueros por encima de los de la clase trabajadora'. Tina Álvarez, funcionaria jubilada, no titubea cuando se le pregunta por qué decidió secundar la convocatoria de la coordinadora 25-S, que este jueves volvió a llamar a manifestarse en las inmediaciones del Congreso de los Diputados. 

Paloma Rubio, vestida de oscuro, tal y como pedían los promotores, también tenía claros sus motivos: 'El Gobierno del PP está aprovechando la crisis para privatizar todo. Son los grandes enemigos de lo público'. Los de Tina y Paloma son sólo algunos ejemplos del malestar ciudadano que ayer volvió a sacar a la calle en Madrid a centenares de personas en contra de los recortes y la forma en que el partido de Mariano Rajoy pretende atajar la crisis económica. No obstante, esta convocatoria no fue tan numerosa como lo había sido en otras ocasiones, especialmente el pasado 25 de septiembre, cuando tuvo lugar la primera llamada a 'rodear el Congreso' en señal de protesta.

En la marcha, que transcurrió rodeada por un descomunal dispositivo policial –fuentes del SUP confirmaron a Público que había alrededor de 1.000 efectivos participando en el operativo–, no se registraron incidentes reseñables. Según fuentes de la coordinadora, dos personas resultaron detenidas tras leves forcejeos con los agentes. El primero de ellos fue arrestado antes de que arrancara la manifestación, al producirse un pequeño encontronazo con la Policía cuando los manifestantes intentaron cortar el tráfico para comenzar el recorrido. El segundo fue detenido ya en las inmediaciones del Congreso tras negarse a facilitar su documentación a la Policía. Al tratarse de una manifestación no comunicada por los cauces legales a la Delegación del Gobierno, los agentes identificaron de forma masiva a los manifestantes. Como viene ocurriendo, es posible que a estas personas se les imponga una sanción administrativa que suele rondar los 300 euros por participar en una convocatoria no autorizada. 

La Policía identificó de forma masiva a los manifestantes Los convocantes habían llamado a marchar en silencio, pero la tensión en los primeros instantes de la marcha hizo que se escucharan de forma muy repetida gritos como '¡Basta ya de Estado policial!' o '¡Ahora son azules antes eran grises!' Los participantes también pidieron la libertad del joven Alfonso Fernández 'Alfon', el único de los detenidos en la huelga del 14-N que sigue aún en prisión o gritaron consignas que pedían la dimisión del Gobierno o reclamaban el mantenimiento de la sanidad pública, un sector muy movilizado en la capital en respuesta a los planes privatizadores del Gobierno regional. 

Ya en las inmediaciones del Congreso, algunos participantes de la coordinadora leyeron un manifiesto con el que denunciaron la aprobación de unos Presupuestos que, a su juicio, 'van a generar más miseria'. 'Hemos querido manifestarnos en silencio para expresar nuestra tristeza e indignación por las agresiones al pueblo de este Gobierno (...). Seguiremos luchando contra este sistema corrupto e ineficaz. Es necesario que el movimiento popular permanezca en la calle en defensa de nuestros derechos pisoteados', rezaba el texto. La convocatoria acabó con los manifestantes depositando ante las vallas que rodeaban el Congreso las velas que habían portado por el camino, todo para expresar su 'duelo' ante la 'muerte' del Estado social.