Publicado: 29.01.2014 10:14 |Actualizado: 29.01.2014 10:14

Sémper no percibe fractura alguna en el PP

El líder del PP guipuzcoano asegura que la creación de Vox se debe a que "hay mucho de egos" y también "algunos que quieren ser más importantes de lo que son"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha dicho este miércoles no percibir fractura alguna en el Partido Popular, a pesar de casos como la baja de Alejo Vidal-Quadras, la creación del nuevo partido Vox, o la renuncia de Jaime Mayor Oreja a encabezar la lista a las próximas elecciones europeas. Preguntado sobre estas cuestiones en una entrevista concedida a la emisora Onda Vasca, ha insistido en que no percibe ninguna fractura en el PP, sino que se trata de una cuestión que "responde" a cuestiones periodísticas.

Respecto a la creación de Vox, el líder del PP guipuzcoano ha explicado que en este caso "hay mucho de egos". "Creo que hay algunos que quieren ser más importantes de lo que son o que no entienden que los congresos han elegido otras direcciones y lo manifiestan de la manera que consideran más oportuno", ha dicho.

En cuanto a Mayor Oreja, ha comentado que éste no va abandonar el partido, al tiempo que ha lamentado que a los partidos políticos se les acuse muchas veces de "ser espacios cerrados en los que no hay debate interno ni se permite la discrepancia" pero "cuando hay voces matizadas o discrepantes" se afirme que "estamos ante divisiones o brechas". Además, ha descartado que la ausencia del expresidente del Gobierno José María Aznar de la convención nacional del PP augure un "enfrentamiento" de éste con Rejoy, ya que simplemente se debe a que el primero tiene "una agenda extraordinariamente complicada".

El político guipuzcoano ha criticado a la expresidenta del PP vasco María San Gil por acusar al partido de "consentir" la "pesadilla" que a su juicio se vive en Euskadi "en relación con ETA, Batasuna, los presos, Sortu, Bildu y demás entramado etarra", unas palabras que, en opinión de Sémper, son "profundamente injustas".