Público
Público

Sesión de control al gobierno Rajoy pasa de puntillas por la corrupción y apoya a los fiscales Maza y Moix

Antonio Hernando y Pablo Iglesias exigen la dimisión del ministro de Justicia, del Fiscal General del Estado y del Fiscal Anticorrupción por ser "abogados defensores de los corruptos" y por "estar parasitando el Estado". El presidente del Gobierno se presenta como un líder de la lucha contra la corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso. | JUAN CARLOS HIDALGOS (EFE)

"Usted ya no se puede escaquear, está acorralado por la corrupción de su partido" "Ustedes están parasitando el estado". Estas dos frases, entre otras, han retumbado este miércoles por mañana en el hemiciclo del Congreso de los Diputados durante la sesión de control al gobierno. Las han pronunciado Antonio Hernando, portavoz del grupo parlamentario socialista, la primera, y Pablo Iglesias, líder del grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, la segunda.

Los dos portavoces han interrogado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre los casos de corrupción que implican al PP y a personas principales del partido conservador y la polémica actuación de la Fiscalía General del Estado, José Manuel Maza, y del Fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, especialmente en el caso Lezo que ha llevado a la cárcel al ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

Hernando no se ha andado por las ramas y ha exigido a Rajoy la destitución del ministro de Justicia, Rafael Catalá, junto a la del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y del Fiscal General del Estado porque, ha proclamado, "se han convertido en abogados defensores de los corruptos". "Se está creando una situación de inestabilidad institucional sin precedentes" a consecuencia los casos de corrupción. "Usted está acorralado por la corrupción del PP", ha insistido.

Rajoy ha sido claro desde el primer momento. "No voy a entrar en su juego", ha declarado al inicio de su intervención. Es decir, ha quedado patente que no iba a contestar las graves imputaciones que le hacía el portavoz socialista.. Es más, se ha presentado a su vez como un líder de la lucha contra la corrupción. "Nuestra obligación es perseguir la corrupción y lo hacemos con medidas (…) antes eso no ocurría: algo habremos hecho bien".

En cualquier caso, ha alabado el comportamiento y el trabajo de la cúpula del ministerio fiscal, tanto el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, como el Fiscal Anticorrupción, Manuel Moix. Y como argumento de defensa ha echado mano del 'y tu más'. "No voy a relatar los casos de corrupción de su partido porque ni en 25 preguntas me cabrían". Eso sí, ha tenido tiempo para reclamar, con toda parsimonia, "ayuda" a la bancada socialista "para apoyar los presupuestos generales del Estado en los que se dota de más medios y personal a la Fiscalía para seguir luchando contra la corrupción".

Displicencia ante la pregunta de Iglesias

Después de cinco semanas sin pasar por este trámite el presidente del Gobierno se ha tomado la sesión con cierta displicencia. Esa ha sido su actitud tras la pregunta del líder de Podemos, Pablo Iglesias. El dirigente de la formación morada le ha recordado sus palabras con ocasión de la dimisión del ministro de Justicia socialista Mariano Fernández Bermejo tras reunirse con el juez Garzón.

"Usted tenía razón y Bermejo dimitió", ha explicado Iglesias para quien ahora Rajoy debería aplicarse las mismas palabras tras las conversaciones y reuniones "de escándalo" que se han conocido en las últimas semanas con ocasión del caso Lezo y las informaciones en las que desde la fiscalía se induce que el número dos de Interior es autor de chivatazos alertando investigaciones judiciales.

"Nosotros, señor Rajoy, vamos a presentar la moción de censura no por razones ideológica sino porque ustedes están parasitando el Estado", ha clamado Iglesias para concluir su argumentación en laque también se ha permitido unas dosis de ironía: "En esta ocasión, señor Rajoy, hasta su bancada está teniendo que hacer esfuerzos para aplaudirle"; unas palabras que han desatado los abucheos de los conservadores.

Rajoy también ha echado mano de citas textuales para recordar que su interpelante solicitaba, ante la posibilidad de entrar a formar parte de un posible Gobierno en la pasada legislatura, seleccionar a magistrados "comprometidos con el cambio. Esa es su convicción; la mía es el compromiso de los jueces con la ley", ha dicho.