Publicado: 04.11.2015 12:27 |Actualizado: 04.11.2015 13:17

SíQueEsPot no investirá a Mas "ni por activa ni por pasiva"

Lluís Rabell asegura que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, le ha dicho que el presidente de Catalunya debe "estar vinculado con la hoja de ruta de JxSí y la CUP"

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
Lluís Rabell y Carme Forcadell./ EP

Lluís Rabell y Carme Forcadell./ EP

BARCELONA.- Los 11 diputados de SíQueEsPot en el Parlament no votarán a favor de la investidura de Artur Mas (JxSí) como presidente "ni por activa ni por pasiva". Lo ha dicho este miércoles en declaraciones a los medios en el Parlament el líder de SíQueEsPot, Lluís Rabell, tras reunirse con la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, en el marco de una ronda de contactos institucional previa al pleno de investidura.

Ha argumentado la negativa de SíQueEsPot a investir a Mas por su "políticas neoliberales", pero también porque quiere iniciar un proceso de ruptura unilateral que, según él, no cuenta con un aval democrático tras las elecciones del 27 de septiembre.



En la reunión, Rabell le ha comunicado a Forcadell que su grupo votará 'no' a la propuesta de que Mas sea presidente en el pleno de investidura que previsiblemente se celebrará el lunes, y hará lo mismo en caso de que se celebre una segunda votación. "No procede ni corresponde a la situación actual del país un Govern de CDC de una forma u otra", ha añadido, y ha asegurado que en el encuentro con Forcadell ni si quiera se ha planteado un candidato alternativo a Mas.

Según Rabell, la presidenta sí que ha apuntado a que el presidente debe "estar vinculado con la hoja de ruta de JxSí y la CUP", lo que reafirma la negativa de SíQueEsPot a investir a Mas.

También ha destacado que su grupo votará en contra de la propuesta de resolución independentista de JxSí y la CUP y defenderá la "declaración alternativa que ha presentado SíQueEsPot", y ha asegurado que ambos documentos se votarán en un pleno previo al de investidura.

Rabell ha sido el primero de la ronda de contactos que Forcadell debe mantener con los líderes de los partidos parlamentarios antes de convocar el pleno de investidura: su encuentro ha durado 40 minutos y posteriormente ha entrado en el despacho de la presidenta el líder de la CUP, Antonio Baños.