Publicado: 26.09.2015 19:40 |Actualizado: 26.09.2015 20:15

El sistema de partidos en Catalunya cambia con el 27-S: Ciutadans

El desplazamiento del PP hacia el extremismo deja el terreno expedito a la formación naranja presentarse como un partido más moderado y moderno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas, y el presidente de la formación, Albert Rivera, durante su intervención en el acto de fin de campaña en la plaza Virrei Amat de Barcelona. EFE/Toni Albir

La candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Generalitat, Inés Arrimadas, y el presidente de la formación, Albert Rivera, durante su intervención en el acto de fin de campaña en la plaza Virrei Amat de Barcelona. EFE/Toni Albir

BARCELONA.-  La oferta que encontrará el ciudadano catalán cuando se acerque a su colegio a escoger papeleta de voto este domingo será diferente a la de otras ocasiones. Si lo que busca son los líderes conocidos de los partidos que suelen encabezar las listas, también observará que el panorama es diferente, porque todos son nuevos en este papel.

Ciutadans, el partido naranja se presenta con su denominación y marca original, pero su principal dirigente no aparece como candidato. Albert Rivera, que fue la persona que en su día puso su cuerpo desnudo en la publicidad electoral para hacerse visible en el escenario político, tiene claro que ahora su objetivo es la presidencia del Gobierno español.



Para sustituirle eligieron a Inés Arrimadas, de 34 años, la única mujer entre quienes aspiran a la presidencia de la Generalitat. Es abogada y cuenta con la experiencia de haber sido diputada en el Parlament de Catalunya y portavoz adjunta de su grupo.

Ciutadans es también una de las organizaciones que previsiblemente alterarán los equilibrios conocidos hasta ahora, sobre todo porque todo indica que será el grupo que más crezca. Se colocará probablemente como la segunda fuerza en el Parlament, y como la primera entre los unionistas, gracias en buena medida, a los votos que le arrebata al Partido Popular.

Los diputados de Ciutadans, en su actividad parlamentaria, a menudo han cerrado filas con el PP, en las políticas de recortes y en contra de la consideración de Catalunya como un sujeto político soberano y por ello en contra también del reconocimiento de su derecho a decidir como pueblo. Juntos, PP y C’s, también han batallado a favor de las directrices del ministerio de Educación y en contra de la inmersión lingüística en las escuelas. Salieron juntos también a la calle en manifestaciones españolistas, pero el desplazamiento del PP hacia el extremismo ha dejado el terreno expedito a C’s para presentarse ante los electores como un partido más moderado y moderno.

Cuentan con que, tras las elecciones, las formaciones encabezadas por García Albiol y Miquel Iceta (PP y PSC, respectivamente) les prestarán apoyo para hacer frente al “separatismo”.