Público
Público

PSOE El separatismo, el inmovilismo y los intereses de nuevo partidos son los peligros de la democracia, según Sánchez

El líder del PSOE da una conferencia en el London School of Economics donde denuncia los falsos relatos de independentismo sobre Catalunya.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención ante los medios tras la reunión mantenida el día 4 en Londres con el exprimer ministro británico Gordon Brown. /EFE

“El separatismo unilateral, el inmovilismo del Gobierno y los intereses políticos a corto plazo de las nuevas fuerzas políticas son los peligros más importantes que actualmente desafían a la democracia española”.

Así lo afirmó el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una conferencia pronunciada este martes en el London School of Economics, dentro de la campaña que se ha propuesto realizar por toda Europa para explicar la situación de Catalunya y combatir lo que denominó “los falsos relatos del independentismo”.
Sánchez denunció en su intervención que se ha querido propagar en Europa una “falsa narrativa” de los hechos, a través de “una poderosa máquina de propaganda” que, en su opinión, no se corresponde con la realidad.

El líder socialista dijo que se ha tergiversado el relato dando la imagen que Catalunya es una colonia oprimida y explotada por el autoritario Estado español, y dijo que eso es sencillamente “falso”, recordando que los ciudadanos catalanes gozan de las mismas libertades que el resto de los españoles.

También acusó al independentismo de haber adoptado “la narrativa de los movimientos populistas” y de plantear un referéndum ilegal, “como una forma superior a la propia democracia”, afirmó.

Sánchez hizo un relato de cómo se había llegado a esta situación y cómo había actuado el Estado español, reconociendo que todavía se está en una seria crisis, “que también es un desafío para la Unión Europea” advirtió.

El líder socialista indicó que ante esta situación, el PSOE propone “dos referéndum legales” para reconstruir la arquitectura institucional de la democracia española. Y los explicó: un primer referéndum donde voten catalanes y españoles juntos una reforma de la Constitución española; y una segunda consulta donde todos los catalanes puedan votar un nuevo Estatuto de Autonomía.

En esa propuesta, añadió que el PSOE defiende un nuevo modelo de descentralización, aclarando su estructura y elementos de coordinación, y asegurando una mejor cohesión territorial entre territorios.

Finalmente, indicó que el caso de Catalunya no es comparable al escocés, y pidió a los asistentes que se imaginaran un referéndum en Escocia sin permitirlo el Parlamento inglés, con una convocatoria unilateral del Parlamento de Escocia, celebrándose un referéndum sin las más mínimas garantías y que, tras establecerse el orden legal, los líderes secesionistas huyen del país o ingresan en prisión. “Piensen en la crisis que representaría para el Reino Unido esta secuencia de hechos. Pues esto es lo que ha ocurrido en Catalunya”, concluyó.