Publicado: 21.10.2014 14:34 |Actualizado: 21.10.2014 14:34

Los soberanistas catalanes, en busca de la unidad perdida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un mes después de que la Vía Catalana reuniera a centenares de miles de personas reclamando la independencia de Catalunya, Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) volvieron a demostrar su poder de convocatoria este domingo en la Plaça de Catalunya de Barcelona. En este tiempo, el Tribunal Constitucional impugnó la ley de consultas firmada por el president Mas y éste rompió el consenso alcanzado con los partidos soberanistas anunciando un 9-N que ya no es una "consulta", sino un "proceso participativo". Las 4.000 urnas previstas para la consulta se quedarán en un máximo de 600 y sólo se podrá votar en 250 municipios de los 947 que hay en Catalunya.

Estos cambios provocaron que el grito más repetido durante la concentración de este domingo no fuera el clásico "independencia", sino "unidad". Y eso fue precisamente lo que pidieron al president tanto Òmnium como la ANC, un mandato que este lunes parecía que empezaba a tomar forma. El portavoz del Gobierno, Francesc Homs, anunció acuerdos con la CUP para recuperar la "unidad técnica", aunque la formación independentista lo negó a continuación y aclaró que no se trataba de un acuerdo bilateral, sino que estaba abierto al resto de fuerzas soberanistas. Por otro lado, ERC y ICV acordaron pedir elecciones inmediatas a Mas y este martes se reunirán con la CUP para cerrar una propuesta conjunta sobre el 9-N. A todo esto, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha pedido reunirse con Mas.

Excepto ICV-EUiA, todos los partidos pro-consulta ven con buenos ojos el nuevo 9-N, pero discrepan sobre las elecciones plebiscitarias para declarar la independencia, unos comicios que la ANC ha pedido para dentro de tres meses a cambio de dar su apoyo al 9-N.

El consenso que existía alrededor de la consulta tal y como estaba pensada antes de la suspensión del TC parece lejos de recomponerse, al menos en los mismos términos que al inicio del proceso. A menos de un mes para la fecha clave y en un escenario que cambia día a día, Público resume las posiciones de los partidos soberanistas. 

CDC

¿Cuál es su posición ante el nuevo 9- N?

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha apoyado la propuesta de Mas para el próximo 9-N porque "da viabilidad al mandato democrático de poner las urnas con todas las garantías", afirmó recientemente el coordinador general de CDC, Josep Rull, que advirtió además que no es un paso atrás, como piensa ICV-EUiA, por ejemplo, sino "un paso hacia adelante del presidente y del pueblo catalán". Aun así, Rull manifestó también que la formación que lidera seguirá trabajando "para reconstruir la unidad debilitada". "Estamos convencidos que desde la unidad somos imparables", concluyó.

¿Cuál es su posición ante unas futuras elecciones plebiscitarias? 

Rull argumentó que las elecciones son otro hito, al margen del 9-N, y que CDC quiere que tengan "carácter plebiscitario, lista única y programa conjunto".

UNIÓ

¿Cuál es su posición ante el nuevo 9- N?

El pasado domingo, el líder de Unió, Josep Antonio Duran i Lleida, insistió en la importancia de que la consulta se celebre el próximo 9 de noviembre, a pesar de que sea en unos términos distintos a los que inicialmente pactaron los partidos del bloque soberanista. "Queremos que el país pueda expresar lo que quiere para el futuro. Espero y deseo que nadie impida llevar a cabo este proceso de participación, porque este sí que no tiene otra posibilidad que poderse realizar. El 9-N es sentimiento, ilusión y deseo", remarcó.

¿Cuál es su posición ante unas futuras elecciones plebiscitarias? 

Duran criticó la eventual celebración de unas elecciones plebiscitarias si tienen por principal objetivo aprobar un Declaración Unilateral de Independencia, como ha pedido ERC. "Si es para declarar unilateralmente la independencia al día siguiente, no estoy de acuerdo", dijo tras resaltar que no le preocupa "la lista, sino qué hacer con la lista". 

ERC

¿Cuál es su posición ante el nuevo 9- N?

"Nosotros querríamos que el Govern volviera a la consulta, que es lo que generaba unidad y consenso", explica ERC a Público por correo electrónico. "Si Mas decide seguir adelante con el proceso participativo, nosotros apoyaremos e intentaremos fortalecer al máximo este proceso. Prueba de ello es que todos nuestros diputados se han hecho voluntarios", insiste la formación. "En cualquier caso, no perdemos de vista que la auténtica votación que nos dará el mandato democrático que necesitamos son unas elecciones que deberían ser lo más pronto posible", añade.

¿Cuál es su posición ante unas futuras elecciones plebiscitarias? 

"Lo que tenemos claro es que es necesario definir el 'qué' antes que el 'cómo' y el 'quién'", argumenta la formación liderada por Oriol Junqueras. "Lo importante es definir que lo que hay que hacer es proclamar y ejercer la independencia porque no podremos negociar de tú a tú con el Estado español hasta que no dispongamos de un Estado independiente. Si nos ponemos de acuerdo sobre este punto, nos podremos poner de acuerdo fácilmente sobre la manera más adecuada para concurrir a las elecciones", concluye ERC.

CUP

¿Cuál es su posición ante el nuevo 9- N?

La CUP apoya el proceso participativo del 9-N. Su líder, David Fernández, dijo el lunes en una entrevista a Catalunya Ràdio que "el proceso participativo debe mantenerse por respeto a la gente y a su voluntad de votar". "Es una etapa más hacia la plena libertad", afirmó tras señalar que la CUP lo ve como "un acto de ruptura democrática y de desobediencia". Para la CUP, afirmó, el 9 de noviembre debería suponer "una movilización desbordante", para lo cual "lo deseable sería que como mínimo haya dos millones de votos".

¿Cuál es su posición ante unas futuras elecciones plebiscitarias? 

La CUP no irá en una única lista electoral unitaria del bloque independentista en las elecciones catalanas plebiscitarias. Sobre la declaración unilateral de independencia que preconizan ya diversos partidos, David Fernàndez apuntó que la CUP está a favor "pero, siempre y cuando, la independencia quede refrendada en un referéndum de autodeterminación posterior".

ICV-EUiA

¿Cómo actuarán ante el nuevo 9-N?

Saldrán a a la calle, pero no pedirán el voto. "El 9-N debe ser una jornada de lucha y movilización. Ya no es lo que estaba previsto y el presidente se ha sacado de la manga un proceso participativo porque seguir con la consulta le provocaba una deriva que no controlaba y porque la propia consulta es una elemento de ruptura con las fuerzas del régimen, con el bipartidismo". Así resume el escenario actual el coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet. "Mas se ha cargado la consulta y lo que pasará el 9-N será una especie de encuesta en la que, sobre todo, participará la gente más independentista, así que no digan que el resultado es la opinión del pueblo de Catalunya porque no es verdad". A pesar de la "ruptura de confianza total y absoluta de la confianza", tras el planteamiento unilateral de Mas, Nuet afirma a Público que ICV-EUiA estará en la calle el 9-N "para decir al PP y al centralismo que le precoeso sigue vivo. No vamos a permitir que el portavoz de la gente que no vaya a votar sea el PP". No pedirán el voto pero recogerán firmas para denunciar a las instituciones europeas y al Tribunal de Derechos Humanos de las Naciones Unidos que en Catalunya no se ha podido votar con garantías democráticas."La consulta ha sido secuestrada por un presidente y por un Gobierno y no podemos aguar la movilización y la respuesta unitaria. No dejaremos de decirqué ha hecho y qué no ha hecho el president porque no podemos vivir en una sociedad engañada", concluye.

¿Cuál es su posición ante unas futuras elecciones plebiscitarias?

"Nosotros no queremos elecciones plebiscitarias ni una candidatura unitaria. Queremos elecciones adelatadas con carácter constituyente", responde Nuet. "Las plebicitarias son un concepto de sí o no al presidente y de sí o no al proceso que el presidente ha diseñado y no lo aceptamos. Quremos una elecciones constituyentes para poder decidirlo todo, para comenzar un nuevo país, libre, desde el punto de vista nacional, pero también libre de corruptos y de recortes", puntualiza Nuet, que acusa a Mas de pretender "esconder el modelo de país detrás del debate de la independencia".