Público
Público

Sólo 42 de los 266 senadores acaparan todos los viajes institucionales al extranjero

El presidente del Senado y sus acompañantes han gastado más de 100.000 euros en 9 viajes en año y medio. 

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 13

Imagen de un pleno del Senado./ EFE.

El Senado está formado por 266 senadores, pero solamente 42 han viajado al extranjero en el último año y medio. 20 de ellos son del Grupo Popular y 14, del Grupo Socialista. Unidos-Podemos y el Grupo Vasco han participado en tres viajes cada uno, mientras que ERC y el Grupo Mixto sólo se han desplazado al extranjero en una ocasión.

Estos datos, que pueden consultarse en la web del Senado, no son aleatorios. Las Líneas Directrices de la Actividad Parlamentaria del Senado establecen que es la Mesa de la Cámara (en la que sólo están presentes PP, PSOE y PNV) quien decide qué viajes se realizan y la composición de las delegaciones que se desplazan. Cada desplazamiento al extranjero de un senador cuesta más 1.000 euros al día.

Los grupos remiten a la Mesa sus peticiones de viaje, que deben estar acompañadas de "una justificación del desplazamiento que se propone y de un presupuesto estimado de los gastos que supondrá", según rezan las Líneas Directrices. A partir de ahí, la Mesa acuerda cuáles aprueba y cuáles no sin tener en cuenta criterios de proporcionalidad parlamentaria.

Una vez aprobado el viaje hay que decidir quiénes son los viajeros. Si se trata de reuniones de la Presidencia de turno de la Unión Europea (UE), la delegación oficial se ajusta, "en la medida de lo posible, a los criterios que establezca la invitación oficial", según las normas del Senado. "Con ocasión de cada Presidencia semestral, se elevará a la Mesa una propuesta de autorización para el conjunto de la actividad internacional prevista durante el semestre, adjuntando el calendario de viajes remitido por el Parlamento anfitrión y un presupuesto estimativo de gastos en función del número de parlamentarios que en su caso puedan asistir a las reuniones", especifican las Líneas Directrices.

En el resto de viajes de las comisiones, "la Mesa de la Cámara valorará en cada supuesto su conveniencia". Como criterio general, las normas establecen que "la delegación oficial estará compuesta por el presidente y tres miembros de la Comisión, siendo dos de estos representantes de los dos grupos parlamentarios mayoritarios y el tercero un representante de alguno de los demás grupos parlamentarios de la comisión, por un sistema de rotación para sucesivos desplazamientos".

Este sistema hace que, en lo que llevamos de legislatura, haya senadores más viajeros que otros. Por ejemplo, el presidente de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Luis Ramón Torres (PP), se ha desplazado dos veces en un año y medio: a Roma, con un letrado, en un viaje de una jornada que costó 1.743 euros; y a México DF, en otro viaje de tres días, acompañado de dos personas más, valorado en 19.734 euros. A esos importes, hay que sumar los 150 euros en concepto de dietas de desplazamiento que la Cámara Alta entrega a los senadores por cada día que están fuera de España 

Los senadores que más aviones han cogido han sido José Cruz Pérez Lapazarán (PP) y Antonio Casimiro Gavira (PSOE), portavoz y viceportavoz, respectivamente, de la Comisión de Interior. Eso sí, todos a Bruselas y durante una única jornada. En los tres desplazamientos, el gasto por persona y día osciló entre los 1.300 y los 1.900 euros. 

Los viajes del presidente

Los desplazamientos del presidente del Senado son capítulo aparte. Suelen estar motivados por conferencias, reuniones internacionales o visitas en representación del Estado español, a instancias de Presidencia del Gobierno o del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Pío García Escudero (PP) también puede encabezar delegaciones del Senado formadas por los portavoces de la Cámara que determine la Mesa y "presidir delegaciones integradas por senadores pertenecientes a distintas comisiones que, por razón de la materia, asistan a Foros Parlamentarios de cooperación bilateral con países de atención preferente", según las Líneas Directrices.

García Escudero ha viajado al extranjero en nueve ocasiones en el último año y medio. En la mayoría de ellas, se ha desplazado acompañado del director general del Senado, la directora de Gabinete de la Presidencia, la directora de Relaciones Internacionales del Senado y la directora de Comunicación del Gabinete de la Presidencia. Sus desplazamientos (a Liubliana, Berna, Buenos Aires, Roma, Moscú y San Petersburgo, Bratislava, Roma, Berlín y Estrasburgo) han supuesto un coste de más de 100.000 euros, una tercera parte de la inversión total del Senado en viajes internacionales. 

El vicepresidente primero del Senado, Pedro Sanz (PP), ha viajado a Roma (un día) y a Brastilava (dos días). El primer desplazamiento costó 5.684 euros y el segundo, 6.225. Pero lo más sorprendente es su viaje de tres días a Perú con una única jornada de trabajo agendada en Lima: él solo gastó 15.456 euros. El icono de la página web del Senado donde se puede ver quién realiza el viaje se encuentra ahora desactivado, pero en el programa de actividades de la jornada —también de acceso público— aparece solamente el nombre de Sanz.