Publicado: 26.09.2015 18:34 |Actualizado: 26.09.2015 19:49

El sistema de partidos en
Catalunya cambia con el
27-S: Catalunya Sí que es Pot

ICV, Equo, EUiA y Podemos renuncian a sus marcas y ceden el protagonismo a una entidad unitaria, buscando el éxitos que han tenido en las municipales otras candidaturas similares

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6
Comentarios:
El candidato a la Generalitat por Catalunya Sí que es Pot, Lluis Rabell, con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, de Podemos, durante el acto electoral de cierre de campaña que la formación ha celebrado en la localidad barcelonesa de Hospitalet de Llobregat. E

El candidato a la Generalitat por Catalunya Sí que es Pot, Lluis Rabell, con Pablo Iglesias e Iñigo Errejón, de Podemos, durante el acto electoral de cierre de campaña que la formación ha celebrado en la localidad barcelonesa de Hospitalet de Llobregat. EFE/ Quique García

BARCELONA.- La oferta que encontrará el ciudadano catalán cuando se acerque a su colegio a escoger papeleta de voto este domingo será diferente a la de otras ocasiones. Si lo que busca son los líderes conocidos de los partidos que suelen encabezar las listas, también observará que el panorama es diferente, porque todos son nuevos en este papel.

Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) y Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) acordaron con Podemos la formación de una candidatura de confluencia, a la que invitaron a participar a otras organizaciones.

El precedente de Barcelona en Comú, que consiguió situar a Ada Colau como alcaldesa de la capital de Catalunya, las experiencias exitosas de candidaturas como la de Manuela Carmena en Madrid, José Maria González, Kichi, en Cádiz; Xulio Ferreiro en A Coruña, Martinho Noriega en Santiago, Joan Ribó en Valencia y tantas otras similares, pesaban más que suficiente para hacer ver a partidos de larga trayectoria la conveniencia de hacer un esfuerzo de generosidad, renunciar de alguna manera a sus marcas y ceder el protagonismo a una nueva entidad unitaria.

Los ecologistas de Equo decidieron sumarse a la iniciativa. Procés Constituent, por el contrario, no se puso de acuerdo para prestar su apoyo a esta ni a otra candidatura.



Como candidato a la presidencia de la Generalitat los artífices de Catalunya Sí que es Pot eligieron al activista vecinal más significado de Catalunya, Lluís Rabell, una persona con larga experiencia política en organizaciones de izquierda, pero nuevo también en las contiendas por una jefatura de gobierno. Hasta el momento de aceptar la responsabilidad de ponerse al frente de Catalunya Sí que es Pot, Rabell desempeñaba el cargo de presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona.

La número dos de Catalunya Sí que es Pot es Gemma Lienas, una escritora feminista, ex-militante socialista, que en las últimas elecciones municipales prestó apoyo a la candidatura de Ada Colau, concurriendo simbólicamente en uno de los últimos lugares de la lista.

Y el número tres es probablemente uno de los políticos más conocidos entre los que se presentan a estas elecciones. Se trata de Joan Coscubiela, que fue sindicalista y abogado laboralista, ex – secretario general de Comisiones Obreras de Catalunya y, años más tarde, diputado por ICV en las Cortes españolas.

Catalunya Sí que es Pot ha rechazado el carácter plebiscitario otorgado a estas elecciones por parte de los independentistas, ha insistido en la reivindicación del derecho de los catalanes a decidir sobre su futuro y ha basado su campaña en la defensa, por encima de todo, de la justicia social.

El apoyo de Podemos, muy visible durante la campaña, debido a la más que frecuente presencia e intervención de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en actos electorales, ha resultado determinante en la exposición de la oferta política de Catalunya Sí que es Pot.