Público
Público

Memoria histórica El Senado denuncia a un alcalde del PP por llamar "mamporrero" a García-Escudero tras exigirle que cumpla la ley de Memoria

El regidor de Pajares de la Laguna (Salamanca) responde a los requerimientos para que cambie el nombre de algunas calles del pueblo en virtud de la ley de Memoria Histórica con una carta en la que también llama "indigente mental" al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y tacha a Compromís de "pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema, delincuentes y matones, proterroristas y antidemócratas". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

García-Escudero atiende a un senador, durante un pleno en el Senado este jueves. EFE | Kiko Huesca

El Senado ha denunciado ante la Fiscalía al alcalde del pueblo salmantino de Pajares de la Laguna (Salamanca) por insultar al presidente del Senado, Pío García-Escudero, al que en una carta llama "mamporrero".

Benito de Dios, alcalde por el PP de este pequeño municipio de poco más de un centenar de habitantes, había recibido unos días uno de los más de 2.000 requerimientos que el Senado ha enviado a alcaldes de toda España, a instancias del senador de Compromís Carles Mulet, para que los consistorios retiren de sus callejeros los nombres que vulneran la Ley de Memoria Histórica, como los que aluden al dictador Francisco Franco o al fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera.

La reacción del alcalde, que además es director del colegio público San Mateo, de Salamanca, fue tempestuosa: escribió una carta en la que no deja títere con cabeza: no sólo insulta a García-Escudero, sino que también llama "indigente mental" al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero promover la Ley de Memoria Histórica y ataca con dureza a Mulet al que, entre otras lindezas le tacha de "proterrorista y antidemócrata".

En concreto, al senador Mulet le tacha de "individuo que pertenece a una pandilla de, salvo excepciones, vagos y maleantes, violentos y antisistema, delincuentes y matones, proterroristas y antidemócratas" y asegura que el presidente del Senado actúa como portavoz suyo y su "mamporrero".

El alcadel del PP afirma, además, que  la ley de Memoria Histórica fue "depuesta" por "un tal José Luis Rodríguez Zapatero", al que llama "indigente mental"

Tras recibir la carta del alcalde, la Mesa del Senado concluyó el miércoles que las expresiones que contiene podrían ser constitutivas de delito, y por ello acordó en su reunión de ponerlas en conocimiento del fiscal.

En la carta, Benito de Dios contesta a Pío García-Escudero, a quien corresponde cursar el requerimiento, que si la institución que preside no tiene "otra cosa mejor que hacer" y se dedica a "perder el tiempo" y despilfarrar recursos sería mejor "que se disuelva y nos devuelvan el dinero de los ciudadanos, que lo generamos con gran esfuerzo".

También afirma que la "infame" Ley de Memoria Histórica que le pide cumplir es una norma "aberrante, abyecta, que va contra el sentido común" y cuyo fin es "enfrentar a la sociedad española y malgastar recursos públicos".  Afirma además que fue "depuesta" por "un tal José Luis Rodríguez Zapatero", al que llama "indigente mental".

Al concluir su misiva, el alcalde de Pajares de la Laguna exige a García-Escudero que diga al senador "podemita" que le indique "los crímenes" cometidos por el "señor" cuyo nombre "no debe llevar la calle" y le anuncia que puede relatarle "la larga lista de crímenes y asesinatos, atentados y agresiones, crueldades y atrocidades" cometidos por sus "violentos y liberticidas correligionarios ideológicos" tanto "en los años 30" como durante la democracia.

En el callejero de esta población salmantina figura el nombre del general franquista José Moscardó así como el del falangista Diego Salas Pombo, que fue gobernador civil franquista de Salamanca, según la aplicación Google Maps.

El PP se plantea su expulsión

Tras conocer la denuncia, Benito de Dios de la Laguna ha considerado "un exceso" que el contenido de la carta se haya puesto en conocimiento de la Fiscalía. Además, ha puntualizado que su misiva son "opiniones de carácter político", que no va ni contra el presidente García-Escudero, ni contra el Senado", al tiempo que no ha querido hacer más valoraciones. 

Las condenas a las palabras de Benito de Dios han llegado de todas las formaciones políticas, incluido el PP. 

El portavoz del PP las Cortes de Castilla-León, Raúl de la Hoz, ha considerado que esta actitud es "lamentable" y las palabras "califican a quien las ha escrito". De la Hoz que se ha abierto un expediente sancionador a Benito de Dios y que será el Comité de Derechos y Garantías del PP-CyL el que decida si le expulsa o no. 

En ese sentido, el líder de Podemos en Castilla y León, Pablo Fernández, ha pedido al  PP que tome las medidas necesarias contra el alcalde y lo cese en su cargo por su "discurso fascista".

"Cada segundo que pasa sin que este señor sea cesado por el PP es una ofensa para la ciudadanía castellana y leonesa y un insulto para este país", ha resumido Fernández, para quien es "del todo insuficiente" que el PP le haya abierto un expediente por estos hechos.

El senador Carles Mulet, uno de los principales aludidos  en la carta del alcalde, también va a denunciarlo

Y además del Senado, Carles Mulet, uno de los principales aludidos también va a denunciar al alcalde. 

En un comunicado, Mulet asegura que "la libertad de expresión tiene un límite; en el debate político hay que tener espaldas anchas, pero una persona que incumple la legalidad no pude dedicarse a lanzar graves insultos o calumniar de esa manera".

Carles Mulet exige el cese del alcalde, reclama a la Junta de Castilla y León su destitución como de director de un colegio público y al PP que "actúe con contundencia" y lo expulse del partido.

El senador remarca que no es la primera vez que alcaldes del PP y del PSOE contestan de "manera impertinente" e "irrespetuosa" a sus requerimientos para se cumpla la ley.

Por otro lado, Mulet ha expresado su queja porque el PP haya condenado los insultos al presidente de la Cámara Alta pero no los destinados contra él.