Público
Público

El Senado incumple su reglamento al llevar 13 años sin convocar el debate sobre el estado de las autonomías

El Pleno de la Cámara alta reclamó hace casi un año la convocatoria de este encuentro anual, que se está sustituyendo, de facto, por la Conferencia de Presidentes Autonómicos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El Senado sólo ha celebrado tres debates sobre el estado de las Autonomías.

El Congreso de los Diputados está obligado a celebrar anualmente el debate sobre el estado de la Nación. Lo dice el artículo 196 del Reglamento de la Cámara Baja y, desde su aprobación en 1982, sólo se ha suspendido en diez ocasiones por motivos electorales. Pues bien, el Senado también está obligado a convocar una cita similar. Se llama debate sobre el estado de las autonomías y el artículo 56 bis del Reglamento de la Cámara alta también establece que debe celebrarse anualmente. Sin embargo, desde que se aprobó dicha normativa en 1994, sólo se han convocado tres debates: en 1994, en 1997 y en 2005.

Ahora, 12 años después de la última edición, el pleno de la Cámara alta ha acordado instar al Senado a cumplir su propio reglamento y celebrar anualmente "una sesión plenaria dedicada a analizar el estado de las autonomías". Lo hizo el 7 de febrero de 2017 aprobando una enmienda de Nueva Canarias con esta petición a una moción del Grupo Popular. Desde entonces, no hay noticias de dicho debate.

"El Grupo Popular incumple lo que dice el Reglamento y lo que aprueba el Pleno", denuncia a Público la senadora de Nueva Canarias, María José López Santana que, tras siete meses de silencio administrativo, remitió un escrito al presidente de la cámara solicitándole "la convocatoria inmediata" de un Pleno monográfico para la celebración del debate del estado de las autonomías. 

La Mesa del Senado consideró que ese escrito tenía que verlo la Junta de Portavoces y sólo el Grupo Popular manifestó su rechazo al texto alegando que varios expresidentes habían manifestado la inutilidad del debate y urgiendo la necesidad de reformar el Reglamento. Un argumento que López Santana tacha de "cínico" porque, por esas fechas, la ponencia de estudio para la reforma del Senado —iniciativa también de esta senadora de Nueva Canarias— llevaba seis meses constituida y no se había reunido ni una sola vez. 

Ahora, a punto de cumplirse un año de su nacimiento, las cosas siguen igual. "Ni siquiera se ha convocado la primera reunión para ordenar los trabajos", denuncia López Santana, que en su moción apelaba a que "el Senado no puede seguir siendo una cámara parlamentaria inoperante ni puede seguir percibiéndose como algo inútil para la ciudadanía".

Pedro Sanz (PP): "Son más útiles las conferencias de presidentes que los debates del estado de las autonomías"

Ciudadanos coincide en el diagnóstico y señala que precisamente la no celebración del debate del estado de las autonomías "demuestra que el Senado nunca ha funcionado como tal ni puede hacerlo en su forma actual".

La Cámara alta lleva 13 años ignorando su propio reglamento, pero... ¿en qué consiste el debate del estado de las autonomías?, ¿supusieron alguna los tres que se han celebrado hasta la fecha? Javier Tajadura, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad del País Vasco, es tajante: "No han servido de gran cosa y prueba de ello es que el último se celebró hace más de diez años y hasta ahora nadie se había dado cuenta". Además de Nueva Canarias, sólo el PSOE ha pedido que se convoque dicho debate: lo hizo en septiembre de 2016 para que se hablara de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y en marzo y julio de 2017 para abordar el pacto educativo. 

Un tema, este último, que junto con la financiación autonómica sería uno de los pilares de un supuesto debate de estado de las autonomías que, según fuentes socialistas, dotaría de "protagonismo" y "competencias concretas" a la Cámara alta.

María José López Santana: "El Grupo Popular incumple lo que dice el Reglamento y lo que aprueba el Pleno"

Tajadura aboga por tratar esos temas en dos Conferencias de Presidentes Autonómicos porque son "más útiles, operativas y ágiles". Un argumento que comparte el vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz (PP), que explica a Público que las conferencias se están consolidando como sustitutas de los debates "por la vía del hecho más que por la del derecho". "Existe un consenso más o menos implícito sobre ello", sigue Sanz, que afirma que los únicos tres debates sobre el estado de las autonomías que se han celebrado en el Senado fueron simples "monólogos" y no tuvieron "ninguna operatividad".

López Santana discrepa porque las conferencias de presidentes son "reuniones a puerta cerrada" en las que, según critica, "los senadores no pueden participar". Tajadura, sin embargo, ve positivo que sólo tengan voz los presidentes porque son "verdaderos portavoces del interés autonómico" mientras que los senadores, al final, tienen una "clara fidelidad partidista".

De hecho, fuentes de Podemos en el Senado remarcan que el Reglamento "tiene claros déficits democráticos" y que la Cámara, además de "desprestigiada socialmente" está "secuestrada" por la mayoría del Grupo Popular en la Mesa, donde sólo el PP, el PSOE y PNV tienen representación.