Publicado: 26.09.2015 19:52 |Actualizado: 26.09.2015 22:12

El sistema de partidos en Catalunya cambia con el 27-S: La CUP

Las encuestas auguran un fuerte ascenso del partido que irrumpió en el Parlament en las anteriores autonómicas, que hecho una campaña abiertamente rupturista

Publicidad
Media: 4
Votos: 3
Comentarios:
El miembro de la Candidatura d'Unitat Popular, CUP, Antonio Baños, durante el acto electoral de cierre de campaña que su formación ha celebrado en la localidad barcelonesa de Badalona. EFE / Alejandro García

El miembro de la Candidatura d'Unitat Popular, CUP, Antonio Baños, durante el acto electoral de cierre de campaña que su formación ha celebrado en la localidad barcelonesa de Badalona. EFE / Alejandro García

BARCELONA.- La oferta que encontrará el ciudadano catalán cuando se acerque a su colegio a escoger papeleta de voto este domingo será diferente a la de otras ocasiones. Si lo que busca son los líderes conocidos de los partidos que suelen encabezar las listas, también observará que el panorama es diferente, porque todos son nuevos en este papel.

Si hay que hacer caso de los pronósticos, una de las novedades será el ascenso de una fuerza que ya irrumpió en Parlament en las elecciones de 2012. La CUP (Candidatura d’Unitat Popular), que se presentaba entonces por primera vez, consiguió tres escaños.
Un periodista, David Fernández, que había encabezado la lista por Barcelona, en su estreno como diputado ya dejó claro, con una intervención culta y dedicada a la defensa radical de derechos elementales de la persona, que la voz contra el sistema había entrado en la institución. Se hizo oir y todo indica que ahora lo hará con un grupo bastante más numeroso.

Fernández ahora no se presenta, para cumplir con el compromiso de la rotatividad en los cargos, pero la CUP se reinventa y da el mayor protagonismo a otro profesional de la información independiente, Antonio Baños, que junto al resto de candidatas y candidatos, ha hecho una campaña abiertamente rupturista con el poder económico y político, español y europeo.



La CUP, que tiene sus orígenes en el independentismo histórico extraparlamentario, se autodefine como organización asamblearia, reivindica el socialismo y defiende la independencia para los Països Catalans. Su base de apoyo se encuentra, sobre todo, en colectivos de ámbito municipal.

Poco tiene que ver esta fuerza con la de otras candidaturas de Unidad Popular que aparecieron en las pasadas elecciones municipales en muchas ciudades y pueblos del Estado español. Tienen en común la intención de construir espacios de confluencia, y de hecho, la CUP catalana, arraigada desde sus inicios en todo el territorio, se ha presentado en solitario pero también en alianzas muy diversas, de acuerdo con las decisiones tomadas por su organización en cada localidad.

En esta ocasión lo hace como CUP-CC (Candidatura d’Unitat Popular-Crida Constituent), porque también integra a algunas organizaciones y grupos de izquierda.