Público
Público

Los soberanistas tachan la sentencia de Mas de "indigna y antidemocrática"

La condena de Mas, Ortega y Rigau desata, como era de prever, un aluvión de reacciones a favor y en contra. Desde el PP y Ciudadanos creen que el TSJC ha mandado un claro mensaje al Govern de que el camino de la independencia está agotado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz de ERC y diputado de Junts pel Sí, Sergi Sabrià, atiende a los medios para valorar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). | ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

La condena de Artur Mas y de las exconselleras Irene Rigau y Joanna Ortega por el 9-N ha suscitado, como era de prever, un aluvión de reacciones a favor y en contra. Los soberanistas han demostrado su disgusto y malestar con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que tildan de "antidemocrática", mientras que desde el campo contrario, con el PP a la cabeza, se considera que el TSJC ha dado un "duro golpe" al independentismo catalán.

Entre los soberanistas, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha tildado de "indigna y antidemocrática" la sentencia del TSJC. En rueda de prensa desde la sede de ERC en Barcelona, ha acusado al Estado de "utilizar los juzgados para intentar parar la democracia" y ha asegurado que su partido continuará trabajando para cumplir el mandato que obtuvieron en las elecciones del 27 de septiembre de 2015.

Sabrià ha añadido que el proceso soberanista sigue, "por mucho que inhabiliten políticos por poner las urnas, que hagan un Tribunal Constitucional a medida para parar la democracia o que intenten fabricar pruebas desde las cloacas del Estado".

Gabriel Rufián, diputado de ERC, también ha querido dejar su opinión sobre la sentancia. Habla por sí sola.

Muy distinta ha sido la reacción de Xavier García Albiol, líder del PP en Catalunya: "Esta sentencia es un golpe muy duro para Convergència y para el Govern, y al mismo modo para aquellos políticos que continúan queriendo romper la sociedad catalana. Es importantísimo que el señor Puigdemont, el señor Junqueras y los suyos tomen nota que en España se deben acatar las leyes y no se puede actuar al margen de la legalidad en función de unos intereses partidistas o ideológicos".

En un terreno neutral se mueve Podemos. El secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique, ha expresado su respeto a la sentencia que condena a dos años de inhabilitación al expresiente catalán Artur Mas por mantener la consulta independentista del 9N, pero ha dejado claro que no la comparte porque no cree que poner urnas deba ser delito: "No nos parece que poner urnas tenga que ser delito. Por supuesto que respetamos las sentencias judiciales, pero podemos no estar de acuerdo con su contenido", ha dicho Echenique.

Pablo Iglesias ha incidido, a través de Twitter, en esa idea de que poner urnas nunca puede ser delito, pero no ha querido obviar los vínculos de Artur Mas con el pujolismo y la corrupción.

Desde el PSC, Salvador Illa, su portavoz y su secretario de Organización, ha asegurado hoy que "acatan y respetan" la sentencia, pero ha querido dejar claro que "el camino de la judicialización no conduce a nada", y ha reclamado a los gobiernos central y catalán que "rectifiquen el rumbo actual" y apuesten por el diálogo y por una reforma de la Constitución en sentido federal. "Nos congratulamos porque la condena sea la menor posible por el delito de desobediencia, descartando así la prevaricación, y aprovechamos para pedir que termina esta vía de judicialización", ha dicho Illa.

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha asegurado que "la vía del referéndum pactado es una vía muerta". Considera que "el Estado de excepción ya ha comenzado", y que "es una sentencia antidemocrática y vergonzosa".

En este sentido, ha afirmado que el dictamen de los jueces era previsible "conociendo cómo funciona el Estado y sus poderes fácticos, y lo politizada que está la justicia española".

Cree que con este Estado no se puede esperar "ningún tipo de diálogo" e insta a las fuerzas que defienden el referéndum pactado a que dejen de hacerlo.

"Les instamos a que abandonen ese sueño irreal", ha dicho Boya, y ha llamado a todos los que quieren que Catalunya celebre un referéndum por la vía democrática a que no pongan obstáculos y ayuden a buscar soluciones para conseguirlo.

Menos contemporizadores se han mostrado desde Ciudadanos. "La sentencia es también un mensaje para el president Puigdemont. No convoque un nuevo 9-N, su mandato está agotado y lo que tiene que hacer es convocar elecciones", ha dicho Carlos Carrizosa, quien también ha añadido: "Ahora los que se definían como salvapatrias se autodefinirán como mártires".

También ha expresado su opinión, a través de la red social Twitter, la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell: "Todo mi apoyo a Mas, Ortega y Rigau ante esta sentencia injusta. La democracia de no inhabilita, se ejerce".