Publicado: 13.11.2016 12:18 |Actualizado: 13.11.2016 17:50

El soberanismo catalán hace oír su voz contra la judicialización de la política

Unas 80.000 personas de toda Catalunya se concentran contra la judicialización de los cargos electos. Las entidades convocantes prometen más unidad y protesta en la calle cuando se amenace la soberanía de las instituciones catalanas.

Publicidad
Media: 3.58
Votos: 12
Comentarios:
Concentración en Catalunya convocada por Òmnium Cultural, Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Associació de Municipis per la Independència (AMI).

Manifestantes llenaban la avenida frente a las fuentes de Montjuic media hora antes del inicio del acto.

BARCELONA.- “Comienza la hora de la movilización permanente”, advertía Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, frente a miles de personas llegadas de distintos puntos de toda Catalunya a la avenida Maria Cristina de Barcelona. Unas 80.000 personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado la mañana del domingo contra la judicialización de los cargos electos y en defensa de las instituciones catalanas, lo que ha obligado a cortar el tráfico de la Plaça D'Espanya.

Las entidades convocantes, la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC), han demostrado, una vez más, que todos sus llamamientos a pie de calle tienen una respuesta ciudadana masiva, siempre pacífica y de ambiente festivo. El cerco del Tribunal Constitucional (TC) a la desobediencia de las instituciones catalanas (y sus representantes), y la negativa al diálogo con el Govern del renovado Ejecutivo del PP auguran un 2017 de más protestas a pie de calle.



Los portavoces de las entidades organizadoras han coincido en señalar que, más que un desafío a la independencia, lo que está en peligro es la democracia de Catalunya. Por ello, han llamado a la unidad y movilización pacífica del pueblo catalán cuando se amenace la soberanía de sus instituciones o gobernantes. “Esto no va de manifestaciones el 11S o días históricos. Lo que está en juego es la democracia y tenemos que permanecer unidos”, ha expresado Cuixart. “Si atacan a cualquier cargo o institución, atacan a todo un pueblo”, ha advertido en un mensaje dirigido al Gobierno español.

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha defendido la protesta a pie de calle “cuando sea necesaria” y ha asegurado: “No hay revolución democrática en el mundo más potente que la nuestra”.

Neus Lloveras, presidenta de la AMI, ha sido la única en hacer una referencia explícita al mandato independentista de “referéndum o referéndum”, aunque ha apelado a “la unidad de todos los demócratas” para “poder decidir”. “Este movimiento es imparable”, ha defendido. Lloveras ha criticado que, después de seis años de reivindicación independentista, el “Estado ha intensificado el juego sucio” con una judicialización política “sin precedentes”.

Como se ha anunciado durante el acto, en Catalunya hay 407 procesos abiertos contra las instituciones catalanas, de los cuales 260 recaen sobre entes locales como los ayuntamientos.

Manifestantes llenaban la avenida frente a las fuentes de Montjuic media hora antes del inicio del acto.

Manifestantes llenaban la avenida frente a las fuentes de Montjuic media hora antes del inicio del acto.

El acto también ha sido una muestra de apoyo a todos los cargos públicos sobre los que pesan resoluciones judiciales, como la actual presidenta del Parlament, Carme Forcadell, amenazada con ser inhabilitada por permitir las votaciones en el pleno catalán de las conclusiones del proceso constituyente catalán. Forcadell estaba presente en el acto, junto a otros miembros del Ejecutivo catalán como Oriol Junqueras o Raül Romeva; y encausados del anterior Govern por organizar la consulta del 9N de 2014 como el expresidente Artur Mas o los consejeros Joana Ortega, Irene Rigau y Francesc Homs. Los manifestantes portaban sus imágenes con el mensaje de “estamos con vosotros” y mostraban con grandes letras su rechazo a las sentencias constitucionales: “Adiós TC” o “desobediencia”.

El president Carles Puigdemont ha seguido la concentración en directo desde su pueblo natal Amer (Gerona), donde este domingo era distinguido con una medalla de oro.

También estaban presentes los ediles locales como la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, detenida hace unos días por haber ignorado las órdenes judiciales para que fuera a declarar por colgar una 'estelada' en el balcón del Ayuntamiento; o el concejal de la CUP de Vic, Joan Coma, acusado por haberse pronunciado a favor de la desobediencia del Estado.

La multitud, ondeando centenares de estelades y a gritos de “fuera la justícia española” o el tradicional “independencia”, ha demostrado que volverá a salir a la calle ante la acusación judicial de cualquiera de sus representantes. “No fallaremos a ningún cargo electo perseguido por un Estado impropio. No tengáis nunca miedo”, ha llamado Jordi Cuixart a los manifestantes, a lo que ellos han respondido: “No tenemos miedo”.

Manifestantes llenaban la avenida frente a las fuentes de Montjuic media hora antes del inicio del acto.

Manifestantes llenaban la avenida frente a las fuentes de Montjuic media hora antes del inicio del acto.

Además de representantes de las fuerzas independentistas como Junts pel Sí, ERC o la CUP; han estado presentes los tenientes de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona, Gerardo Pisarello y Jaume Asens, y el presidente de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell. La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, también ha aparecido para dar apoyo a los miembros de su Gobierno municipal que decidieron abrir el pasado 12 de octubre, pese a la prohibición judicial.

Ha sido al inicio del acto cuando se han enumerado todas las leyes catalanas suspendidas por el TC -muchas de contenido social-, como la de emergencia habitacional o la que prohíbe las corridas de toros, y el número de cargos políticos pendientes de juicio que en su mayoría han participado en la concentración. Además, se ha querido lanzar un guiño a Europa cuando ha sonado el Himno de la Alegría mientras se leían algunos artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en defensa de la libertad de expresión.

Al final de la movilización, con la música de Els Segadors, todos los dirigentes políticos (investigados, procesados o no) se han subido al escenario para agradecer el apoyo popular ante un público más adulto que joven. A diferencia de anteriores reivindicaciones soberanistas, en ésta han sonado canciones catalanas como Llença't de Lax'n Busto o L'estaca de Lluís Llach (ahora diputado del partido de JxSí).