Publicado: 25.03.2014 12:11 |Actualizado: 25.03.2014 12:11

Los sindicatos policiales piden la dimisión del jefe de las UIP y del Comisario de Seguridad Ciudadana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una gran parte de los agentes y los tres sindicatos del cuerpo coinciden en que el operativo policial que actuó en los enfrentamientos tras la manifestación de las Marchas de la Dignidad de este sábado estuvo mal planificado y peor dirigido. "El jefe de las Unidades de Intervención Policial (UIP) escucha por la radio que hay un subgrupo de antidisturbios que está aislado y rodeado por mil manifestantes violentos armados con barras de hierro, pirotecnia y adoquines. Dicen que hay que apoyarlos rápido porque peligra su vida, pero toma demasiado tarde la decisión. Existe un silencio en la emisora durante unos segundos que retrasa la respuesta. Pasan demasiados minutos sin apoyo". Así explican uno de los momentos más críticos fuentes del Sindicato Unificado de Policial (SUP), el principal del cuerpo, que junto a la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP), ha pedido la dimisión del jefe de las UIP, José María Iguzquiza, y del Comisario General de Seguridad Ciudadana, Florentino Villabona. "67 policías heridos con lo protegidos que van es prueba de que algo se hizo mal".

El propio director adjunto operativo de la Policía Nacional, en una reunión con los secretarios generales de los sindicatos del cuerpo, reconoció errores en el operativo. "El dispositivo empieza mal desde el principio cuando se traslada por parte de los responsables a los mandos intermedios la orden de que hay que aguantar. Aguantar es intentar no cargar y si se hace que sea cuanto más tarde mejor. Y no disparar pelotas de goma", relata Miguel Ángel Fernández, del SUP. Y, sobre esta base, desde su sindicato encuentran que cada uno de los mandos cometió un error. El jefe de las UIP debería haber estado en la calle como máximo responsable, pero no estaba. Y el del Comisario General de Seguridad Ciudadana debería haber estado en el gabinete de crisis coordinando el operativo, pero estaba en la calle. "Si cada uno hubiera estado en su lugar se hubiera actuado mejor", asegura el agente.

 "67 policías heridos con lo protegidos que van es prueba de que algo se hizo mal"

Estos errores de coordinación provocaron que los agentes de la Policía Municipal de Madrid quedaran expuestos y fueran atacados por un grupo de manifestantes sin estar preparados para dar una respuesta. "Y su vida eligraba", dice Fernández. También se hubiese evitado que cruzara la manifestación en un momento crítico el camión de bomberos. "Era innecesario porque había poco fuego y no era peligroso para nadie. No iba a crear daños materiales ni a las personas". Se van sumando errores a la lista del operativo.

Desde el sindicato aseguran que el sábado por la tarde había 20 grupos, 50 policías por cada grupo. 1.000 antidisturbios en total. Una cifra diferente a los 1.700 de los que informaron el día previo a las movilizaciones. "Si se les hubiese dejado actuar como se tiene que hacer se hubieran podido evitar unos incidentes de esta magnitud", aseguran. "Teníamos informes de la Jefatura Superior de Madrid que decían que se esperaban altercados y aún así se dio la orden de aguantar. Los compañeros no pueden entender por qué no se les apoyó", añade Fernández, que supone que esas órdenes vinieron de cargos políticos.

Un subgrupo quedó aislado largos minutos y expuesto a la feroz arremetida de miles de manifestantes mientras hubo "un silencio en la emisora durante unos minutos que retrasa la respuesta. Pasan demasiados minutos sin apoyo". De los 15 policías de ese subgrupo, el 70% fueron heridos, algunos de ellos de gravedad. A uno le quitaron el casco a patadas y le abrieron la cabeza con una barrad de hierro. Por eso, denuncian que "ahí tenía que haber refuerzos y no los hubo".

"Si el operativo está bien planificado se disparan las pelotas mucho antes y no cuando la masa está cerca"

"Pensábamos que nos mataban", es la frase con la que muchos policías han descrito los sucesos del sábado, según recoge la UFP, que narra el enfrenamiento como "salvas de ruido contra pinchos y lanzacohetes". Así, arrojan un resultado de "31 policías literalmente masacrados en esa acción, hospitalizados con numerosas agresiones de consideración, alguno con 17 puntos de sutura, perdida de dientes". Además, hubo dos agentes que recibieron puñaladas con una muleta que llevaba pegado un tornillo, que atravesó los chalecos pero no llegó a herir a los policías. 

Sin embargo, pasado ese primer momento, los agentes se emplearon a fondo y dispararon una enorme cantidad de pelotas de goma contra los manifestantes y, como pudo observar la prensa, en muchas ocasiones disparaban a la altura del cuerpo y la cara, sin apuntar al suelo para que impactase de rebote, tal y como ordenan los protocolos de uso de este material antidisturbios. Fruto de los impactos de bolas de goma un periodista ha tenido que ser operado del ojo y un manifestante ha perdido un testículo. El SUP no niega que se disparase de esta forma: "Los policías se defendieron con todo lo que tenían ante una situación muy difícil. Si el operativo está bien planificado se disparan las pelotas mucho antes y no cuando la masa violenta está cerca, cuerpo a cuerpo, y es muy difícil alejarla". Una vez más, se toma una decisión a destiempo.

El domingoz decenas de agentes se concentraron frente a la comisaría Moratal a contra las "órdenes caóticas" de sus responsables y "hartos" de que cuestionen sus actuaciones, indignados porque Iguzquiza preguntó quién dio la orden de disparar pelotas de goma. "Esto es lo único que le importa a los que mandan. ¡Que rueden cabezas ya!", manifestaban los policías.

Este miércoles los policías se manifestarán en comisarías de toda España "En apoyo a los UIP y contra los violentos"

Y un día después, este lunes, los secretarios generales de los sindicatos se reunieron con el director adjunto operativo, pero éste les dice que no va a hacer ceses inmediatos y que va a abrir una investigación reservada, reconociendo que sí ha habido errore. Y que más adelante ya se valorarán posibles ceses. Esti ha provocado una indignación creciente en el cuerpo y los tres sindicatos, SUP, CEP y UFP, creen que el jefe de las UIP y el Comisario General de Seguridad Ciudadana deben dimitir en el acto.

Para este miércoles han convocado concentraciones en comisarías de toda España con el mismo lema: "En apoyo a los UIP y contra los violentos". En Madrid la protesta tendrá lugar en la comisaría de Moratalaz a las 12.00. Y en todas se leerá un manifiesto unitario que están redactando las tres organizaciones sindicales. Y esa tarde se volverán a reunir con el director adjunto operativo para tratar sus reivindicaciones y el estado de las investigaciones sobre el operativo.

La conocida web Foro Policía, en la que los agentes participan en debates públicos comentando distintos temas de su actualidad, muestra indignación entre muchos miembros del cuerpo. Pero los agentes hacen afirmaciones que podrían llegar a rozar el delito. Estas son algunas de los comentarios que han colgado en el foro:

- "Si no lo digo reviento...los gomazos del cuello para arriba es lo que hacía falta y cuantos más compañeros reventando cabezas mejor, no se merecen otra cosa estos mierdas y los que coordinaron el despliegue permitiendo que se quedaran solos los compañeros sin apoyo deberían coger el pocket y metérselo por la garganta...de milagro no hay policías muertos, desde aquí todo mi apoyo y pronta recuperación a los heridos."

- "El tirar la defensa para usar la pistola llegara, solo es cuestión de tiempo. La violencia de los radicales de ultraizquierda va en progresión geométrica y están muy cerca de que se cruce esa línea."

- "Estoy totalmente de acuerdo, he visto una situación en concreto donde hay un miembro de la UIP "desmayado" y digo desmayado porque podría estar muriéndose del tremendo adoquinazo que le pegan, los compañeros no se dan cuentan y repliegan todos excepto uno, a continuación a parecen tropecientos radicales y los apalean, y le tiran más a adoquines, no veo despropocionado que se hubiera sacado el arma...en este país pasa lo de siempre, tendrá que morir alguien para que se tome cartas en el asunto... y cuando llegue ese día espero que el miembro de la UIP se arriesgue a quedarse sin trabajo pero sea el que vuelva a casa..."

- "Al final tantos vídeos de policías ukranianos aguantando golpes, embites y cocteles han hecho mella en el subconsciente colectivo y muchos radicales se creen que la policía no puede llegar a usar el arma en aquellos supuestos que nuestra ley 2/86 autoriza. Quizás alguno se lleve una sorpresa el día de mañana coctel en mano y se preguntará que es lo que pasa mientras se apaga."