Publicado: 10.07.2015 21:05 |Actualizado: 10.07.2015 23:30

Así será la última batalla de UPyD

Los cuatro candidatos a sustituir a Rosa Díez al frente de los magentas explican a Público cómo intentarán salvar al partido del pozo económico y electoral en que se encuentra. Este sábado la formación tendrá nueva dirección. ¿Su primer reto? Rescatarse a sí mismos.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
candidatos upyd

Los candidatos a sustituir a Rosa Díez al frente de UPyD: Andrés Herzog, Julián Domínguez, Irene Lozano y Tono Rueda.

MADRID.- UPyD celebra este sábado la que podría ser su última batalla interna. Afiliados y simpatizantes participarán en el Congreso Extraordinario del que saldrá su nueva dirección y en el que la histórica dirigente del partido, Rosa Díez, abandonará la primera línea para ser sólo "una militante más".

La cita tendrá lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con el partido en pleno conflicto interno y tocado de muerte tras haber cosechado derrota tras derrota en las últimas citas electorales. Desde las europeas de 2014 hasta las autonómicas y municipales del pasado 24 de mayo, los magentas han vivido en primera persona la debacle de su partido.

Ahora los candidatos a constituir el nuevo Consejo de Dirección y asumir la Portavocía del mismo tendrán que intentar rescatar a los suyos del hoyo económico y electoral en que se encuentran, así como a reconstruir la unidad del equipo y volver a hacerse visibles para los votantes. Si no lo consiguen, las generales de otoño podrían convertirse, también, en la última batalla externa de los magentas. 

En esa intensa misión se han enrolado cuatro candidatos, cabezas de lista de sus correspondientes candidaturas a ocupar la cúpula del partido, aunque son muchos los que dan por hecho que la verdadera pugna estará entre los "oficialistas" -afines a Rosa Díez- y los "críticos". Sus líderes son respectivamente, el actual número dos del partido, Andrés Herzog (Unidos por UPyD) y la diputada díscola Irene Lozano (Renovadores UPyD). No obstante, todos -también el líder de los magentas en Ceuta, Julián Domínguez (Rema); y su homólogo en Pozuelo de Alarcón, Antonio Rueda (Alianza Magenta)-  tienen las mismas posibilidades de optar al liderazgo. Y todos han respondido al cuestionario de Público para explicar sus propuestas. 



P: ¿Cuál cree que fueron las causas principales de los malos resultados de UPyD en las últimas citas electorales?

ANDRÉS HERZOG (A. H.): Nuestra coherencia, honradez y el gran trabajo en las instituciones se ha visto ensombrecido por la irrupción de dos partidos "emergentes" que han sabido conectar mejor con las preocupaciones de la gente en plena crisis. El apoyo mediático a dichos partidos ha atraído hacia ellos el "voto útil" del cambio, que creo que volverá a UPyD, según esos partidos "nuevos" se van retratando pareciéndose a los viejos partidos.

JULIÁN DOMÍNGUEZ (J. D.): Apagón informativo, al olvidar que UPyD había sido la precursora de muchas propuestas regeneradoras de la democracia que ahora algunos dicen que harán. Desencanto interno de los afiliados y trasvase a otras formaciones. Sin olvidar el "sainete" de nuestros cargos orgánicos. No reaccionar a tiempo al cambio del mapa y del discurso político que se había producido y ser incapaces de movilizar la abstención.

IRENE LOZANO (I. L.): Tras los resultados de las elecciones europeas no se manejó adecuadamente la renovación del liderazgo ni la imagen de partido rocoso, podríamos haberlo hecho mejor en esos dos aspectos clave. Había que saber interpretar lo que había cambiado y modificar nuestras estrategias.

ANTONIO 'TONO' RUEDA (A. R.): Los ciudadanos no nos han percibido como un partido capaz de llevar sus propuestas adelante. Ha pesado el viejo concepto de "voto útil".

P:  ¿Cómo pretende recuperar la confianza de los votantes en el partido? ¿Cuáles son los puntos fuertes de su lista?

A. H.: En "Unidos por UPyD" destacamos por contar con un equipo de gente trabajadora, leal y honesta, que ya ha demostrado su capacidad en momentos complicados. Volveremos a recuperar la confianza de los votantes gracias a esta gente nueva, libre y preparada, que demostrará que la regeneración no consiste en hacer promesas (siempre incumplidas) sino en la coherencia, la honradez y la fuerza del ejemplo.

J. D.: Primero, ilusionando a la familia magenta. Son nuestros altavoces. Le decimos a nuestros compañeros que nuestro equipo está formado por "afiliados como tú". Sólo escuchando a todos y abriendo cauces de participación activa y real seremos capaces de averiguar los verdaderos motivos para la participación y ponernos en marcha de nuevo.

I. L.: Vamos a hacer de UPyD un partido más abierto y conectado con la sociedad, con un potente equipo y nuestra capacidad única -como partido nuevo, pero también con experiencia institucional- para resolver los problemas de la gente. Tras cada discurso de UPyD hay un trabajo sólido, pero ha de ser coherente con la imagen de partido constructivo.

A. R.: Consideramos imprescindible recuperar la frescura de nuestro Manifiesto Fundacional, propuestas transversales como la separación de poderes, la regeneración democrática. Hemos de atajar la imagen de división interna y los enfrentamientos, recuperar la ilusión del afiliado en el proyecto para poder transmitírsela al ciudadano. Nuestra lista plantea un Consejo de Dirección dedicado a la gestión del partido, sin la desviación que supone el desempeño de cargos públicos solapados con los cargos orgánicos.

P: ¿Qué hará su candidatura para recuperar la financiación perdida?

A. H.: No sólo aumentaremos nuestra base de afiliación sino que los próximos resultados electorales conllevarán un aumento de nuestros recursos económicos.

J. D.: Recuperar a los afiliados que abandonaron UPyD desilusionados o expedientados arbitrariamente. Volver a "enamorar" a los representantes de la sociedad civil con el Manifiesto Fundacional, para conseguir su apoyo.

I. L.: La cuota ya no será una barrera de entrada para hacer política pues la bajaremos a 10 euros a quien lo solicite y crearemos un escalado voluntario de cuotas. Consideramos que así vamos a crecer en capital humano y recursos económicos. También vamos a implantar técnicas de crowdfunding.

A. R.: Debemos ser capaces de seguir adelante con la financiación que suponen las cuotas de los afiliados, como hemos defendido siempre. Los ingresos derivados de la representación institucional se deben computar como extras y no depender de ellos para el desarrollo habitual de nuestra actividad como partido. Indudablemente un buen resultado en las elecciones generales constituiría una inyección extra de recursos.

P:  ¿Si consigue dinero suficiente, volverá UPyD a los tribunales o luchará contra la corrupción sólo desde las instituciones?

A. H.: UPyD ha luchado contra la corrupción desde las instituciones y fuera de ellas, incluso en los tribunales cuando ha sido necesario. Lo hemos hecho no por réditos electorales sino porque era nuestra obligación combatir la impunidad. Seguiremos haciéndolo si obtenemos la confianza de nuestros compañeros.

J. D.: Ambas cosas. La corrupción hay que combatirla desde todos los frentes posibles: hacer pedagogía y denuncia de la corrupción , seguir los procesos judiciales iniciados y proponer medidas de prevención y control desde las instituciones.

I. L.: Es algo que estudiaremos, pero debemos ir paso a paso. Nuestras primeras prioridades serán cerrar las heridas internas de UPyD y preparar las elecciones de otoño, catalanas y generales.

A. R.: Hemos demostrado que la Justicia en España sólo funciona, en ciertos casos, si hay alguien que la impulse. Ahora es momento de defender la separación de poderes. No obstante disponemos de recursos como la Fundación Progreso y Democracia y de nuevas propuestas para seguir adelante con los casos que consideremos más importantes.

P:  ¿Qué opina de una posible confluencia con Ciudadanos?

A. H.: Defendemos la autonomía del proyecto político. Sólo porque somos libres y autónomos hemos podido luchar contra los privilegios de los políticos, la corrupción de forma activa y nos hemos negado al reparto de las instituciones por parte de los viejos partidos. Con C’s jamás habríamos hecho esto, pues día tras día va demostrando que es parte del sistema y que nacieron para apuntalar el bipartidismo.

J. D.: Igual que otros pactan postelectoralmente —ACORDANDO unas premisas— con diferentes partidos, UPyD puede y debe hacer lo mismo. No importan las personas. Son las ideas de regeneración las que deben presidir la vida pública.

I. L.: Una de las características principales de "Renovadores" es nuestra apuesta por hacer de UPyD un partido abierto y flexible, como demanda la sociedad, y por supuesto vamos a dialogar con otros partidos. Pero no se hará nada sin consultar a las bases. Los afiliados deben tomar las decisiones trascendentes.

A. R.: No es nuestra solución. Hubo un momento para esa confluencia en igualdad. El momento que vive nuestro partido hace que esa confluencia represente un riesgo cierto de desaparición de nuestro proyecto. No debemos cerrarnos al diálogo con todas las fuerzas democráticas, pero sin poner en riesgo nuestros principios.

P: ¿Cuál será su primera medida si consigue hacerse con el liderazgo de UPyD?

A. H.: Empezar a preparar desde ya mismo la estrategia de cara a la siguiente contienda electoral, las elecciones generales, en las que nos jugamos mucho. Volveremos a ilusionar a los ciudadanos.

J. D.: Cohesionar el partido para las elecciones autonómicas de Cataluña del 27-S, las generales, y paralelamente, preparar un verdadero Congreso Extraordinario , Refundacional y Asambleario para el primer trimestre de 2016.

I. L.: Hacer de UPyD un partido grande a través de una campaña de afiliación y de la bajada del importe de la cuota, y un partido ambicioso, con capacidad de dirigir este país y sacarlo del hoyo en que se encuentra. La corrupción y la desigualdad son dos caras de la misma moneda: la gente necesita personas honradas y trabajadoras. Esa es la gente de UPyD.

A. R.: Reunirme con el resto de candidatos para expresarles mi intención de contar con ellos para llevar adelante nuestro proyecto.

P: ¿Qué hará si pierde? ¿Se quedará en UPyD? ¿Querrá formar parte del equipo ganador? ¿Se irá a otro partido –como Ciudadanos-? ¿Se presentará de nuevo, cuando toque, a las primarias para ser candidato a la Presidencia del Gobierno?

A. H.: Tenemos un compromiso de permanencia, siempre que este proyecto siga defendiendo sus ideas y valores. Seguiremos trabajando desde nuestros respectivos ámbitos tal y como hemos venido haciendo todos estos años. A las primarias se presentarán cuantos afiliados lo deseen y cuando se convoquen será el momento de decidir.

J. D.: La idea es permanecer en UPyD porque sus propuestas siguen siendo necesarias para el presente y el futuro de España y de Europa. Y no, no me presentaré a las primarias para la Presidencia del Gobierno, no deben duplicarse responsabilidades. Proponemos separación de cargos orgánicos y públicos.

I. L.: No contemplamos una derrota. Vamos a ganar.

A. R.: Seguiré trabajando por este proyecto en el lugar que me corresponda. No tengo intención de irme a ningún otro partido ni de presentarme a primarias. Mi horizonte es defender nuestro proyecto en Pozuelo de Alarcón, mi municipio, pero con un partido fortalecido a nivel nacional, y trabajaré buscando esa meta.

P: Teniendo en cuenta la denuncia –desestimada- ante la Comisión de Garantías, ¿Considera que el Congreso de este sábado será democrático?

A. H.: UPyD es el partido que tiene la mayor democracia interna de España, en el cual cualquier candidato puede postularse con tan sólo mandar un mail a la Comisión Electoral. Con el historial ejemplar que tenemos en esta materia, sembrar dudas infundadadas sobre el proceso desprestigia gratuitamente al partido. En esa estrategia no nos van a encontrar.

J. D.: Será democrático. Todos los afiliados pueden votar. Pero no es un Congreso. Nuestra candidatura ya lo denunció ante los órganos del partido y no tuvimos respuesta. Es un paripé.

I. L.: No me caben dudas. Hemos sido el partido que ha liderado la regeneración democrática y no se entendería que en casa no la practicásemos.

A. R.: La denuncia y su respuesta por parte de la Comisión de Garantías no deben influir en el desarrollo del Congreso. Es una actuación interna que debería haber permanecido en el ámbito interno.

P: ¿Qué cree que pasará después del 11 de julio con la polémica del 'espionaje' de los correos?

A. H.: Esa cuestión ha sido ya decidida por la Comisión de Garantías de nuestro partido, acreditando la inexistencia de "espionaje" de ningún tipo. Los que en su caso deberían dar explicaciones son las personas que urdieron una trama interna para desarticular nuestras listas electorales y beneficiar a un tercer partido.

J. D.: El Consejo de Dirección debería haber iniciado expediente a Irene Lozano y demás implicados si están convencidos de que hubo posible traición. A su vez, Irene Lozano debería haber denunciado este supuesto "espionaje" a la justicia, si está convencida de ello, como dijo. Actuar tras el 11 de Julio implicaría cobardía y" tomadura de pelo" a los afiliados que han votado.

I. L.: No sé qué harán otros; por mi parte, no soy una persona rencorosa. Se me olvidan pronto los agravios.

A. R.: Dependerá de quien ocupe el Consejo de Dirección. Si fuéramos los integrantes de nuestra candidatura depuraríamos las responsabilidades correspondientes de acuerdo a nuestros Estatutos y a la legalidad.

P: Dedique unas palabras a la futura exportavoz de UPyD, Rosa Díez.

A. H.: Gracias a Rosa Díez hoy existe este magnífico proyecto que es UPyD y si de nosotros depende seguirá siendo uno de nuestros principales activos. Rosa tiene todavía mucho que decir en la política española y  no vamos a desperdiciar ni uno solo de nuestros talentos.

J. D.: En enero del 2008 le dediqué un poema de Quevedo: "No he de callar por más con el dedo, ya en la boca, ya en la frente, silencio avise o amenace miedo [...] ¿No ha de haber un espíritu valiente?" Rosa Díez es un espíritu valiente y la mejor diputada de España. Sin embargo su gestión interna del partido ha sido nefasta. Debería seguir como diputada.

I. L.: Una persona valiente y vanguardista. Sin su fuerza, UPyD no habría llegado a sus mejores cotas. La nueva UPyD siempre tendrá las puertas abiertas para ella.

A. R.: Mi más sincero agradecimiento por todas las cosas buenas que ha hecho por este proyecto desde su creación, y mi disposición e interés en seguir contando con su colaboración de cara al futuro.

lea también...